Arxius de May, 2006

El sábado estaba con mis amigas en la cafetería cuando una de ellas, que se había comprado un portátil, me expuso una serie de dudas sobre la instalación de los programas: según ella, con el portátil le venían dos CDs, en uno Windows XP y en el otro los programas. Después de varias preguntas sobre qué había hecho con los programas, acabé deduciendo qué eran exactamente esos programas: los drivers. Lo peor es que aunque los portátiles de marca suelen venir preconfigurados de fábrica y únicamente incluyen los CDs por si en alguna ocasión tienes que formatear, ella había instalado el XP de cero! No sólo eso, sino que varias veces, y en un momento del proceso lo tenía instalado en dos particiones!

Pero tener dos Windows no es malo, no?

Mujer, malo, malo, no… Pero un poco ineficiente…

Esta pregunta inocente abrió la veda para el consultorio informático, y otra amiga me preguntó por su antivirus. La conversación fue tal que así:

[Ella] Es que me compré el Norton y ahora me dice que ha caducado la licencia, y para seguir usándolo me dice que tengo que volver a pagar… la mitad de lo que pagué entonces! Es normal?
[Yo] mmm… Pozí. Es lo que tienen las licencias, que caducan y tienes que pagar.
– Pero es que es mucho dinero!
– Ya, pero es lo que hay. También puedes hacer como la mayoría de la gente [yo no, eh? :P] y tenerlo pirata…
– Sí, pero es que no sé hacerlo. Entonces, si al final lo renuevo, cómo me lo cobran, por el cable… me vendrá en la factura del ADSL?
[Cris con cara de poker] Nop. A ver, lo compraste por Internet?
– No, en una tienda. Pero ahora me sale una pantallita para que lo renueve.
– Bueno, pues en esa pantallita si le dices que sí, te pedirá los datos de tu tarjeta y te lo cobrarán ahí, pero no tiene nada que ver con la factura del ADSL…

Me acabo de acordar de otra, de la misma chica del Norton. Hablábamos de las redes WiFi, y una tercera chica decía que ella en su casa pillaba 3 pero que no podía conectarse. Yo dije que estarían encriptadas, y lo típico, preguntó si se podía saltar esa protección. Yo dije que poder, se puede, pero según cómo estuviera protegido podría ser más o menos difícil… Y entonces la del Norton pregunta:

Entonces cualquiera se puede conectar a mi Internet? Porque yo no he hecho nada…

Bueno la frase por sí misma no mata, pero si añadimos el contexto, en el que ella tiene Internet hace años, cuando no regalaban los routers WiFi como ahora, o sea que tiene un router normalito… Es poco probable que se conecten a su red wireless invisible 😛

La semana pasada en el trabajo, al abrir un documento de Word, me dio un error bastante absurdo.

La impresora no ha respondido todavía, pero puede que el programa de Microsoft Office pueda continuar sin la información de la impresora. ¿Desea continuar o esperar a la impresora?

Tal como está formulada la pregunta y las respuestas (sí o no), la frase no tiene sentido. Si digo que sí, es que quiero continuar o esperar a la impresora? Si digo que no, es que no quiero ni continuar ni esperar a la impresora?

Este fin de semana he podido acabar de ver la 8a temporada de Expediente X y el inicio de la tercera de Alias (en Cuatro).

Expediente X
El sábado acabé con la 8a, y en general me gustó, el último capítulo doble está bastante bien. Me sorprendió (si no la has visto no sigas leyendo porque a lo mejor te spoileo) que cuando intentan sacar a Scully del edificio del FBI, porque los van persiguiendo dos abducidos-devueltos-como-alienígenas, aparezca Krycek y Mulder le confíe a Scully para que la lleve al parking, donde Doggett y Reyes la esperan con el coche. En un momento crítico, Mulder confía ciegamente en un tío en el que no se puede confiar. No lo entiendo (y pese a todo, Krycek ejecuta bien su cometido). Tampoco me gustó la muerte de Krycek (no el hecho de que muera, sino la escena en sí).

Por cierto, hablando de Krycek, el domingo fuimos a ver Caos, una de las peores películas (comparte el honor con Firewall) que hemos visto en los últimos tiempos (para no spoilear sólo diré una palabra: supervirus :P), pero me hizo gracia ver al actor que interpretaba a Krycek, Nicholas Lea.

Volviendo al tema, también vi los extras de la 8a temporada, y me llamaron la atención un par de curiosidades del documental sobre la temporada completa: la primera, el cambio de la careta inicial, no la habían cambiado en 7 años por superstición, pero se vieron obligados por el cambio de protagonistas, además añadieron referencias al embarazo de Scully y a la desaparición de Mulder, todo esto por lo visto generó muchas protestas por parte de los fans, que adoraban la careta original; la segunda, que los creadores sabían que la introducción de otro personaje para sustituir a Mulder (Doggett) no iba a gustar a los fans, así que en la primera escena en la que aparece Doggett, Scully le tira un vaso de agua a la cara, como estableciendo que Scully y Skinner no iban a olvidar a Mulder y no iban a dejar que Doggett entrara fácilmente en sus vidas.

El detalle curioso (atención spoiler, if 8thseason !seen then goto next_paragraph): la ironía de ver a Robert Patrick (que encarnó al Terminator malo en Terminator 2) disparando a Billy Miles (otro abducido-devuelto-como-alienígena), sin que a éste le afecten las balas.

Alias
Después de ver los dos primeros capítulos de la tercera temporada (aunque el primero sólo lo pude ver a trozos porque la cinta en que lo grabé agonizaba, me lo estoy bajando para verlo en condiciones), estoy como Sydney: perdida. Que Arvin Sloane se haya vuelto bueno creo que no se lo cree nadie, no? Es decir, no dudo que haya hecho cosas buenas en estos dos años pero estoy segura de que es parte de su master plan. Que Jack Bristow contacte con Irina Derevko por messenger es hilarante, y más cuando le habla en mayúsculas (no sabe que es gritar?). Pero que encima ahora parezcan una pareja feliz (con te echo de menos de ambos incluidos), WTF??!! No dejo de repetirme: han pasado dos años, eso es mucho tiempo para que las cosas cambien, todo lo que está pasando es normal… pero no funciona 😛

Pero el mayor WTF??!! se lo merece el que una agente de la CIA que ha estado perdida dos años, se escape de una misión (a la que fue gracias a una mentira), consiga recuperar unos planos que fueron robados a la CIA, se presente en el cuartel general, amenace con destruir los planos si no liberan a su padre (que está en prisión sin poder recibir visitas por haber contactado con una terrorista fugada), la CIA ceda al chantaje… y padre e hija sigan trabajando en la CIA como si tal cosa!

Por otra parte, el discursito que le echa Sydney a Vaughn respecto a tener fe y esperar al otro (tipo La Princesa Prometida: Death cannot stop true love. All it can do is delay it for a while. :P), me sobraba bastante en este caso (habían identificado su ADN, estaba muerta a todos los efectos, no es como en La Princesa Prometida que, a parte de que entonces no existían pruebas de ADN y no tenían el cuerpo de Westley, es un cuento!! :P).

El detalle curioso: Jack Bristow ha mudado de voz. Una vez me indigné porque le habían cambiado la voz a Angel en Buffy, pero al consultar la base de datos de eldoblaje.com descubrí que el doblador original de Angel había muerto… Pero esta vez parece que Manolo García continúa en activo… Por qué será, entonces?

Kibuka
Ya pasó mi día, lo peor es que los 25 se quedan conmigo 🙁

Pero bueno, la celebración de ayer estuvo bastante bien. Primero quedé con mis amigas para ir a tomar algo, fuimos a una cafetería del barrio que no conocía pero me encantó (salvo por los 3 que teníamos en la mesa de al lado que no paraban de gritar, pero por suerte enseguida se marcharon). Un día tengo que volver y probar los crêpes o los gofres, que dicen que los hacen muy buenos, pero ayer era tarde y quería reservar espacio para la cena ;). Eso sí, no tuvimos piedad con los batidos! Venden helados artesanales, y puedes pedir que te hagan un batido (supongo que lo licuan) del sabor que quieras… Yo me pedí uno del sabor del verano: banana y chocolate (es que el frapuccino del Starbucks de este verano es de banana, y está buenísimo!! Le estoy poniendo los cuernos al frapuccino de caramelo…).

Regalos de mis amigas
En la foto están los regalos de mis amigas. El de la izquierda es una funda, ellas pensaron en el iPod cuando la compraron pero la verdad es que para mí son mucho más cómodos los iSocks, que en un momento (sin tener que abrir ninguna cremallera ni nada) saco el iPod para pausarlo, subir o bajar el volumen, etc. Pero instantáneamente le encontré otra utilidad, como funda para mi cámara. Hasta ahora (y la cámara tiene 2 años y medio) he utilizado la funda de mi ratón inalámbrico (cabía perfectamente, pero esta funda verde es más bonita que la negra del ratón). Hablando de ratones, también me regalaron una alfombrilla. Fue gracioso porque me preguntaron si ya tenía una… Hombre, claro que tengo, pero considerando que mi padre es informático, toda la vida en casa se han utilizado alfombrillas publicitarias que él traía de las ferias a las que iba. Ésta está bien porque a parte de ser completamente mate (con lo que el ratón óptico no se ralla), es de un material duro, con lo que no se abombará con el tiempo (como ocurre con las cutres publicitarias :P). La postal de felicitación es el envoltorio de la alfombrilla.

Y a la derecha de la foto, un Sudokube!! Todavía no me he atrevido a moverlo… pero sí me he dado cuenta de una cosa: este cubo de rubik es incluso más difícil que el original! Porque así como en el original sabes que dos cuadraditos van en la misma cara porque tienen el mismo color, aquí los cuadraditos de la misma cara son diferentes! Sólo comparten la orientación de los números, pero digo yo que debe ser difícil adivinar la orientación cuando el cubo está mezclado.

Había quedado con Salva a las 20:45h, y como Mery, Silvia y Laura habían quedado para cenar a las 21:30h, no se iban a ir a casa, así que nos fuimos a una plaza que hay cerca de mi casa (yo a esperar que Salva viniera, y ellas a pasar el rato). Laura Judith (en total éramos 5 en la cafetería, Natalia estaba mirando muebles y no llegó a tiempo) se fue a casa. Salva me llamó diciendo que estaba parado en Santa Coloma, así que para hacer tiempo pensamos que Mery podía enseñarme su piso (que está en el edificio donde yo vivía antes, hubiéramos sido vecinas de enfrente!). Pero cuando llegábamos al portal, vi a Salva en el mío (están al lado, mis padres no hicieron una mudanza drástica :P), así que me quedé sin ver el piso… Otra vez será.

Allí mismo Salva me dio el primer regalo, que anunciaba el monotema de todos los regalos. Como teníamos un poco de prisa (eran las 21h pasadas y el restaurante, en el que teníamos reserva a las 22h, está en Gràcia, algo lejos), fui abriendo el resto de los regalos en el coche (íbamos hacia La Maquinista a aparcar), que iban en un maletín verde (obviaré lo de la salud mental :P): jabón de manzana, y un set de ducha (gel, body milk y sales de baño). Todo de manzana, por supuesto!

Trío de ducha
Nunca le he visto mucha gracia a los baños (en el capítulo de Friends en que Monica le enseña los placeres del baño a Chandler me siento identificada con él al principio :P), pero viendo el bote de sales, me entran ganas de darme uno! (a lo mejor me pasa como a Chandler y acaba gustándome!)

Camino de La Maquinista también me dio otro regalo, mi segunda porción de iMac! El 2,98% de ahora más el 1,49% de nuestro aniversario… ya tengo un 4,47%! Yo creo que en unos años tendré un iMac core N 😛

Pero todavía no han acabado los regalos! Una vez aparcados en La Maquinista (nos costó horrores!), me dio los dos últimos. El regalo offtopic es un sofá para el móvil… y el regalo estrella, el perfume DKNY, Be delicious!

100% pure New York
Me encanta el frasco con forma de manzana, pero lo mejor es el olor a manzana!

Me hubiera gustado tomarme más tiempo para abrir los regalos con calma, porque me gusta disfrutar con cada pequeña cosa, pero como teníamos prisa (y odio llegar tarde), hasta rompí los papeles (no me gusta hacerlo) para abrirlos más rápido… Pero me gustaron todos muchísimo!

Al final llegamos al Kibuka poco después de las 22h. El sitio es pequeño y acogedor, me gustó la decoración. Lo que más me sorprendió es que me atendieran en catalán, jaja! Los japos a los que habíamos ido los camareros siempre eran japoneses, en cambio en este vimos a poco japonés (según ComerJaponés, está regentado por brasileños). Pero puedo decir que es el mejor japo al que he ido (por algo le he puesto su nombre al post :P). Los Yakisoba (tallarines salteados con verduras) eran buenísimos, probamos la tempura de cangrejo (no recuerdo el nombre japonés), que aunque a mí visualmente me dio un poco de grima ver el cangrejo por dentro, estaba buenísima. Pero lo mejor es el sushi. Tenemos que volver otro día y atiborrarnos de sushi (maki y nigiri), porque esta vez sólo probamos makis… pero qué makis! Primero un Amazonia-Uramaki (uramaki son los que llevan el alga por dentro y el arroz por fuera), que es parecido al California-Uramaki (nuestro preferido del japo de Mataró), con aguacate y lechuga, pero además lleva salmón. Después nos trajeron un Spicy-Tuna Maki, un maki típico de atún con mayonesa picante… Y quisimos repetir uramaki, en este caso otro del que no recuerdo el nombre japonés pero llevaba atún, cebolla y mayonesa. Se me está haciendo la boca agua sólo de pensarlo (bueno, también es por la hora que es :P).

De postre Salva pidió un helado de Wasabi (yo probé un poco y no picaba mucho, tenía un sabor parecido a la nata, pero él se zampó dos bolas, y dice que según ibas comiendo picaba más), y yo helado de vainilla recubierto de pasta de arroz. Me gustó tanto la presentación (mi vena musical salió a la luz :P) que le hice una foto.

Pero la cena no acabó aquí! Antes de ir me leí la reseña de ComerJaponés para ver las recomendaciones (aunque no recuerdo haber visto en la carta el Spicy Maguro Tempura, si no posiblemente lo hubiéramos probado, no Salva? 😉 ), y algo me llamó la atención:

¡Casi se me olvidaba! Ni se os ocurra salir de allí sin antes probar la caipirinha hecha a base de ron o de sake.

Ei! No seremos nosotros quienes incumplamos sus normas! Cabe decir que el Kibuka Verdi es además coctelería, así que tienen una completa carta de cócteles (incluído el White Russian, que Salva quiere probar la próxima vez que vayamos… si habéis visto El gran Lebowski os sonará 😉 ), pero nosotros somos fans (yo incondicional) de la caipirinha. Como a mí no me gusta mucho el sake, pedimos una de cada, así yo podía probar la de sake y si no me gustaba no pasaba nada (a Salva le gusta todo :P). Las dos estaban buenísimas, aunque quizás la de sake un poco más aguada (a Salva le gustó menos ésta, a mí las dos por igual). Y no es caro (para ser un japo, no esperéis comer por 12€ :P), con caipirinhas y todo pagamos menos de 55€!!

Esta mañana me ha llegado el último regalo. Mis padres han estado toda la semana fuera, volvieron ayer por la tarde y yo ya no estaba, así que no nos vimos en todo el día (eso sí, me llamaron por la mañana!). Así que hoy mi madre me ha dado su regalo, un juego de sábanas rojo y naranja! Me encanta, llevo queriendo uno así desde que vi uno rojo que tiene Salva… Can’t wait to see it on my bed!

Actualizado 30.05.06, 13:12h: ayer estuve desconectada blogosféricamente porque había pedido fiesta en el trabajo para hacer unos cuantos recados. El día cundió muchísimo (es decir, me gasté un montón de pasta :S), pero si lo añado aquí es porque una de las cosas que quería comprarme al final la pagó mi madre, como otro regalo de cumpleaños… Y qué era? Un pijama. Así que sus regalos también han sido temáticos: para dormir! (que por cierto, qué difícil es dormir con estas temperaturas! :S)

… de siglo, por favor? Para llevar.

Este año no hay post friki (aunque el de anoche lo es un rato, y me ha hecho sentir muuuy mayor! :P), pero diré que aunque sea uno más (acercándose irremediablemente hacia los 30), el 25 no me disgusta tanto como el 24. El año que viene será peor, pero el otro no estará mal: serán 27, que coincide con el día de mi cumpleaños, acaba en 7 y es un número primo al cubo (3^3)… Uy que me pongo friki, cambio de tema!

Según mi madre, salía de cuentas el día 3. Según los médicos, el 10. O sea que en el mejor de los casos tardé 17 días más de la cuenta en salir (siempre que veo el final de la 8a temporada de Friends, donde a Rachel se le retrasa el parto, me hace gracia). Y de hecho yo no quería, después de un buen rato intentándolo por el método tradicional y de estar a punto de palmarla, a mi madre le tuvieron que hacer una cesárea, y por fin a las 20:30h me sacaron de allí. Ella no me conoció hasta el día siguiente, estaba grogui 😛 Ahora se ve que las cesáreas las hacen con anestesia local, pero estamos hablando del 81, la durmieron entera! Además se ve que no calcularon muy bien y le pusieron demasiado, con lo que tardó bastante en despertarse.

Tres años después mi madre volvía a tener un bombo, pero esta vez fueron directos a quirófano sin pasar por la casilla de salida (eso sí, calcularon un poco mejor la anestesia :P). Sí, mi hermana y yo somos cesáreas las dos. Y claro, después de dos embarazos que habían desembocado en cesárea (100%) el médico le dijo a mi madre que no fuera a por el tercero, que seguro que acabaría en cesárea y no era plan… Así que mi madre se hizo una ligadura de trompas, y desde entonces, la de pasta que se han ahorrado mis padres en anticonceptivos… como los de Villaykorte, pero sin sustos 😉

Este año mi celebración consiste en quedar con mis amigas para tomar algo e ir a cenar con Salva por ahí. Iremos al Kibuka, lo vi hace tiempo referenciado en ComerJaponés y también nos lo han recomendado por ahí, así que probaremos.

Felicidades a Toxcatl y al padre de Loco por la tele 😉 (ya le has comprado algo? :P)

Teléfonoooo!
No he visto la película de Kubrick (y desconozco por qué el título original, Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb difiere tanto de la versión en castellano, que da título al frikipost de hoy :P), pero tengo un teléfono rojo.

El caso es que contestando a un comentario que Chechu Risk me ha dejado en la foto de mis objetos frikis he caído en la práctica de telemática que trajo el teléfono a casa. Era una práctica sobre conmutación analógica, nosotros (los estudiantes) teníamos que realizar todas las acciones correspondientes para comunicar al punto A y el punto B. Lo que antes hacían las operadoras (más conocidas como Señorita? Póngame con… :P), vamos.

Tranquilos, no voy a explicar la práctica, pero creo uno de los ejercicios chorras es bastante curioso y tiene una aplicación muuuy friki!! Sabéis cómo marcar un número de teléfono sin pulsar ningún número (o girar la ruedecita)? Tiene que ser un teléfono que admita la marcación por pulsos (actualmente se utiliza más la marcación por tonos). Los teléfonos actuales suelen ir por tonos, pero los hay que permiten seleccionar uno u otro (mediante un interruptor)… y luego están los antiguos como mi teléfono rojo, que o por pulsos, o por pulsos!

Si leéis el artículo de la Wikipedia sobre la marcación por pulsos, lo que hace el teléfono es abrir y cerrar un circuito tantas veces como el número marcado (generando N=1..10 pulsos, el 0 corresponde a 10 pulsos). En los teléfonos de ruedecilla este mecanismo es muy fácil de entender, ya que lo que genera los pulsos es un simple sistema mecánico que se acciona con el retroceso del disco. Recordáis como era marcar, no? O es que me hago mayor? 😉

Disco de marcar
Metes el dedo en el número, giras la ruedecilla en sentido horario hasta el tope, y lo sueltas. Al marcar el 1, el recorrido de retroceso del disco es mínimo, con lo cual sólo se genera un pulso. Con el 2, el recorrido es un poco mayor, y da tiempo a generar dos pulsos, y así hasta el 0, que con el recorrido más largo es el que genera más pulsos (10, como dije antes). Al ser un dispositivo mecánico se producían bastantes errores (basta que se pierda un único pulso para enviar el número equivocado a la centralita), es por esto que el sistema de tonos (en el que por cada número se envían dos tonos de distinta frecuencia) es mucho más robusto.

Por otro lado, cómo detecta la centralita que hemos descolgado el teléfono y que, por lo tanto, nos disponemos a marcar un número? Básicamente al descolgar el teléfono lo que hacemos es cerrar un circuito, con lo que empieza a circular corriente por él y la centralita se pone a la espera del número (estoy simplificando mucho pero espero que se entienda).

Y aquí viene el quid de la cuestión. El circuito que avisa a la centralita de que hemos descolgado el teléfono es el mismo en el que generamos los pulsos al marcar. Es decir, los pulsos no son más que conexiones-desconexiones del circuito. Por lo tanto, si somos rápidos, podemos marcar un teléfono únicamente con el botón de colgar (por ejemplo, para marcar el 2 pulsarlo dos veces seguidas). Hay que ir muy rápido al marcar un número para que no lo interprete como dos números separados, pero doy fe de que se puede hacer.

Mi teléfono: tititititititititi tititi tititi titititi titititititi titititititititi… y tres números más 😛

Día del Orgullo Friki
Por fin llegó el día F (como celebración me he puesto el salvapantallas en el portátil, si en el trabajo tuviera permisos de administrador también lo haría pero no hay suerte :S). Si todavía no sabéis de qué va esto, leed el manifiesto. Frikis del mundo, uníos! Dominemos el Mundo!

Para conmemorar este día (que casualmente coincide con el estreno de Star Wars en 1977), los Microsiervos han iniciado un meme: Comparte tu frikismo. En este caso se trata de mostrar un objeto friki, y pasarle el meme a 4 personas más. Y Alvy me ha pasado el marrón testigo a mí.

Me temo que esta vez voy a quedar como la menos friki porque no tengo ni figuritas, ni disfraces, ni cómics raros ni juegos de rol… Así que he reunido mis objetos fetiche y aquí están (las fotos tienen notas, clicad sobre ellas para ir a flickr):

Mis objetos más frikis
Tres de ellos ya habían aparecido por aquí, puesto que son regalos de Navidad. La camiseta de Pi me tenía enamorada desde que descubrí ThinkGeek (gran fuente de objetos frikis de todo tipo, pero los gastos de envío tiran para atrás). Creo que me la pongo demasiado (considerando que de lunes a jueves visto formal, sólo me queda el fin de semana, si no, creo que la llevaría dos veces por semana! :P). La otra es regalo de Salva, lástima que sea enooorme, así que me la pongo para dormir (en mi 127.0.0.1, dulce 127.0.0.1, por supuesto!). La grapadora roja es el objeto de obsesión de un personaje (con un perfil un poco friki, sobre todo en cuanto a la asocialidad, jeje) de Trabajo Basura. Me encanta!

Como se ve, también tengo un teléfono de los antiguos de ruedecilla… y rojo! Un día hace años, comenté en casa que me había encantado volver a ver teléfonos antiguos en una práctica de telemática en la Universidad, y mi padre me dijo que en el trabajo tenían unos cuantos almacenados. Así que le pedí que trajera alguno. En un principio no funcionaba, pero mi padre y yo le dimos un repaso a las conexiones y voilà, perfectamente operativo! Espero poder heredarlo cuando me independice, porque realmente es una preciosidad. Los teléfonos actuales son mucho más prácticos (a la que llamas por tercera vez al mismo número te preguntas dónde está la tecla de rellamada :P), pero no tienen personalidad…

Después de hacer la foto anterior he caído en otro objeto bastante friki, pero me ha resultado algo difícil hacer una foto decente de él, así que lo pongo como secundario:

Expediente X
Es una foto holográfica (bueno, dos en realidad) de Expediente X. La compré en 1997 en un centro comercial del norte de Londres. Era uno de mis primeros días allí (fui de intercambio estudiantil, convivía con una familia inglesa en un pueblo de Hertfordshire) y me gasté una gran parte del dinero que me había dado mi madre para sobrevivir los 15 días de la estancia en ese holograma. También compré un colgante de la X de la careta de la serie (me encantaba esa X), de esos que iban con un cordón (entonces estaban muy de moda), pero ahora no sé dónde estará. Sí, tuve una época bastante X-maníaca.

Y como bonus track (ya que me ponía a buscar objetos…), una muestra de mi frikismo particular:

Mi frikismo particular
El libro (edición en castellano y en inglés), la banda sonora, la peli y el guión (que me bajé hace años de no sé dónde). Alguien da más?

Y ahora, a elegir las próximas víctimas. Salva ya me lo ha robado Nacho, pero espero que Loco por la tele, MacGuffin (sí, sé que me repito, pero creo que también les toca, uno lleva toda la semana con la cuenta atrás para el día F y la otra también ansía celebrarlo, si hasta sale en la página de colaboradores del evento!), Pedro Aznar (que al menos un objeto megafriki sí sé que tienes :P) y Merovingio (no te conozco mucho pero tienes pinta de friki :P) se animen 😉

Los Microsiervos están recopilando los seguidores del meme aquí.

Capítulo de ayer de Anatomía de Grey (1×02). Meredith está observando a los bebés en el nido, ve cosas raras en uno y entra a visitarlo. La responsable del nido (otra interna, deduzco) la pilla, Meredith dice que hay que hacerle unas pruebas al bebé por si el murmullo es maligno (o algo así), y la otra le dice que no debería estar aquí (Meredith es interna de cirugía) y la echa de malas maneras.

Como Meredith está segura de que el bebé tiene algo (una crack, esta tía, la semana pasada ya diagnosticó a un paciente que no era suyo sin ni siquiera verlo, sólo con oír al chulo de Álex hablando con la enfermera), no se le ocurre otra cosa que… hablar con los padres!! WTF??!!

Si tan segura estaba, tendría que haber hablado con el jefe de la otra interna, pero no con los padres, lo único que hace es alarmarlos, pone en duda el juicio de los médicos que le tratan… Y si no tenía razón? Me da rabia que la tuviera, no me cae bien esta chica.

Quiero aprovechar, como amante de la Fórmula 1, para felicitar al corredor alemán Michael Schumacher por su triunfo en el Gran Premio de San Marino. Da gusto ver en lo más alto del pódium a personas ni fatuas ni engreídas ni desagradecidas. Espero que continúe la racha.

Antonio Gasset Dubois, presentador de Días de Cine (La2)

No me va la Fórmula 1 y he visto el corte en TeleMonegal, así que no me responsabilizo si la cita es de hace tiempo (tampoco tengo ni idea de cuándo fue ese Gran Premio). Pero lo que me he reído… Gasset es un crack 😛

Hace tiempo me divertí mucho en los comentarios de un post de Microsiervos: Cuando era muy pequeño, creía que…. Yo también hice mi pequeña aportación, pero esta mañana en el metro unas pestañas impregnadas de grumos de rímel me han hecho recordar otra de mis creencias infantiles.

Cuando era pequeña pensaba que para ser mayor había que maquillarse y llevar tacones. Es decir, que el paso de niña a mujer consistía en ponerse zapatos de tacón y potingues en la cara. Imaginad lo que me deprimí cuando comprobé que llevar tacones es tremendamente incómodo! Con los años he aprendido que no tiene por qué ser así (lo de mayor=tacones, digo), aunque mi madre se empeñe en que me compre zapatos con tacón (la última batalla se libró la semana pasada al ir a comprar unas sandalias para una boda, al final me salí con la mía, por supuesto!). Y respecto al maquillaje, nunca fui de las que se restauran la cara para salir (lo máximo era la ralla en el ojo, ahora ni eso), y la imagen de esos grumos en las pestañas de esta mañana me ha dado auténtico repelús. De hecho tengo la manía de lavarme cara y manos frecuentemente (es una obsesión :S), así que en mi caso el maquillaje duraría poco (lo único que sí uso es protector de labios).

También creía que para tener hijos había que estar casado. No como una obligación moral, sino legal. Imaginaba que al casarte te daban la licencia para tener hijos, o algo así. Recuerdo lo sorprendida que me quedé cuando una amiga en el colegio me dijo que no sé quién (que no estaba casada) había tenido un hijo. Pero si eso era imposible!

Había otro pensamiento que me perseguía de pequeña, pero nunca me atreví a confesarlo en su momento (uno de mis defectos siempre ha sido el miedo a equivocarme), ahora me hace hasta gracia. A ver, entonces siempre pasábamos los veranos en el pueblo de mi padre, en Salamanca. Por entonces teníamos un hule en la mesa del comedor que representaba un mapa de España (cuando nos mudamos y mis padres renovaron el mobiliario, aquella mesa y aquel hule acabaron en casa de mi abuela, ahora ya no existen 🙁 ), y cuando yo preguntaba cómo de lejos estaba Barcelona de Salamanca, ellos me solían señalar dónde estábamos nosotros y dónde estaba el pueblo. Casi en la otra punta! Por otro lado, en el cole me habían dicho que la Tierra era redonda, así que yo me preguntaba: por qué no vamos por el otro lado? Llegaríamos antes! Pensaba que era porque habría que ir por mar y sería un rollo.

Lo que dan de sí unas pestañas eh? 😛