Logo Buenafuente
Bueno, pues ayer fuimos Salva y yo a Buenafuente. Programa cortito (hora y cuarto) y algo sosito (sólo salieron dos actores del programa en actuaciones bastante cortas), invitado famoso (Alejandro Sanz) pero que a nosotros ni fú ni fá (y encima, no sólo cantó, sino que fue el entrevistado de la noche; la otra vez que fui hubo entrevista por la venda y fue Isabel Gemio, tengo un ojo para elegir a qué programa voy… :P), monólogo genial… y muchas risas en los momentos previos al programa.

Bueno, en los momentos previos en plató. Porque antes de entrar a plató fue un poco agobiante. Llegamos a las 19:15h (nos habían convocado a las 19:45h, pero ya había gente haciendo cola), abrieron puntuales las puertas, al entrar nos dieron la acreditación y la hoja de derechos de imagen (como es posible que te graben durante el programa, tienes que dar tu consentimiento para que lo emitan; si no lo firmas, no entras, está claro), pasamos por el arco… y primer problema. No he pitado nunca en un arco, hasta ayer. Y volví a pasar y volví a pitar. El segurata me pasó la otra maquinita y pitaba en mi barriga, me hizo levantarme la camisa y me dejó ir (supongo que sería el botón del pantalón! :S). Cojo el bolso, que había pasado por el scanner, y ya me estoy yendo cuando el segurata del scanner me dice, en plan borde: “señorita, venga para acá”. Yo voy, y me pregunta si llevo, a parte del móvil, otro dispositivo electrónico, como una cámara (te las confiscan; la otra vez que fui pensaba que con apagarlas valía, pero no, y entré mucho más tarde que mis amigos por tener que dejarla, así que esta vez iba prevenida). Le digo que llevo un iPod, me lo hace sacar, se lo enseño, me lo hace sacar del iSock (todo esto con muy malas maneras, como si yo fuera una terrorista y estuviéramos en un aeropuerto… que ése es otro tema, ya veremos el viernes), y me dice que ya está. Y ya me ves a mí, con la acreditación, el ticket del catering, la hoja de los derechos de imagen, el bolso, la chaqueta, el iPod y la funda cada uno por su lado, intentando moverme de allí rápidamente.

Me reuno con Salva (que se está poniendo el cinturón, siempre le pitan :P) y vamos a pedir un bocadillo. He de decir que, si bien el espacio donde reciben al público ha mejorado mucho desde la otra vez que fui (donde todo tenía pinta de provisional; ahora hay muebles de madera y todo! Y mesas donde apoyarse para firmar los derechos de imagen), el catering sigue siendo la misma mierda: sandwiches cutres (no lo entiendo, cuando fui a Els 4 arreplegats eran bocatas de pan de barra, y estaban buenos!).

Con la cena en la mano, nos colocamos ya estratégicamente para entrar más o menos de los primeros. No para pillar mejor sitio (las azafatas te colocan donde les interesa, y suelen empezar a llenar por un extremo del plató, así que lo mejor sería estar a la mitad de la cola), sino para poder entrar cuanto antes en el plató y sentarnos. Teníamos un grupito de chavales al lado, y conforme pasaba el tiempo y seguía entrando gente (y la que había dentro se iba poniendo a la cola), no sé cómo se lo hicieron, pero acabaron detrás nuestro y la mayoría de ellos a la izquierda (aunque había alguna rezagada en el otro lado). Y nosotros no nos habíamos movido del sitio! En un momento me sentí como en el concierto de la Mercè, los chicos estos se pensaban que nos habíamos colado y se dedicaban a empujarnos y darnos codazos. En un concierto da rabia, pero bueno, es la ley del más fuerte, pero aquí, que luego al entrar te van a colocar, qué más dará? Pensé que ojalá les tocara un sitio fatal y sí, les tocó aún más en la esquina que nosotros, mwahahahah!

Tardamos un buen rato en entrar, y yo rezaba porque no nos tocara en primera fila (a parte de por no salir en la tele, por la experiencia de la otra vez, que nos tocó en la última fila, sé que desde abajo se ve peor porque tienes las cámaras delante, pero en cambio desde el final, estás más alto y lo ves mejor), pero mis plegarias no fueron escuchadas. Le pregunté a la azafata si nos podía cambiar, pero me dijo que no. Así que en primera fila, y en las gradas más cercanas a la banda (la otra vez estaba en el centro, que si bien no estás cerca de nada, tampoco estás lejos de nada), con lo cual durante el monólogo tuve que forzar el cuello, pero disfruté mucho con la banda (a la que por cierto le faltaba la cantante, de la que no dijeron nada, ni si estaba enferma o si se había marchado…).

Después, lo típico: sale la banda, tocan alguna cancioncilla, sale el animador del público (la otra vez era David Fernández, uno de los actores del programa, ahora es el licenciado) a explicar que hay que estar atento a sus señales para aplaudir (a parte de hacer algunos chistecitos, que de eso se trata, de animar al público), sale Andreu a saludar y decir cuatro chorradas (es como otro monólogo antes de empezar)… y cuando todo está listo, empieza el programa. Es grabado, pero lo hacen todo seguido como si fuera en directo (falso directo). Incluso en la pausa para publicidad, pararon lo mínimo necesario para organizar el siguiente bloque (y luego en la emisión pusieron 10 minutos de anuncios). Otra cosa que me sorprendió es que la actuación de Alejandro Sanz la grabaron en su orden normal, y sin parar (normalmente la graban antes del resto del programa y luego la insertan).

El momento tierra, trágame! fue cuando Andreu presentó al invitado, todo el público se puso a aplaudir y algunas a gritar como histéricas, la gente empezó a levantarse de los asientos, Salva y yo nos miramos y pasamos de levantarnos… cuando de repente aparece una cámara por ahí. Nos levantamos enseguida (no por quedar bien, sino por pasar más desapercibidos, que si luego en casa ves a todo el mundo levantado, los que más cantan son los sentados, no?), pero pensábamos que se nos vería levantándonos, qué mal! Afortunadamente, lo he visto esta tarde y el trozo donde nos levantamos no lo han puesto, se nos ve justo cuando nos sentamos (más o menos a la vez que el resto de gente). Yo no vuelvo a salir (yuju!), y Salva, sólo otra vez más, cuando Hristo Mejode (experto en productos) amenaza al público y le abucheamos.

Tuve una minidecepción cuando Andreu hizo referencia a Miguel Chiclé, pensaba que estaría en el programa (es uno de mis personajes favoritos, junto con el Notario, ambos de Edu Soto… el Neng no está entre los favoritos, ya cansa) pero sólo era un reportaje que había hecho en Londres. En cuanto a las cámaras, pese a estar en primera fila, Salva pudo verlo todo perfectamente, y yo, la mayoría (a veces me tapaba al invitado, a veces a Andreu, y a veces tenía una buena visión global).

Y a las 23h, para casa. No había camisetas (por suerte ya tengo una, aunque está bastante gastadita), así que nos dieron la revista de Buenafuente (que tengo pendiente de ojear, pero ni me había planteado comprarla, así que hubiera preferido la camiseta). Esto tampoco lo entiendo, cuando Els 4 arreplegats, no tenían camisetas pero nos dieron un ticket para ir a recogerlas a las oficinas de El Terrat. Pero bueno, la revista supongo que les sale más barata.

Por cierto, acabo de ver el último episodio de la primera temporada de Galactica, pero he prometido no comentar nada hasta que cierta persona lo vea (le he enviado un ping, hasta que no reciba un ACK no puedo decir nada!).

Digues la teva!

XHTML: Podeu fer servir les següents etiquetes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>