Arxius de December, 2006

Igual que hice el año pasado, hoy toca repaso anual. Y este año con más razón, porque quizás el año pasado fue de transición (aunque acabé la carrera), pero este ha sido bastante importante (nuevo trabajo, amigos, ordenador… I’ll tell you in a minute!). Con ustedes, el 2006 para Lady Madonna.

Llegeix la resta del post »

Como este fin de semana lo tengo todo para mí, ya que Salva se ha ido a pasar el fin de año con unos amigos a Estocolmo (ayer no estaba muy claro pero finalmente el tiempo les ha permitido despegar, y a estas alturas deben estar congelándose por la ciudad), tenía que encontrar algo con lo que entretenerme. Los capítulos de Heroes que tenemos pendientes están descargados hace días (Xtorrent is frakkin’ fast!), pero mi religión me prohíbe verlos sin Salva, así que me toca retomar una de mis pasiones abandonadas (que ya era hora! Pero ya sabéis que me encantan los maratones :P). Tengo los 9 capítulos emitidos de la tercera temporada de Veronica Mars. También me he bajado los 11 capítulos emitidos de Studio 60 on the Sunset Strip, y acabo de poner en el eMule los 7 primeros de Las Chicas Gilmore. Sí, ya sé que en este caso llego 7 temporadas tarde, pero pasa como con Veronica, el argumento (una madre joven y su hija adolescente) no llama, y hasta que no vi un capítulo este verano por casualidad no me di cuenta de su potencial: los diálogos. Además hace unos días no podía parar de reírme leyendo este post con algunos de esos diálogos. Lo que me plantea una duda: verla en castellano o en VO? Porque con la fama que tiene Lorelai de hablar rápido, no sé yo si voy a pillar algo en inglés… Como en TusSeries tienen el ripeo dual, empezaré en inglés y ya veremos si cambiamos.

Buff, acabo de abrir mi fichero Excel de series y me he asustado. Tengo muchísimas pendientes!! Y es que si empiezo ahora con todas, en nada se me acaban los 60GB de mi del portátil y los 90GB de mi mac. Y otra cosilla que me ha hecho gracia. Estaba buscando un widget de cuenta atrás para el Dashboard para contar los días que faltan para la vuelta de Galactica (ya sabéis que me encanta contar cuánto falta para cualquier cosa), y he encontrado esto.

Por cierto, volvemos a estar sin TDT (aunque esta vez es comprensible: el deco no funcionaba bien, y en el Lidl ya no tenían más así que a mi padre le devolvieron el dinero y santas pascuas)… pero BTV ha vuelto milagrosamente a la vida. Así que de momento creo que nos quedaremos sin TDT otro tiempecito más. Continuará… 😛

El martes (día de Sant Esteve, festivo en Catalunya), Salva y yo fuimos a ver Mentes en Blanco. La había visto escondida en las sinopsis de un diario, donde ponía que era una mezcla entre Memento y Saw… pero esta afirmación sólo es cierta si definimos Memento como una película en la que el protagonista tiene problemas de memoria (en Mentes en Blanco los protagonistas no recuerdan ni quiénes son), y Saw como una película en la que los protagonistas despiertan encerrados en un lugar desconocido, porque las coincidencias acaban aquí.

A mí me decepcionó. Empezando por el hecho de que la pérdida de memoria sea accidental (no es un spoiler a menos que tengas el umbral muy bajo, porque se descubre casi al principio; a mí haberlo sabido me hubiera salvado de ir a verla), porque al vendérmela como parecida a Saw pensaba que habría alguien tipo Jigsaw moviendo los hilos, y no, es un simple secuestro por dinero (aunque no se sepa quién es el secuestrado y quién es el secuestrador). Por no hablar de lo raro que resulta que en el periódico que encuentran, no haya ninguna foto que acompañe a la noticia del secuestro. Otra tontería es que cuando el primero que se ha despertado va a desatar a uno, viene otro y le dice que no lo haga, que si está atado es de los malos. Pero a ver, en un secuestro el que está atado es el bueno, no? Entonces a qué viene esa deducción? Si no sabes ni quién eres!

Pero lo peor sin duda es el final. No lo voy a destripar, pero sí que diré que si no tiene 2 giros absurdos, no tiene ninguno. Lo normal en una película de este tipo es que al final haya un giro argumental (que parezca una cosa pero en realidad sea otra), pero tiene que lograr que todo cuadre (es decir, que pueda sustentarse sobre las pistas que se hayan dado durante la película) para que tenga sentido. Ésta tiene un giro de este estilo. Pero es que luego viene otro absolutamente sacado de la manga! En ese momento pensé “vale, ya se han sacado otro giro estúpido para que al final los buenos sean buenos y los malos, malos”. Pero no! Los guionistas vieron que les había quedado una mierda de película y debieron pensar “vamos a poner otro giro, éste seguro que no se lo esperan”. Pues no, no lo esperábamos, pero es que éste tenía aún menos sentido que el anterior.

En definitiva, que mejor me dedico a las series que últimamente me dan muchos más buenos ratos que el cine. Y con lo lleno que estaba el martes (nunca había visto tanta gente en La Maquinista! Incluso tuvimos que hacer una larga cola para las palomitas en el Palco Vip!), se está mejor en casa.

El año pasado, Salva y yo compramos, sin saberlo, nuestros regalos en la misma tienda. Este año no ha llegado a tanto la casualidad, pero sí hemos coincidido en regalarnos libros. Una noche de perros, de Hugh Laurie (más conocido como Dr. House), para mí, y Microserfs (Douglas Coupland) e iWoz (Steve Wozniak y Gina Smith) para Salva.

Además de los libros, hubo un par de regalos más geeks: un Potato Vader para Salva y un iPod Shuffle 2G para mí. Puedo declarar oficialmente que estoy enamorada de mi nuevo gadget (que por cierto, viene personalizado)! Es enano!!!

Regalos de Navidad
De mi regalo también era interesante el papel de regalo. Space Invaders! Lo vi hace tiempo en Compradicción, y como hago siempre que me gusta algo, probé a comprarlo a ver cuánto me clavaban por los gastos de envío. España salía en el listado de países, pero al escogerlo me decía que no había ninguna opción de envío. Me puse en contacto con la tienda, y un chico muy simpático me respondió que estaba trabajando en ello, y que ya me avisaría. Poco después vi que ya enviaban realmente a España, pero sólo por mensajería (es decir que al llegar a la aduana podrían cobrarme impuestos), y era carísimo! Le comenté a John (el de la tienda) si podrían hacer envíos por correo normal, y me dijo que lo miraría… Un par de semanas después, me avisó de que ya estaba disponible… y no tardé ni 10 minutos en comprarlo! Para aprovechar los gastos de envío también compré unas pegatinas y un bloc de notas con los mismos motivos del papel de regalo en el reverso… y John me regaló otro bloc de notas por haber sido su conejillo de indias en el envío internacional! Es por estos detalles tontos por lo que me encanta comprar por internet. Bueno, y porque tienen cosas geniales como este papel de regalo tan geek… y encima reversible!

También para aprovechar los gastos de envío, en este caso los de Amazon (donde compré los libros), me pillé… el DVD de The It Crowd! Es el DVD más friki que he visto nunca! He explicado algunos de los toques geeks en esta foto en flickr. A destacar, los subtítulos en l337, aunque l337 realmente sólo son los del primer capítulo, en el segundo están en un idioma raro, que ayer Salva me confirmó que era Klingon. En serio, un DVD muy cuidado en todos los detalles, desde el aviso de copyright hasta los títulos de crédito, pasando por la pantalla de carga, los menús de selección de capítulos y extras, y la configuración.

Put some music on!

Que la música te acompañe!

Como dije ayer, las comidas navideñas en mi casa no son nada tradicionales. Sólo somos nosotros 4, ya que las familias de mis padres viven lejos, y mi hermana y yo somos algo raras para la comida, así que desde hace unos años mi madre no hace comidas ostentosas (marisco, pavo, etc.) que luego tienen que comerse ella y mi padre durante toda la semana. El año pasado convencí a mi madre de hacer Tempura, y la verdad es que les gustó bastante a todos, a lo largo de este año la hemos preparado varias veces, y hoy también ha sido uno de los platos de la comida.

Y este año… pues una cosa que llevaba tiempo queriendo hacer, pero nunca me atrevía porque había leído que era muy difícil y laborioso, y que seguramente a la primera me quedaría fatal… Juzgad por vosotros mismos el resultado de mi primer experimento haciendo sushi.

Mi primer Maki-Sushi

He hecho un poco de trampa, porque en lugar de buscar los ingredientes por separado, compré un kit para hacer sushi en el que ya venían todos los ingredientes necesarios (bueno, los japoneses), así no tuve que andar buscando por ahí nori, o wasabi, o la esterilla de bambú…

Igual que hice con las galletas-puzzle, he subido las fotos a flickr en forma de receta. A destacar, que sí es laborioso (estuve unas dos horas y media para hacer las 16 piezas, claro que también iba parando para hacer las fotos, pero dos horitas no te las quita nadie), pero no tan difícil como parecía (no se me destrozaron ni quedaron chuchurríos), y que para hacer lo que véis en la foto sólo gasté la mitad del paquete. Eso qué significa? Que un día de estos invitaré a Salva a comer sushi. Y es que quedó buenísimo!

El año que viene, no sé qué introduciré en la gastronomía familiar, pero algo se me ocurrirá. No le compro un Wok a mi madre porque no tiene espacio en la cocina… lo que sí he conseguido (se lo propuse hace un año, y lo compramos hace unos días) es tener una fondue, que mañana estrenamos haciendo fondue de carne.

– Hello, I’m a Mac.
– And I’m a PC.

Eso es lo que se dirían mi portátil… y mi nuevo PowerMac G4!! Alchapar ya se lo olió, y es que hasta que me compre mi ansiado iMac, Salva me ha prestado su última adquisición.

Pre-Switching
Ayer fue un día bastante geek, Salva me trajo la torre, el ratón y el nuevo teclado Apple que se ha comprado (el que venía con el Mac tiene la tecla de espacio rota y se hace difícil escribir algo con él), que me ha dejado estrenar. El ratón es muy bonito pero poco práctico, ya que no tiene ni scroll ni botón derecho, pero una de las cosas que más molan del hardware Apple es que los teclados suelen tener USBs adicionales, así que en un momento desenchufo mi ratón del portátil y lo enchufo al teclado del Mac.

Yo por mi parte rescaté el viejo monitor de mi primer ordenador (un 486), que estaba en Cunit… para descubrir que sólo acepta una resolución de 800×600, lo cual es bastante pobre, así que Salva tendrá que hacerme otro préstamo, ya que su viejo monitor sí que pilla los 1024×768, se lo cambiaré por éste para que instale un Ubuntu en su viejo Pentium 3.

El primer problema que teníamos es que el Mac no tiene tarjeta airport. Y en mi habitación no hay conexión a ethernet… Una opción era poner el Mac en la salita, donde está el otro ordenador de casa (un Pentium 3 que usan mi padre y mi hermana) y el router, pero eso de tener que compartir espacio con mi hermana (y posiblemente aguantar su música o los grandes hermanos y tomates que le dé por ver en la tele) no me convencía. Así que optamos por conectar el Mac con mi portátil mediante ethernet, y compartir la conexión a internet del portátil (que se conecta a través de WiFi). Parece tarea fácil, verdad? Sobre todo a la vista de este anuncio… Pues nos costó unas dos horitas, gracias a Windows (bueno, Salva y yo también tuvimos algunos despistes que ralentizaron el proceso). Pero… y lo bien que sienta conseguir que al fin todo funcione?

Todavía queda un problemilla por solucionar, y es que no consigo obtener ID alta en el aMule. No tengo claro qué hay que hacer. En el router tengo una regla para que los puertos que utilizo en el portátil se redireccionen a mi IP, y en Windows también los tengo abiertos en el firewall. Pero de ahí al Mac… Aunque teniendo Xtorrent (ayer tuvo picos de 90kB/s!), quién quiere aMule!

En fin, que ya tengo en mi poder a Caprica y a Kobol, lo que me da 90GB más para dar un poco de respiro a los 60GB del portátil… y para trastear con Mac OS X!! Yo me sigo maravillando con la durabilidad de los ordenadores Mac, creo que el Pentium 3 de casa es más nuevo y sin embargo va a pedales, el Mac responde rápido… y además es hipersilencioso!! No tanto como el portátil, claro (cuando no se le va la olla y enciende los ventiladores a tope, pero cuando hace eso lo apago por la noche porque no hay quién duerma!), pero ayer dormí con él encendido y casi no se nota.

Por la tarde, tuvimos sesión de series. Para empezar, el último capítulo antes del parón navideño de Galactica. Una mala decisión, porque al ser un primera parte acaba inevitablemente en un continuará, y ahora estaremos un mes mordiéndonos las uñas pensando en qué pasará. Pero me alegro de que la serie vuelva a ese tipo de capítulos que quitan la respiración, donde se enfrentan Cylons y humanos, y no sabes cuáles son las verdaderas intenciones de nadie…

Y después, empezamos con Heroes. Vimos los 3 primeros capítulos, y puedo decir que estoy de acuerdo con todo lo que he leído por ahí de esta serie… Genial es poco. Hay tensión como en Galactica por ese personaje misterioso que persigue a los héroes, y el toque de distensión y cachondeo lo aporta Hiro, qué tío más friki!! Las primeras conversaciones con su compañero de trabajo son hilarantes, e impagable el momento Backstreet chinos (bueno, japoneses). Y luego, ya en Nueva York, saludando al policía en plan trekki. Hiro for president! Por cierto, me gusta la manera en que han subtitulado los trozos en japonés, es muy original.

Teníamos 2 episodios más que no tuvimos tiempo de ver, y además ayer pusimos a bajar (qué creéis que hacía Xtorrent para ir a 90kB/s?) los 6 restantes antes del parón, que esta mañana ya se habían acabado de descargar. No sé qué haremos cuando acabemos con ésta, empezar con otra? Por mi parte yo creo que ya me toca empezar con la tercera de Veronica Mars… Por cierto, un minuto de silencio por Alias, el miércoles vi su último capítulo. El final es sosillo, pero cumple. He visto las 5 temporadas en apenas un año, empecé viéndola en Cuatro pero este verano, entre vacaciones y cambios de horario, me pasé al P2P, y las últimas 2 temporadas y media las he visto de carrerilla!

Volviendo al tema, estoy encantada con mi nuevo juguetito, y todavía me quedan un montón de cosas por aprender. Por ahora he instalado varios navegadores (Camino, Firefox y Shiira), y este post lo estoy escribiendo por Camino, que de momento es el que he puesto como navegador por defecto, en cuanto ponga a punto Firefox (no puedo vivir sin mis extensiones) ya lo cambiaré.

Y esta tarde toca otro experimento, que espero postear con detalle mañana, sólo puedo decir que las comidas navideñas en mi casa no son nada tradicionales, y que este año habrá una novedad típica del país de Hiro (espero que no me quede demasiado mal). Felices fiestas!!

Made on a Mac

En el trabajo se hace el amigo invisible. Yo me enteré allá por noviembre, que es cuando normalmente se hace el sorteo, porque me lo dijeron los compañeros, pero como desde arriba no decían nada, me hice ilusiones de que se les olvidaría (odio pensar qué regalar). Y es que este año todo va retrasado: la notificación de la cena de navidad se envió el jueves pasado (y es este viernes!), no tenemos noticias del lote (por lo que me han dicho, sí que hay… incluso tenemos informaciones varias sobre cómo es el de este año… tenemos 3 días para descubrirlo), y el sorteo del amigo invisible se hizo la semana pasada.

A mí se me da fatal pensar en algo adecuado para regalarle a alguien, pero si añadimos el límite de precio (en este caso son 10€) y que el receptor suele ser un semi-desconocido (para mí este año todos son desconocidos, porque llevo poco tiempo y apenas conozco los gustos de los que tienen más relación conmigo), es para desesperarse. Después de toda una semana intentando dar con algo original, ayer me dije que en otra semana no descubriría la pólvora, así que me fui a La Maquinista y compré algo típico: una vela bonita y una pinza de esas para colgar fotos o notas (me ha tocado una chica). Y si no le va el rollo velitas, pues mira, que lo regale. Lo descubriremos el viernes.

Hoy, intentando reducir a Alesti, me he topado con este post de Álex (es de hace más de una semana, pero voy con retraso), que habla también del amigo invisible… pero es muy friki!! Ha creado una aplicación que hace el sorteo y envia un e-mail a cada uno de los participantes con el nombre de su sorprendido. Qué pofezioná!

Ad Free?Y una última cosa que no tiene nada que ver, pero paso de hacer un post para esto. No os chirría nada de la imagen? Es de un blog de tele que suelo leer, y prometo que no he tocado ni un pixel! Pensaba que si se unían un Búho y un bloque de AdSense en la misma página, el universo explotaría en mil pedazos, pero se ve que es posible convivir con ambos. Después de eso ya no te extraña ver ante tus propios ojos la siguiente secuencia de acontecimientos: el autor anuncia algo como una exclusiva, otro blog más mediático se hace eco, la cadena a la que alude la noticia se pone en contacto con el blog mediático y la desmiente, el blog mediático rectifica el artículo… y el autor del primer post simplemente lo borra.

Uy! Creo que acabo de pillar este post del Consultor.

Érase una vez una comunidad de vecinos que decidió adaptar la antena a la TDT. Érase un vecino que al día siguiente compró un receptor de TDT, y el día después decidió devolverlo, porque la TDT no valía la pena.

Ese mismo vecino, 6 meses después, se ha comprado otro receptor. En el Lidl. Este nuevo cambio de opinión no es gratuito. Y es que llevamos más de un mes sin ver BTV, y sin TeleMonegal mis padres no saben vivir. Bueno, yo tampoco, pero me había acostumbrado a ver la repetición de los sábados por internet (más bien a oírla, porque la imagen va a saltos). Así que la solución de mi padre ha sido comprar un deco. Y he de reconocer que, aunque éste sea de marca notifixis, tiene más funciones que el que compró la otra vez. Pero sigue siendo un zapper, eh? Por 50€ no pidas más.

Lo compró hace un par de semanas, y desde entonces ya ha dado para dos anécdotas (eufemismo de broncas). La primera fue a los dos días de comprarlo. Un jueves, estamos mis padres y yo cenando en la cocina y entra mi hermana preguntando si puede grabar algo de laSexta. Mi padre le dice que sí, y le pregunta si sabe cómo va. Ella dice que no, pero que ya se aclarará (jaja!). Mi padre se va con ella al comedor.

Yo suelo tener programado el vídeo con los programas que no quiero perderme (son tres), así si ese día no estoy en casa o me olvido de ponerme delante de la tele, se graban. Y si estoy en casa, cuando veo que el vídeo se pone a grabar, lo paro. Dos de esos programas se emiten en jueves, así que cuando vi que mi hermana ya se había ido del comedor, fui a borrar mi programación para que no interfiriera en la suya (si lo mío empezaba antes que lo suyo, lo suyo no se grabaría). No dije nada cuando ella entró en la cocina por no montar el pollo. Así que voy al comedor, está mi padre viendo la tele, le digo “miro un momento el vídeo, que…”, no me deja acabar la frase y me grita “pero qué haces, que tu hermana ha puesto algo a grabar, que va a empezar ahora!”, yo le intento explicar que precisamente por eso quiero mirarlo pero sigue gritándome… cuando veo que en el vídeo no hay nada programado (nada que no haya programado yo).

Así es como descubrí que mi padre pensaba que con sólo programar el deco, el vídeo solito ya se enteraba y se ponía a grabar también. Y cuando le expliqué cómo funcionaba (que hay que programar el deco para que se encienda y apague a unas horas determinadas, pero también el vídeo para que grabe de la entrada correspondiente al deco), me replicó que si yo era muy lista, que lo sabía todo, que iba con aires… Pero a ver, que me has gritado por intentar ayudar! Al final me tocó programar el vídeo para mi hermana (la gracia que me hace), y si sé que se va a montar tal pollo, no digo nada, y no hubiera sido mi culpa que mi hermana se quedara sin grabación. Por cierto, quería grabar Prisión Break (sic), que no tiene mucho sentido empezar a verla a mitad de temporada…

El epílogo es que mi madre me preguntó si mientras estaba grabando podíamos ver otra cosa, le dije que no, que podíamos ver otro canal analógico pero no otro de la TDT… y mi padre dijo que cómo que no, que entonces lo iba a devolver. Yo le expliqué que para poder ver un canal mientras grabas otro, el deco tiene que tener dos sintonizadores, y esos de momento serían carísimos. Pero por lo visto no se fía de mí (lo cual también es muy agradable), porque los estuvo mirando por ahí (unos 200€ o más! :S).

La segunda anécdota es de esta semana, pero antes tengo que explicar un par de detalles. Uno de ellos es que el deco tiene un interruptor detrás para apagarlo completamente, y que mi padre pretendía que cada vez lo apagáramos desde ahí, en lugar de con el botón del mando (que lo deja en Standby), porque así gasta menos. Ya lo hacemos con la tele, pero con el deco me parecía igual de estúpido que con el vídeo, ya que si lo apagas completamente, es inútil programarlo. Después de discutirlo, convencí a mi padre de dejar el interruptor encendido. La incoherencia de esto es que desde que tenemos el deco, mi padre mira los canales tradicionales (los que se ven tanto por analógico como por TDT) desde el deco, que gasta mucho más que dejarlo en Standby, pero bueno.

Y el otro es que el deco hace cosas raras. Una de las primeras cosas que hice fue programarlo (y el vídeo!) para que grabara TeleMonegal, así que lo puse los martes, de 22:50h a 00:50h. Después de un rato, vi que en la pantalla de programaciones ponía 22:51-00:51h. No es que me moleste un minuto arriba o abajo, pero sí me mosqueó ese cambio automático. Y es que al cabo de unos días ponía horas inverosímiles, como 6:50-8:50h!! Yo los martes estoy en casa, pero el programa acaba muy tarde y prefiero verlo tranquilamente otro día. Y como mis padres lo ven, les pedí que vigilaran que se pusiera a grabar a las 22:50h.

Así que me voy tranquilamente a mi habitación a investigar sobre el mando a distancia del vídeo, ya que algunos botones empiezan a fallar, y tenía pensado escribir un mail al soporte técnico de Sony para ver si venden repuestos (aunque al final se lo comenté a Jordi, que ahora vuelve a trabajar en Sony :P). El caso es que se me ocurrió que, antes de enviar ningún mail, podríamos comprobar que no fueran las pilas las causantes de que el mando no funcionara (aunque hubiera sido raro porque algunos botones funcionan perfectamente), y fui a comentárselo a mis padres. Me encontré la siguiente situación: el vídeo grabando, el deco encendido… en TV3, canal que están viendo mis padres. Es decir, no sólo han pasado de lo que les he pedido, sino que me han fastidiado la grabación. Y encima, cuando me quejo, es que estoy susceptible y que ellos no sabían qué quería grabar yo. Pues yo no sé qué parte de “me podéis vigilar que el deco se encienda a las 22:50h para grabar el Monegal?” no les quedó clara.

Broncas a parte, la verdad es que no me fío un pelo del deco. Después del incidente, lo programé para que grabara la repetición del miércoles (ésta sí la acertó), y volví a programar la de los martes. A lo largo de la semana, esa programación ha ido mutando de día y hora (sin que tocáramos nada!). Y esta mañana, estaba viendo Galáctica (la antigua) cuando se ha encendido… eran las 11:08h. Busquen las diferencias: 17/12, 11:08-13:08 vs 19/12, 22:50-00:50. Lo he vuelto a programar bien, y este mediodía ya marcaba 22:53-00:53, 3 minutos de diferencia. No entiendo nada. Porque la hora no se puede programar (la toma de la tele, imagino… y la tiene bien!), ni siquiera la diferencia con GMT (que según el deco es GTM), se establece en función del país (por suerte para este deco España está en GMT+1, porque he leído que en versiones anteriores pensaba que estaba en GMT).

Pero bueno, ya tenemos TDT… a ver cuánto dura esta vez.

[Aviso: dado que estoy prácticamente al día en lo que a Galactica 2003 se refiere (he visto hasta el 3×08 – Hero) y que me dispongo a compararla con la serie clásica, de la que he visto hasta el capítulo 1×15 – War of the Gods (1), no querrás leer este post a menos que hayas visto esos capítulos]

Hace algo más de un mes, anunciaban en el blog de Cuatro el estreno de Galactica: Estrella de Combate, la serie original en la que se basa mi último gran vicio. Vi el piloto, para ver cómo eran los personajes y si se parecía en algo a la nueva. Luego descubrí que la serie sólo tenía una temporada, así que decidí verla entera para acabar de comparar. He de decir que, si bien la serie clásica me parece bastante mala, me alegro de haber continuado porque estoy viendo algunas tramas argumentales que han sido utilizadas en la nueva (infinitamente mejor tratadas), además de otras referencias.

Curiosidades
Hace unas semanas, no recuerdo cómo, descubrí que la revista ScifiWorld había publicado un dossier especial sobre Galactica. Es un documento bastante interesante, porque a parte de introducirte en el universo Galactica (habla tanto de la serie clásica como de la nueva), explica algunas curiosidades de ambas series. De la clásica, lo más destacable es que hubo una denuncia de plagio por parte de George Lucas, porque se parecía demasiado a Star Wars, aunque perdió. Pero me hicieron más gracia las curiosidades sobre la nueva serie. En cuanto a relaciones entre actores, el que hace de Hotdog (Bodie Olmos) es en realidad hijo de Adama (Edward James Olmos); y la que opera a Adama al principio de la segunda temporada (Kerry Norton) es la mujer de Apollo (Jamie Bamber). Pero lo que más me gusta es el reciclaje del actor que interpretaba a Apollo en la original (Richard Hatch)… reencarnado en Tom Zarek. Genial! Por lo visto también se le ofreció a Jane Seymour (que interpretaba a Serina en la clásica) un papel, el de Almirante Cain, pero ella lo rechazó. Por una parte me alegro, porque no veo a la doctora Quinn en el papel de la cabrona aquella, pero por otra, hubiera estado bien esa otra referencia.

Desde que veo Galactica, siempre me han fascinado los Raiders Cylon. Me encantan, y me dio rabia cuando Starbuck perdió el suyo… aunque ahora (de la mano del Dixon de Alias) tenemos otro! Y esa luz roja en la frente que se mueve de un lado a otro continuamente (que también tienen los centuriones Cylon), heredada de la serie original, me recordaba a El Coche Fantástico… y ya sé por qué: el productor de la clásica, Glenn A. Larson (que también es productor asesor de la nueva serie), también era el productor de El Coche Fantástico, y por lo visto es conocido en la industria por reciclar todo lo que puede (también recuperó los Vipers para su siguiente serie, Buck Rogers in the 25th Century).

Galactica 1978
Pero bueno, vamos al grano. En qué se parecen la serie clásica y la reimaginada? Pues prácticamente en nada: el punto de partida (la aniquilación de las Doce Colonias) es el mismo, algunos personajes se mantienen (otros cambian de forma), pero la clásica es mucho más infantil, mientras que la nueva es mucho más adulta, y como ya dije, es más una serie dramática ambientada en un mundo de ciencia ficción que una serie de ciencia ficción propiamente dicha.

Centurión CylonLos Cylones (a mí me suena mejor cílons, pero en la clásica pronuncian cilónes) no sólo no han evolucionado tanto como en la nueva (es decir, no hay modelos con forma humana), sino que son bastante patéticos. Por cierto, no fueron creados por el hombre, sino que provienen de un planeta Cylon o algo así. Los centuriones dan risa, tanto por la forma de moverse (se ve claramente que son personas disfrazadas, aunque esto podemos achacarlo a la tecnología de la época) como por lo fácil que resulta matarlos (los de la nueva imponen mucho más respeto). Y cuando hablan ya es el descojone: la típica voz metálica, que articula sílaba por sílaba sin prácticamente entonación… pero con frases perfectamente estructuradas (“si-ga-mos con el plan: hay que des-tru-ir a la Ga-lác-ti-ca!”). Creo que fue un acierto hacer que los nuevos no hablaran.

Cylon: serie ILPero hay modelos de Cylon que aún dan más risa: los de la serie IL. Lucifer (el nombre se las trae) es uno de ellos, y es la mano derecha de Baltar. Tiene una cara más o menos humana (aunque llena de lucecitas :P), y habla con voz metálica pero entonando como un humano. Pero para recordarnos que no lo es, se refiere a su programación y sus circuitos constantemente (en alguna ocasión ha dicho, hablando de los humanos “vuestros circuitos, eso que vosotros llamáis vasos sanguíneos…”). Va de listo, vamos. Pero luego, en un capítulo aparece otro IL, Espectro… y Lucifer se pone celoso porque Baltar le toma mucha confianza. Pero Lucifer lo niega, porque los celos no están programados en sus circuitos!

Una de las manías que tienen en la serie original es la de inventar palabras para todo (ahora me vienen a la mente las unidades de tiempo: centones, microcentones y yahrens), aunque luego caigan en incoherencias (en un episodio Adama envía un equipo a un planeta para una misión y les da 400 centones para cumplirla, después la Galáctica se marchará; el equipo pasa la noche en el planeta, pasan otras cosas que hacen pensar que han pasado más horas de las que correspondrían a los 400 centones… y al final se muestra el reloj con la cuenta atrás de centones, porque por supuesto conseguirán completar la misión en el último momento, y el número disminuye segundo a segundo). En la nueva serie la mayoría de unidades coinciden con las reales, aunque también hay algunas inventadas (como los clicks de distancia). También hay un montón de razas extrañas (en esto sí se parece bastante a Star Wars). Todo para que parezca muy estelar y de un mundo muy muy lejano… tan lejano que en un capítulo Apollo cae en un planeta que parece sacado del Far West (con su saloon y todo!). Además, el look de la serie es muy egipcio: los cascos de los pilotos coloniales son como esfinges, y cuando llegan al planeta Kobol encuentran pirámides con sarcófagos y maldiciones a quien ose entrar! Bueno, ya desde la introducción de la serie (en este caso no es escrita como en la nueva, sino que la dice Adama) se deja esto bastante claro:

Hay algunos que creen… que la vida que conocemos… empezó allí fuera. En el universo lejano. Con tribus de humanos… que pudieron ser los antepasados de los egipcios… de los toltecs… de los mayas… que pudieron ser los arquitectos de las grandes pirámides… de la civilización perdida de Lemuria… o de la Atlántida… Algunos creen que pueden existir hermanos del hombre… que incluso ahora siguen luchando por sobrevivir… en algún lugar más allá del cielo.

BaltarBaltar no tiene la ambigüedad de la nueva serie, en el piloto vende a la humanidad y aunque en la película (que consta de los tres primeros capítulos con alguna variación) los Cylones le cortan la cabeza, en la serie le dejan vivir… y le dan una estrella base Cylon! Es decir, la serie no va de los Cylones contra los humanos (ni siquiera tienen un plan), sino de Baltar gobernando a algunos Cylones e intentando destruir a los humanos. Aunque esto no queda del todo claro: a veces parece que quiere destruirlos (sobre todo a Adama y la Galáctica) y otras veces parece que quiere gobernarlos. En todo caso, me recuerda mucho al M.A.D. de Inspector Gadget (aunque a Baltar sí que se le ve la cara): un tío sentado en un sillón, al que sus secuaces visitan para informar de cómo ha ido la misión (normalmente mal), y él los maldice por haber fallado, o si le dan buenas noticias, ríe en plan malo malote (mwahahahah!). Importante también la iluminación, Baltar suele salir en sombras, me encanta sobre todo cuando le iluminan de tal manera que sus cejas parecen de pico (como Zapatero) y la parte de debajo de los ojos queda oscura… He dicho que da risa? La imagen impagable es cuando para coronarse, que dirían Los hombres de Paco, decide ir en un Raider Cylon en el ataque final a la Galáctica… con un casco de centurión.

Las tramas son muy infantiles, y la exposición de las mismas, bastante previsible. Los planes de Baltar son patéticos en general, pero para mí el mejor es cuando (no recuerdo en qué capítulo), ordena a los Raiders que vuelvan a la estación base para que Adama crea que pueden escapar (si retiras a los Raiders claro que escaparán!). Además, parece que el espectador sea tonto, porque a veces te explican las cosas dos veces. Por ejemplo, en el capítulo 1×14 – Fire in Space, Raiders Cylon se acercan a la Galáctica y ésta suelta a los Víboras para defenderse. Pero los Raiders no atacan a los Víboras (van directos al puente de mando de la Galáctica, pero eso de momento no lo sabemos). Los Víboras sí atacan a los Raiders, y entonces oímos a uno de los centuriones decir “te-ne-mos que se-guir el plan; no hay que a-ta-car a los Ví-bo-ras”… y al cabo de un minuto, Apollo dice “qué raro, no nos están atacando!”. A ver, yo creo que no hacía falta que los centuriones expusieran que no pensaban atacar si poco después los pilotos coloniales se iban a dar cuenta! Y hay muchas situaciones como ésta. También hay un momento en el que salen de su sistema solar, y dicen que van a donde nunca ha pisado el hombre… pero luego hay humanos en cada planeta que encuentran. Ah! No hay saltos FTL, y en teoría buscan la Tierra (que no es sólo una argucia de Adama para dar esperanza a la población, sino que realmente creen que existe… ilusos! :P), pero no tienen ni idea de dónde está (sin embargo encuentran vida en otros planetas y no se les ocurre establecerse… ah claro, que les siguen los Cylones… pero a los habitantes de esos planetas no les persiguen los Cylones? Pues no).

Me dejo lo mejor para el final. El Comandante Cain (que a veces pronuncian kein, y otras, caín… como el de Caín y Abel! :P). Sí, lo he escrito bien. Es comandante, no almirante. Es una leyenda viviente, todo el mundo le admira por su osadía… pero también es un poco cabrón, porque se carga dos naves cisterna en una misión (sí, es comandante pero suele pilotar un Víbora) en la que únicamente debían destruir a los Raiders Cylon que las custodiaban, sólo para echarles la culpa a los escuadrones de la Galáctica y evitar trabajar en equipo con ellos. Después, intentan planificar un ataque a una base Cylon, los planteamientos de Cain y Adama son radicalmente diferentes (los de Cain son más arriesgados), Adama le releva del cargo (a mí me extrañó que un comandante pudiera relevar a otro comandante, pero según Salva no sólo se puede hacer eso, sino que cualquier militar también puede relevar a un superior… claro que el superior obviamente se negará, y el militar inferior deberá tener suficiente gente a su favor para poder relevarlo de verdad… a parte que podría considerarse un motín)… y Cain acepta ser relevado. Luego los guerreros de la Pegasus (entre los que se encuentra su hija Sheba) se ofrecen a llevar a cabo su plan original (es decir, amotinarse)… y Cain lo rechaza. Perdonadme, pero no lo entiendo.

Referencias y homenajes en Galactica 2003

Tira Dilbert 08 Dic 2006
Ayer, revisando los feeds, me sorprendió encontrarme con la viñeta del viernes de Dilbert. No he tenido la ocasión de escuchar frack (o frak) en la serie clásica, dado que en Cuatro la emiten en castellano, pero me consta que los fraks de la nueva son un homenaje a la original. Uno de tantos.

Para mí el mejor homenaje tiene lugar durante la ceremonia de retirada del servicio de Galactica, que sólo pude apreciar al volver a ver la miniserie la semana pasada. Adivináis qué música suena durante el vuelo de exhibición de los Vipers? Es la melodía de la serie original! Los Vipers ya son todo un homenaje por sí mismos, porque como representa que Galactica es una nave obsoleta a punto de jubilarse para convertirse en un museo, tiene unos modelos de Viper muy antiguos. En la miniserie salen Vipers modernos (el que lleva Apollo por ejemplo), pero son afectados por el virus Cylon y la mayoría se pierden, por eso durante toda la serie vemos unos Vipers muy parecidos a los de la serie original (aunque en la tercera temporada he visto algún que otro Viper moderno… después de dos temporadas, han decidido utilizarlos? Supongo que no estarán en red porque podrían ser afectados por el virus…).

También tenemos el Pyramid, que en la original es un juego de cartas y en la nueva un juego de pelota. En la serie clásica también tienen un juego de pelota, al que llaman Triad (y por lo visto no hay jugadores profesionales, los mismos pilotos coloniales -qué chicos más polifacéticos!- juegan para entretener a la flota). Y en la nueva también tienen un juego de cartas, parecido al poker, del que no conocemos el nombre. Me hace gracia este traslado del nombre Pyramid, teniendo en cuenta que en ambas series hay un juego de cartas y uno de pelota.

En cuanto a los personajes, cabe decir que en la serie original, Apollo, Starbuck y Boomer eran realmente los nombres de los pilotos, no sus apodos (como decía, siempre intentando ser diferentes a todo lo conocido). Starbuck es Fenix de El Equipo A (no me refiero a que esté interpretado por el mismo actor, que también, sino que el personaje es igual de ligón); Boomer no es un Cylon (obviamente, ya que no hay Cylones humanoides) ni una mujer; tanto él como el Coronel Tigh (un personaje bastante soso, ni la mitad de cabrón que el nuevo) son negros; las mujeres brillan por su ausencia, o en todo caso, por su estupidez, son totalmente mujeres florero. A destacar la ya citada Serina (la doctora Quinn), que le iba llorando a Apollo por cada problema que tenía con su hijo, suerte que enseguida se la cargan, justo después de casarse con Apollo… para que su hijo tenga padre, claro.

En la miniserie de 2003, Helo y Boomer deben aterrizar en Caprica para arreglar su Raptor. Cuando están a punto de irse, llegan un montón de supervivientes del ataque, desesperados por una plaza para la salvación. Boomer dice que los niños primero, y luego sortean el resto de plazas. Cuando al final se van, uno de los niños va de copiloto. Parece que va a ser importante porque luego Boomer lo pasea por Galactica, lo lleva a la sala de juegos, pero después de la miniserie no vuelve a salir. Pero se llama Boxey, como el hijo de Serina de la serie clásica.

También he visto tramas inspiradoras. Por ejemplo, en un capítulo el trío (Apollo, Starbuck y Boomer, son como uno, siempre van juntos) debe ir a un planeta helado y destruir un pulsar laser que utilizan los Cylones para atacar a todo aquél que pase por ahí. En el planeta encuentran a los Theta, unos clones humanos que fueron creados por el mismo científico que creó el laser (trabaja coaccionado para los Cylones) para ser esclavos. Sólo hay dos modelos, uno masculino y otro femenino. En principio su creador no les puso alma, pero ellos evolucionaron y algunos se rebelaron y escaparon; tampoco podían tener hijos, pero ellos descubrieron que sí podían y escondían a sus hijos de los Cylones. A mí eso de clones evolucionados me suena…

También está la aparición de otra Estrella Bélica, la Pegasus, con el Comandante Cain al mando. En este caso me alegro de haber visto primero la de la nueva serie, porque así fue una sorpresa total (en la original los spoilers me importan menos, puesto que sólo me interesa compararla con la nueva). Ambos Cain coinciden en su ánimo guerrero (durante el tiempo en que las dos estrellas estuvieron separadas, la Pegasus había luchado activamente contra los Cylones), frente a la tranquilidad y cautela de Adama, amén de tener una metodología un poco sucia (pero ella es más cabrona). En este caso la Pegasus apenas dura dos capítulos (aunque acaba igual que la nueva, ejerciendo de señuelo para los Cylones), y con ella muere el Comandante Cain, en un acto heroico. Me gusta más la muerte de la Almirante Cain a manos de una Número 6.

En el capítulo 1×14 – Fire in Space (de la clásica), hay fuego por toda la nave, y la única solución que encuentran para apagarlo es abrir las escotillas para que se vaya el oxígeno. Esta trama también la encontramos en la miniserie, pero dura apenas unos minutos. En la serie original dura todo un capítulo. En este mismo capítulo, y debido al impacto de un Raider Cylon contra el puente de la Galácica (que provoca todo el fuego :S), Adama resulta herido de gravedad, y deben operarlo. No os suenan todas estas tramas?

Por lo visto los cambios que se hicieron en la serie reimaginada levantaron la ira de los fans de la clásica. Yo creo que sin esos cambios, Galactica no sería lo que es (la mejor serie de todos los tiempos), sino un remake sin sustancia de una serie anticuada. Pero me encantan todas estas referencias, y reconocer tramas inspiradoras en la serie clásica (seguro que un fan pillará muchísimas más). Yo seguiré viendo la serie los sábados y domingos (si no les da por ponerla entre semana, como en este puente, que me perdí la mitad del capítulo del miércoles, y si no me hubiera levantado pronto me lo habría perdido todo), y si encuentro otra referencia destacable, la añadiré al post.

Actualización 14.01.2007: por lo visto ayer acabó la serie (lo he descubierto hoy, como no ha habido capítulo en Cuatro he ido a TV.com a ver el listado de capítulos… y el de ayer era el último!) La verdad es que no acaba de manera conclusiva ni mucho menos, así que me ha sorprendido bastante. Veremos si en Cuatro emiten la secuela Galactica 1980, que está considerada como una segunda temporada de la serie (aunque bastante mala).

Justo el viernes le decía a Salva que llevaba bastantes capítulos (de hecho desde más o menos cuando escribí este post) sin ver a los Cylones por ninguna parte. Baltar se entrega en 1×15 – War of the Gods (1) (sí, se entrega), y después vienen 8 capítulos sin Cylones… hasta el último. Cómo puede ser que en una serie que trate de una guerra entre humanos y Cylones haya 8 capítulos sin uno de los bandos? Aunque hablando de desapariciones, no recuerdo cuándo pero Boxey y Athena (el hijo y la hermana de Apollo, respectivamente) también desaparecen del mapa, y no se vuelve a hablar de ellos, como si no existieran. Y Athena era la encargada del scanner en la Galáctica! (es decir, la Dee de la versión original) Pero de repente ponen a otro tío y sigamos con el espectáculo! Además, se supone que había un triángulo amoroso entre Starbuck, Athena y Cassiopea (una mujer de vida ligera que de pronto resulta que es enfermera, que además estaba liada con el Comandante Cain), y que Starbuck jugaba con las dos (la típica trama de un tío quedando con dos tías sin que ninguna de ellas se entere de que sale con otra, vamos), pero llega un día en que Starbuck está enamorado de Cassiopea y así se queda.

En el último capítulo, la Galáctica descubre un sistema solar (están fuera de su universo conocido, donde en teoría nunca ha ido nadie, pero saben localizar ese sistema solar en su mapa estelar :S) y envía a los Víboras a investigar. Descubren una base Cylon escondida detrás de un planeta y vuelven a informar a la Galáctica. Aquí Adama decide que ya llevan demasiado tiempo escondiéndose y que tienen que seguir la estrategia de Cain e intentar destruir la base Cylon. Para ello, a Apollo se le ocurre que él y Starbuck podrían entrar en la base Cylon y destruir los scanners, para que así la Galáctica pueda acercarse lo suficiente sin que se enteren para atacar, y contar con el factor sorpresa. Cómo entrar en la base Cylon sin ser descubiertos? Pues cogiendo el Raider Cylon con el que Baltar vino a la Galáctica para entregarse. Los Víboras serán los encargados de destruir los Raiders Cylon que estén patrullando, y para no confundirlos con el Raider que lleven Apollo y Starbuck, les da un transmisor (a alguien le suena? Pero en el otro sentido, el de llevar un transmisor Cylon para no ser descubiertos), y les dice que no lo pierdan, o estarán muertos! Apollo le dice que si lo pierden, bailarán. En ese momento supe que: a) lo perderían (era una apuesta segura, y lo hacen de la manera más tonta) y b) el bailecito sería como el que hace la nueva Starbuck para saludar a Apollo al volver a Galactica con su Raider Cylon (no fue exactamente así, pero casi). Lógicamente consiguen su objetivo y la base Cylon es destruida, pero el capítulo nos deja momentos memorables de los Centuriones, cayéndose a la mínima, caminando aparatosa y lentamente, sin ningún reflejo…

Encuentran la Tierra? Pues sí y no. En un capítulo encuentran a una familia que huye de la Alianza Oriental, y que son de un planeta llamado Terra (en castellano canta a la legua, pero en inglés Terra y Earth no son tan parecidos :P). Nuestros guerreros coloniales favoritos les ayudan a deshacerse de la amenaza de la Alianza, pero no les preguntan dónde está Terra. Y después hay otro capítulo en el que unas luces blancas abducen a Apollo y a Starbuck para impedir una guerra en Terra (también contra la citada Alianza). Qué surrealista. Todo para que en el último capítulo, Apollo por casualidad capte una transmissión en la obsoleta frecuencia gamma (que según leo en TV.com era la famosa frase de Neil Armstrong “One small step for man, one giant leap for mankind.”), y no sepan si es de la Tierra (aunque Apollo, en su recién descubierta faceta de erudito, cree que sí). Apasionante.

[Aviso: el post es un poco críptico, pero reconozco que si estás lo suficientemente inmerso en el universo Alias, y sobre todo si has empezado a ver la quinta temporada pero no has llegado al 11, puedes llegar a imaginarte de qué hablo, así que read at your own risk ;)]

Acabo de ver el capítulo 5×11 – Instinto Maternal, y después de tranquilizarme (vaya gritos he pegado, incluso han venido mis padres a mi habitación a ver qué me pasaba), sólo puedo decir: lo sabía!! Había ido perdiendo la esperanza conforme avanzaba la temporada, pero tenía que ser así, y nada más ver al hombre cabalgando he visto que el momento se acercaba (vale, reconozco que cada vez que en el final del capítulo aparecían personajes desconocidos también pensaba que ése era el momento, pero esta vez he acertado).

Ya sólo quedan 6 capítulos… snif!

Actualizado 7.12.06, 00:11h: una cosa que he recordado esta noche… gran detalle el de dejar el Special Guest Star para el final, en una serie patria seguro que hubieran chafado la sorpresa con los malditos créditos.

Re-actualizado 17.12.06, 14:22h: después de ver 3 capítulos más, de los que sólo uno tiene relación con el tema, tengo que decir que la resolución me ha decepcionado un poco. Veremos qué pasa en los 3 últimos.