Érase una vez, un trabajador de una compañía aérea pequeña. Como (casi) toda compañía aérea, sus trabajadores tienen X vuelos gratis al año (pagando solo las tasas), pero en este caso, la compañía no tiene ningún vuelo desde la ciudad de residencia del trabajador, así que en casi 4 años trabajando allí no ha podido aprovecharse de esta ventaja.

Pero en 2015 la compañía negocia con otras compañías un “quid pro quo” de ventajas para trabajadores (algo también habitual en el sector): tú das vuelos baratos (según el acuerdo, los hay muy baratos) a mis trabajadores, y yo hago lo mismo con los tuyos. Hay una “trampa”: los vuelos no son con plaza confirmada, es lo que llaman “en standby” (ojo, los gratis de la propia compañía también suelen ser de este tipo… pero al ser tu propia compañía tienes acceso a la disponibilidad real de los vuelos en todo momento). Es decir, si el vuelo va lleno, no vuelas. Y si no va lleno, pero hay más gente en standby que plazas libres, entran en juego las prioridades, que dependen de cada compañía pero en general un trabajador de la propia compañía volará antes que uno de otra. La trampa viene también con una ventaja: si no vuelas, no pagas. Nada. Mejor dicho: te devuelven el dinero. Y “no volar” incluye desde decidir no ir al aeropuerto (no show) hasta llegar, facturar y echarte atrás en la puerta de embarque (true story :P), pasando por la más típica, que no haya plazas y te quedes en tierra. Aquí lo que dicen los “expertos” (compañeros con experiencia en frees, ya que han trabajado en otras compañías aéreas anteriormente) es que hay que comprar varias opciones para una misma ruta, y de esta manera tener backup: vas al primer vuelo, y si no entras, vas siguiendo las opciones de la lista. Total, lo que no vueles te lo devuelven (eso sí, necesitas dinero en la cuenta y/o crédito en la tarjeta para avanzarlo todo!).

En cuanto se cerraron los acuerdos, este trabajador y su mujer se lanzaron a buscar “vacaciones” con vuelos baratos. Aunque en verano los vuelos van más llenos y es más fácil quedarse en tierra, se tiraron a la aventura con una apuesta nostálgica: volver a la ciudad donde se conocieron, en Alemania. Había 2 vuelos Barcelona-Düsseldorf con 2 compañías diferentes: compraron ambos (para la ida y la vuelta), y reservaron un hotel con posibilidad de cancelación el mismo día (por si acaso!). El sistema de reservas tiene un código de “caritas” indicando (supuestamente :P) cómo va de lleno el avión, que da una orientación de las probabilidades de embarcar en cada vuelo (carita verde sonriente, sin problemas; amarilla sin sonreír, la cosa está complicada; y roja triste, ni lo intentes).

El día anterior al vuelo de ida vieron que una de las opciones compradas estaba roja, así que fueron directamente a la siguiente (que seguía verde). Llegaron al aeropuerto, hicieron una interminable cola para el check-in, y al llegar al mostrador les informaron de que quedaban 6 plazas y que, aunque era poco probable venderlas entre ese momento y el cierre del check-in (quedaban unos 20min), por protocolo tenían que esperar. Y empezaron los 20 minutos más largos de la vida de esta pareja (hasta entonces xDD). Pero hubo suerte, les asignaron asientos al cerrar el check-in, se recorrieron la terminal lo más rápido que pudieron para llegar al embarque, y se marcaron un viaje revival a Aachen de lo más emotivo (historia para otro post :P). Ah, a la vuelta iba tan vacío que les asignaron asientos sin tener que esperar al cierre del check-in.

Con esta experiencia en la mochila y con los acuerdos suculentos de Delta y Lufthansa, estos 2 frikis se montaron un viaje a USA en octubre (temporada baja, no? :P): saldrían un sábado de Barcelona con destino Nueva York, dormirían una noche allí (en un hostel barato y cancelable hasta el mismo día), y al día siguiente tomarían el penúltimo vuelo de Nueva York a Las Vegas (para tener como backup el último, claro). Lo de la noche en Nueva York (donde ya habían estado 2 veces) fue por 2 razones: el sábado no había conexión BCN-JFK-LAS, así que para quedarse en casa, preferían darse un paseo por Manhattan; y en caso de que el BCN-JFK del sábado fuera lleno, podían coger el mismo vuelo el domingo (y enlazar con el de Las Vegas, sin paseo por Manhattan). Todo estaba muy bien pensado 😛 Tras 2 noches en Las Vegas, la siguiente parada era San Francisco, en este caso compraron plaza confirmada con Southwest (una lowcost local) porque las opciones en standby les hacían hacer escala en Los Angeles. Y en San Francisco, todo confirmado y pagado: coche (descapotable!), hotel (qué ciudad más cara!!!), visita a Alcatraz, excursión (recomendada por una amiga) contratada…

Para la vuelta, pensando en que “lo más difícil” es la parte internacional del viaje (de USA a Europa), porque hay pocos vuelos diarios, mientras que dentro de Europa hay más opciones (ej. con un SFO-JFK-BCN, si en el JFK-BCN no hay plazas seguramente ya no haya más vuelos a Europa ese día; mientras que si pillas un SFO-FRA-BCN por la mañana, que si no entras en el SFO-FRA hay un SFO-MUC más tarde, y en las rutas FRA-BCN y MUC-BCN hay un montón de vuelos diarios, la cosa parece más “segura”). He dicho que estaba todo muy bien pensado? Igual si conocéis a la mujer sabréis que es una friki de los excels, esquemas, comparativas y valoración de opciones.

Fast forward al día D (03/10/2015). Los viajeros han visto que el vuelo tiene carita verde así que se plantan en BCN, hacen el check-in en el Delta BCN-JFK (en este caso, obtienen una tarjeta de embarque, que les permite pasar el control de seguridad, pero sin asiento asignado; lo asignan en puerta cuando hay plazas), van tranquilamente hacia la puerta (donde se supone que les tienen que llamar por nombre), cuando llega la hora el vuelo embarca, cuando va quedando poca gente en la cola empiezan a llamar a gente por nombre… llaman a unos 5-6 en total, pero no a nuestros intrépidos viajeros. Una empleada informa al grupo que se ha quedado sin embarcar (unas 6-7 personas) de que el vuelo va lleno y que si quieren lo pueden intentar al día siguiente, y otro empleado acompaña al grupo a volver a pasar por el control de pasaportes y hasta la cinta por donde saldrán las maletas.

Nuestros viajeros están decepcionados, y saben que probablemente las otras personas que se han quedado fuera también estarán compitiendo con ellos por las plazas libres en el siguiente vuelo, así que empiezan a no ver viable volar el domingo (aunque tenga carita verde). Igualmente lo compran, para “tener algo”, pero como no tienen nada mejor que hacer, “acampan” en el Pans de la T1 a buscar alternativas. Hay una que parece viable: volar esa tarde a Amsterdam con KLM (hay 2 vuelos, uno con carita amarilla y el otro verde), y el domingo AMS-JFK (KLM tiene 2 vuelos diarios: el de mediodía les permitiría enlazar con el último JFK-LAS de Delta pero tiene carita amarilla, y el de la tarde tiene carita verde pero les dejaría “tirados” esa noche en el JFK). Compran también esta opción, pero siguen mirando. Hasta que llega la hora de embarcar hacia Amsterdam, no lo ven claro (y si se quedan el domingo tirados en Amsterdam?).

No llegan a hacer el check-in de ese vuelo, sino que se van a casa, y la mujer hace uno de sus esquemas con todas las combinaciones posibles vía Europa (primero vuelo interno y luego el internacional), ya que parece que volar desde Barcelona a USA está complicado. Descubren que de AMS-JFK no hay 2 diarios sino 4 (2 por la mañana de Delta, y los 2 de KLM). Ains, si se hubieran ido a Amsterdam… el primer ysi del no-viaje xD

Finalmente toman una decisión: el domingo volverán a intentar el Delta a Nueva York, y si no probarán la vía Amsterdam (BCN-AMS el domingo por la tarde, y AMS-JFK el lunes, en el primero de los 4 que tenga plazas; en esos momentos, 3 de los 4 tienen carita verde). Y se van a dormir, en la comodidad (para nada deseada en esos momentos :P) de su propio hogar.

Continuará…

3 comentaris a “las aventuras de 2 viajeros en standby (i)”

  1. Children at your Feet » Arxius » las aventuras de 2 viajeros en standby (ii) va dir...

    […] las aventuras de 2 viajeros en standby (i) […]

  2. Children at your Feet » Arxius » las aventuras de 2 viajeros en standby (y iii) va dir...

    […] las aventuras de 2 viajeros en standby (i) […]

  3. Children at your Feet » Arxius » 2015 va dir...

    […] las aventuras de 2 viajeros en standby (i) […]

Digues la teva!

XHTML: Podeu fer servir les següents etiquetes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>