Arxius de May, 2020

Pues sí, los cumplo confinada. Y aunque hace ya cuatro años que no escribo post por mi cumple, es una buena ocasión para retomarlo.

Me he despertado y Salva me tenía preparada una gymkana para encontrar mis regalos por casa, ha sido muy divertido… uno de ellos era el Funko de Westley enmascarado (aka Man in Black), ya tengo la colección entera de The Princess Bride.

Aunque he tenido que trabajar, hoy me he limitado bastante las horas (mayo ha sido muy salvaje en cuanto a presión laboral, se nota que muchos clientes empiezan a estar “aburridos” en casa y se ponen a pedir cosas como locos).

Para comer he hecho spaghetti carbonara (iba a decir la auténtica #lacarbonaranollevanata, pero desde que un italiano le dio la idea a Salva de hacerla con Idiazábal no la hemos vuelto a hacer con Pecorino, nyam qué rico!).

Mi pastel ha sido un poco frikada. Hace unos meses descubrí un podcast, Pants in the Boot, que junta a varios angloparlantes de diferentes sitios y discuten las diferencias entre sus idiomas. Es muy divertido escuchar cómo se enfadan unos con otros por añadir o quitar letras a las palabras (ay, el alumin(i)um!), por llamar de la misma manera a cosas diferentes y de maneras diferentes a la misma cosa.

Lo descubrí por un tweet de @eduo, que incluye un corte que habla sobre los Jaffa Cakes:

Sí que sabes lo que son los Jaffa Cakes, aunque no los conoces con ese nombre. Las Pim’s son Jaffa Cakes. Son dulces con forma de galleta pero blanditos, con una capa de gelatina/mermelada y cubiertos de chocolate. Son galletas o pasteles?

Resulta que en UK, los bienes “de primera necesidad” no llevan IVA. Las galletas y pasteles se consideran de primera necesidad. Pero si los cubres de chocolate cambia bastante la cosa: los pasteles cubiertos de chocolate siguen siendo de primera necesidad, pero las galletas cubiertas de chocolate no. WTF?!?!

Entonces, los Jaffa Cakes son galletas o pasteles? Al que los inventó le interesaba que fueran pasteles, para poder venderlos más baratos, así que para demostrarlo, hizo un Jaffa Cake gigante. Y le dieron la razón. No me lo invento!

Así que mi pastel de cumpleaños ha sido un Jaffa Cake “gigante” (15cm, que nos lo tenemos que comer entre 2).

View this post on Instagram

mi tarta de cumple va dedicada al podcast #PantsintheBoot, que junta a angloparlantes de diferentes sitios a charlar de cómo hablan el mismo idioma de manera tan diferente (Pants y Boot no significan lo mismo a uno y otro lado del charco). En uno de estos (de hecho, descubrí el podcast por esta anécdota) me enteré de que los dulces que aquí venden como Pim’s se llaman Jaffa Cakes, y que para demostrar que son *pasteles* y no *galletas* (porque en UK, una galleta se considera un bien de primera necesidad y no paga IVA, pero si la cubres de chocolate ya no es de primera necesidad; en cambio un pastel cubierto de chocolate sigue siéndolo… brits 🤷🏻‍♀️), el inventor de los Jaffa Cakes hizo uno gigantesco. Así que me he hecho un Jaffa Cake de 15cm (esto cuenta como gigantesco en tiempos de confinamiento siendo 2 en casa 😝). Y oye, está rico! #yomequedoencasacelebrandocumpleaños #treintaytodos #jaffacakes

A post shared by Cristina (@ladymadonna) on

Por la tarde hemos ido a dar una vuelta, y a comprar helado (el de bescuit de la Granja Caralt, el segundo mejor helado del mundo, después del de limón de mi madre).

Y nos lo hemos comido mientras veíamos la mejor peli del mundo.

No ha estado mal el día, no.

Me las prometía muy felices hace 3 meses (que parecen años). Pero fue acabar febrero y wow, that escalated quickly!

La semana del 9 de marzo tuvimos claro que #EastCoast2020 no iba a suceder. Hoteles reservados, billetes de tren comprados, mapa a medias (y así se quedará)… lo dejamos todo en standby (ojos que no ven…). Aún así, cuando el 6 de abril nos cancelaron el hotel de NYC, dolió. A un nivel irracional, sí, pero esa punzada en el estómago fue real. Pero cuando apenas un día más tarde nos cancelaron el vuelo, el sentimiento fue de alivio, porque después de semanas con miedo de que no nos lo cancelaran (pero que igualmente no nos permitieran volar, perdiendo el dinero o teniéndolo que cambiar por un vale), por fin teníamos la solución (a día de hoy todavía no nos han devuelto el dinero, pero bueno). Ese mismo día ya cancelé todo lo demás (Amtrak también nos devolvió el dinero pese a que los billetes eran no reembolsables!), y desde entonces, casi se me había olvidado que hoy nos íbamos. Lo que más pena me da es que podremos ir a NYC en otro momento, pero Salva no podrá cumplir 40 en NYC en otro momento. Que a él le da igual, porque odia su cumple, pero a mí no (que celebro los cumpleaños de mis gadgets, por Jobs!). Al menos lo podremos celebrar dando un paseo. Espero que en mis 40 nos podamos resarcir de todo esto (fingers crossed).

He empezado por #EastCoast2020 porque era nuestro gran viaje en 2020, pero también se nos han torcido otros planes: Salva se iba de despedida de soltero (a Tenerife) a finales de marzo (y la correspondiente boda teóricamente es en septiembre, pero a día de hoy no sabemos si se podrá celebrar), Pin i Pon tenían preparada una fiesta por todo lo alto a mediados de marzo para celebrar sus 40 años, Salva y Christian también estaban preparando su fiesta de los 40 para abril… aunque a Christian le hicimos fiesta sorpresa igual el día de su cumple. Ah, también teníamos una boda el 23 de abril, pero esto no lo cuento entre los planes torcidos porque se celebró igual (salimos en prensa y todo!).

Llegeix la resta del post »