Arxius de la categoria 'aachen'

Capicúa, impar y divisible por 11. Nostamal, para no ser primo…

Hoy cumplo 33 años, y me temo que lo único bueno que va a tener el día es el visionado de rigor de ya-sabéis-qué-película, espero que con Salva al lado. Porque ambos llevamos una época algo complicada en el trabajo, este 2014 está costando :(

Estoy en modo depre, y es que si el año pasado me alegraba de tener una reunión en #ClientisHorribilis, este año vuelvo a celebrar mi cumple con ellos, estoy aterrada y ni siquiera podré comer con Salva. Porque lo que estoy sufriendo este año con #ClientisHorribilis no está escrito. Porque no se trata del proyecto de migración que llevaba hace un año, un tipo de proyecto que ya tenía más que dominado, ahora estoy llevando al cliente desde otro departamento, algo nuevo para mí y del que no conozco los procesos internos, un departamento que no siempre funciona como debe… en concreto en este caso, hace casi un año que se quejan de mal funcionamiento y hasta ahora parece que nadie ha hecho nada… hasta que me cae el marrón a mí, y por supuesto las broncas del cliente también. Y no puedo arreglar las cosas en un día (y mucho menos sin el soporte de gente que sabe más que yo, y sé que por arriba ganas hay, pero tiempo no mucho :S), pero el cliente no lleva un día esperando, lleva mucho más.

Ayer exploté. Odio explotar, pero a veces la impotencia me puede. Y hoy a enfrentarnos a un nuevo día de problemas. A nadie le importa que sea mi cumpleaños. La verdad es que este año mi día ha llegado sin apenas enterarme, no me gusta eso, me gusta hacer mis cuentas atrás, disfrutarlo… pero este año no :(

Acabo con algo positivo, y es que Salva sigue acordándose de mi fakecumple. Este año me regaló una lira (nada musical, un cacharro para nivelar pasteles :P) y una biblia (del pan, para ser más exactos :P)… incluso como me veía tan mustia, quería darme más regalos a lo largo de estos 10 días, pero le dije que no, no hace falta sentar más precedentes… pero <3

3.652 días. 522 semanas. 120 meses. 10 años. El 30% de mi vida lo he pasado contigo :)

2.370 días. 338 semanas. 78 meses. 6 años y medio. El 65% de nuestra vida nos hemos despertado juntos :)

717 días. 102 semanas. 24 meses. 2 años. El 30% de nuestra vida compartida ha sido legal :P

489 días. 70 semanas. 16 meses. Casi año y medio. Ya solo quedan 18 y medio más en esta condena :P

408 días. 58 semanas. 14 meses. Algo más de un año en nuestro hogar 2.0. 4 años más y alcanzaremos al hogar 1.0 en tiempo :P

Y antes de que pasara todo esto, 42 días que parecen poquísimos pero en los que entendimos taaanto a los de Gran Hermano xDD

Un 26 de febrero, Christian me pasa a recoger por mi apartamento en Kühlwetterstraße (el 244), junto con su amigo Salva, al que se le ha alargado el proyecto y se va a quedar unos meses más. De camino al apartamento de Christian se encuentran una tele en el pasillo, Salva dice “mira, tu tele”, la cogen y se la llevan a casa. No, no era la tele de Christian.

Un 26 de marzo, acudo a mi primera 80s Party en la Westbahnhof. Allí descubro el pfand, del que seré gran fan en los próximos meses… dinero gratis! Entrar sereno y salir borracho y ganando dinero! De la manera más rara, acabo en el apartamento de Salva con él y Xipi, para fumar (?).

Un 1 de abril, se suceden mil bromas entre los que estamos en Philips, y el April Fools no es lo único que descubro ese día… ains, el net send xD

Un 2 de abril, me monto en una Touran con 5 desconocidos y emprendemos un viaje de 600km que acaba durando 13 horas, que dan para muchas cosas, entre ellas perder la voz (o acabar con voz sexy, como diría luego alguien).

Un 8 de abril, tras el xupitón de rigor, unos post-its muy gaditanos y un barco de Chanquete del que al final sí nos movieron, empezaron esos 3.652 días maravillosos. Y perdonad la cursilada, pero <3 9 years

Decía ayer que estas Navidades han sido bastante frikis. De entre todos los regalos de Salva (que han sido unos pocos, el tío se llevó la Vinçon entera), hay 2 que me hacen especial gracia.

El primero es el Gorillapod, un minitrípode bastante peculiar, ya que puedes moldear sus patas como quieras para engancharlo en qualquier lado. Llevaba tiempo buscándolo (más de un año, aunque últimamente ya me había olvidado de él), pero normalmente sólo encontraba el modelo más pequeñito (para cámaras compactas), y yo quería el mediano (para cámaras bridge). Al final, Salva me ha comprado el grande, que también nos servirá para la cámara de vídeo que pienso comprarme en Japón (y la réflex que dice Salva que se comprará allí). El único inconveniente respecto al mediano es que no tiene zapata, por lo que tienes que enroscarla cada vez que quieras usar el trípode. En quesabesde publicaron hace tiempo un vídeo demostrando las capacidades de este pequeño trípode (y también sus limitaciones).

Pero lo que más ilusión me hizo fue la lámpara Living Colors de Philips. Recuerdo cuando me la dio, en Nochebuena, que me dijo “espero que te traiga recuerdos”. Abro el papel, veo una frase en alemán y digo “claro, me trae recuerdos porque es algo alemán”. Sigo abriendo y veo que es… mi PFC!!!

En serio, mi Proyecto Final de Carrera era un prototipo de esta lámpara de LEDs hecha en los laboratorios de investigación de Philips en Aachen. Era una matriz de 8×8 LEDs (de los colores primarios RGBA), mi parte era el controlador de la luz emitida. Un programa hecho en Matlab hacía las veces de mando, donde le indicabas qué color querías (también se podían poner efectos y rotaciones, como en la Living Colors), y enviaba los bytes correspondientes por puerto serie a un DSP. El DSP lo convertía en una señal PWM, y un circuito electrónico convertía esos pulsos en señales eléctricas que llegaban finalmente a la matriz (llamada Light Tile). En definitiva, mi PFC (el de verdad) era éste:

Y pensar que cuando lo estaba haciendo creía que era una mierda, y que no servía para nada… pero al final, supongo que mi obsesión con las cosas que emiten luces de colores viene precisamente de mi PFC. Para hacer este segundo vídeo (por cierto Samuel, los dos están hechos con Screenflow, para hacer pequeñas chorradas mooola! 😉 ) he tenido que desempolvar mi DVD de fotos de Aachen… ains, qué emoción, cuántos recuerdos…

La Living Colors va genial para crear ambientes. Puedes regular la saturación (si la bajas al mínimo obtienes luz blanca, no suficiente para leer pero sí para moverte por la habitación sin chocarte con los muebles), la intensidad (aunque como digo, la máxima no es suficiente para leer) y el color. Además, tiene un modo demo, en el que van rotando todos los colores. Eso sí, es importante orientarla hacia la pared (mejor una pared blanca, refleja más el color), porque si no, puedes acabar deslumbrado como me quedé yo el primer día.

[El post está en catalán, pero puedes clicar aquí si no entiendes nada ;-) ]

Avui fa quatre anys que ens coneixem. Tu i en Christian vau ser les primeres cares conegudes (en Christian més, perquè ja havíem quedat a la universitat uns dies abans, a tu només t’havia vist en fotos, en el desaparegut blog de l’Àlex Martínez) en aquella terra estranya a la que havia arribat tot just feia unes hores (el meu primer viatge en avió en solitari). Ens vam conèixer en aquell apartament buit i trist que havia de ser casa meva durant 6 mesos (no tenia ni un estri de cuina! Per sort amb el temps i la vostra ajuda vaig poder fer-lo més acollidor), tu eres l’amic pessimista d’en Christian i jo en la meva timidesa no vaig parlar gaire.

L’Àlex i tu vau fer-me sentir com a casa en el meu primer sopar de diumenge al Pallas, vau ser els primers en dir-me friki en terres alemanyes, tot pels meus coneixements sobre els mòbils Siemens (no en va, vaig desbloquejar-ne bastants en aquella època), i em vau tractar com un més, tot i ser l’única noia.

Dies després, vas recordar mentre t’afaitaves que havíem coincidit en una assignatura a la carrera (Emissors i Receptors): tu seies a l’última fila, jo sempre a la penúltima, i en el descans, després de la primera hora de classe, els meus amics i jo marxàvem cap al bar. Ho sento, jo no me’n recordo, però m’agrada saber que tu sí. Va arribar la meva primera Eighties Party, el viatge a Berlin (jo pensava que no et queia gens bé!), i una nit al Barco de Chanquete amb un Pasapalabra al Kino Zwei’99. I després d’aquella nit màgica, moltes altres vivències, però no va ser el mateix aquells quatre mesos sense tu.

Qui m’anava a dir que quatre anys més tard em despertaria cada dia al teu costat!

Sóc feliç :-)

[Short note: si piensas venir a Madrid el fin de semana del 16 al 18 de noviembre y todavía no estás apuntado al grupo, no sé a qué esperas!]

Menuda semana de sueño acumulado… El fin de semana pasado fue un visto y no visto, y por suerte esta semana ha sido más corta (estoy de puente, pero Salva no, mwahahahah! :P), ayer dormí hasta las 14h (claro, que también me fui a dormir después de las 2h, cosas de celebrar la Castanyada en casa, que hasta que no se van los demás no puedes pillar la cama…) y hoy ya empiezo a ser persona.

Llegeix la resta del post »

Pasos a seguir para encontrarse a uno mismo… literalmente:

  1. Buscar el nombre de una calle de Aachen para ver si lo has escrito bien. En este caso la calle es Adalbertstrasse, y tú escribes Adalberstrasse.
  2. Fijarse en el tercer resultado, que corresponde a un PDF de las Becas Faro (becas de ayuda a estudiantes en el extranjero, de las que disfrutaste en tu estancia en Aachen), con consejos sobre la vida en Aachen.
  3. En un ataque de nostalgia, abrir el PDF, a ver qué se cuenta otra gente que ha estado en Aachen.
  4. Encontrar frases que reflejan muy bien lo que podrías haber escrito tú, como:

    La región de la Nordrhein-Westfalen en general, y Aachen en particular, es de las más lluviosas de Alemania. […] El clima es una caja de sorpresas: no es extraño ir en manga corta en abril y tener que ponerte una chaqueta en agosto. Si quitamos estos episodios sorpresa, el invierno suele ser frío y el verano “normal” (salvo excepciones, las temperaturas no son tan extremas como aquí). Aachen está más cerca del Polo Norte que nosotros, así que la duración de los días es diferente. En invierno hay menos horas de luz, y en verano los días son mucho más largos que aquí.

    Llegeix la resta del post »

  • Hace 365 días: empezaba en un nuevo trabajo (y aquí sigo, contenta con lo que hago pero no tanto con el sueldo :P).
  • Hace 730 días: hablaba sobre mi némesis, y me encontraba inmersa en la preparación de la presentación de mi proyecto final de carrera.
  • Hace 1095 días: disfrutaba de un fin de semana con Salva en Aachen, uno de los pocos momentos en que prácticamente vivíamos juntos (el resto del tiempo no nos veíamos, porque él ya había vuelto a Barcelona y yo debía quedarme hasta septiembre), echo de menos aquellos tiempos (de los que no hay constancia bloguera porque Living in Aachen está legalmente muerto) pero espero que no pase mucho tiempo hasta que tengamos el piso!

Un buen día, el 17 de julio!

Iba a ser un 2×1 (primero Alchapar lanzó uno al aire y luego Pedro me apuntó directamente), pero Loco por la Tele ha vuelto y uno de los suyos me ha gustado y me he dicho donde caben 2, caben 3 (4 ya no, que parecería una crónica de las mías!).

Antes de empezar, paso los memes, en general, a Salva, Alchapar, Pedro y Austerhouse. El (o los) que no hayáis hecho y os apetezca ;). No he incluido a mis bloggers televisivas favoritas porque entiendo que este tipo de memes no encajan muy bien en blogs temáticos, pero si os animáis, vosotras mismas!

Cinco cosas que no sabes de mí
Éste era difícil, porque más o menos lo voy contando todo aquí, que para eso es mi blog personal, pero a fuerza de ir apuntando lo que se me ocurría en el móvil he reunido 5 cositas. Allá va:

  • No me gustan los animales. Lo cual no significa que no me afecten los maltratos a animales ni que sea capaz de hacerles algún daño (salvo a los insectos: muerte a los insectos!), sino que no me gusta estar con ellos, ni nos llevamos bien. Supongo que es por lo impredecible de su comportamiento…
  • De pequeña fui bastantes años miembro de un esplai (no sé si se dice así en castellano… es como una asociación que organiza actividades para niños de diferentes edades). El mío era concretamente un esplai católico, miembro de la red MIJAC. En las salidas de fin de semana y las colonias, la misa era impepinable. En los primeros años no me importaba, el cura que dirigía mi esplai era muy majo, pero años después dejó la diócesis y entró otro bastante estricto que dio al traste con la diversión. Me reencontré con el primero en el instituto, era el profe de religión, pero yo elegí ética.
  • Soy bastante miedica con el fuego en la cocina. Me encanta inventarme platos y preparar cosas nuevas, pero lo que peor llevo son los fogones. Sí, soy la típica que lanza las cosas al aceite desde medio metro y se aparta enseguida por si salta.
  • De pequeña, mucho antes de tener un ordenador en casa, solía ir los sábados con mi padre a su oficina (era el encargado de informática, por lo que a veces tenía que ir en sábado para hacer copias de seguridad u otras tareas que no se podían hacer con usuarios trabajando), primero sólo practicaba geografía con un juego que venía con el libro de la escuela (en un disquete de 5.25″!), y conforme avanzaba los cursos, aprovechaba para redactar los trabajos del cole. Utilizaba un primitivo Word Perfect, con la pantalla en negro y caracteres verdes! Pero era mejor que la máquina de escribir… podías equivocarte y no tenías que repetir toda la página!
  • He pasado por una depresión. Fue en la adolescencia, en parte causada por el pavo de cualquier adolescente mezclado con mi propia inseguridad, y en parte por los problemas con mi hermana. Por entonces tuvo un principio de anorexia, lo que acentuó su rebeldía, y si mis padres recibían, imaginad yo, que simplemente vi aumentados sus insultos y desprecios hacia mí (para que veáis que cuando digo ciertas cosas no es la típica pataleta). Mi depresión se curó y la anorexia de mi hermana quedó en principio gracias a mis padres, que mucho me habré quejado de ellos en el blog pero siempre estuvieron atentos a nuestros problemas y supieron intervenir a tiempo. Creo que nadie que no haya pasado por una enfermedad de este tipo puede entender lo que pasa por la cabeza del enfermo (ni siquiera un familiar, aunque quizás se acerque más), por eso yo nunca pienso que un suicida es un cobarde, que una anoréxica es una presumida extrema, ni que una maltratada no deja a su marido porque no quiere. El cristal que hay entre la realidad y el cerebro puede distorsionar la primera de muchas formas.

El meme del polígrafo
Y el polígrafo determina… que hay que contestar.

  • Diga su nombre en voz alta: Cristina.
  • Diga el nombre de su blog en voz alta: Childrenatyurfít.

A partir de este momento responda sólo Sí o No:

  • ¿Está enamorado?
  • ¿Seguro?
  • ¿Ella lo sabe? (es él, pero sí)
  • ¿Podría usted mejorar la situación?
  • ¿Empeoarla?
  • ¿Cree su blog es mejor que la media? No
  • ¿Tiene pensado mejorarlo?
  • ¿Funcionará? Sí?
  • ¿Se ha auto meneado algún post? No
  • ¿Responde a sus comentarios?
  • ¿Se la ha medido alguna vez? WTF??!!
  • ¿Sabe tirarse de cabeza al agua?
  • ¿Sabe cocinar? Psé
  • ¿Se cree guay? No
  • ¿Matarías a alquien? No
  • ¿Morirías por alguien?
  • ¿Cerraría el blog sin dar explicación alguna? No
  • ¿Cree que el blog ha aportado algo a su vida?
  • ¿Y usted a la de sus lectores?
  • ¿Su animal favorito es el lagarto? No
  • ¿Ha comido lagarto alguna vez? No
  • ¿Tiene alguna pasión oculta?
  • ¿Y alguna virtud, algo que se le dé bien?
  • ¿La ha utilizado para ligar? No
  • ¿Cree en algún dios? No (los Dioses de Kobol cuentan?)
  • ¿Utiliza Linux y lo recomienda porque sí? No
  • ¿Alguna vez has viajado atrás en el tiempo al escuchar una canción?
  • ¿Se te ocurre alguna otra preguna más para esta mierda? :
  • ¿Eres supersticioso? No

Cuatro cosas
Cuatro películas que puedo ver una y otra vez:

Cuatro lugares donde he vivido:

No hay más… de momento!

Cuatro programas de televisión que me gusta ver (me restrinjo a lo que dan por la tele, que si no la lista sería infinita):

Cuatro lugares donde he estado de vacaciones:

Cuatro de mis platos favoritos:

  • Pasta (cualquiera de sus variantes y preparaciones)
  • Tarta de manzana (en realidad, cualquier cosa que lleve manzana)
  • Patatas asadas (con allioli, mojo verde, mojo picón…)
  • La empanada gallega de mi madre

Cuatro sitios que visito a diario:

  • Alesti (desde el cual leo los blogs que se hayan actualizado)
  • Dilbert (a veces hace gracia, a veces no)
  • Google (alguna búsqueda al día, cae)
  • co.mments (para seguir los comentarios)

Cuatro lugares donde preferiría estar ahora:

  • Aachen
  • Nueva York
  • Mi propia casa, con Salva
  • Mi cama

Cuatro personas que tienen que hacer esto: las de arriba.

Ayer hubo quedada con los Pochamen. Bueno, Duke no vino (hoy tenía un examen, está haciendo el doctorado), pero Alberto sí. Nota mental: no volver a quedar cuando haya partido de fúngol. Llegué al Origginals y estaba a petar, Alberto y Prati ya estaban allí, en una mesa minúscula cerca de la puerta. Poco después llegó Jordi, y pedimos la cena (el menú de siempre, bocata + bravas). Fue agobiante, teníamos un altavoz justo encima y ni siquiera bajaron el volumen en el descanso, así que la conversación fue tipo discoteca: gritando y sin enterarte de lo que decía el que estaba justo enfrente tuyo. Tampoco jugamos a nada (y a mí que me apetecía un Mus!), porque Alberto tenía que irse sobre las 22:30h, y a esa hora nos fuimos todos. Pero me dio tiempo a evangelizar sobre Galactica (sí, ya sé, tengo pendiente hablar sobre la primera temporada… al final hablaré sobre las dos primeras, porque mañana nos espera a Salva y a mí otra maratón). Alberto también nos recomendó una serie: The IT Crowd. Os suena? 😛 Por cierto, ya queda menos para la segunda temporada!!

Hace dos años, Jordi estaba conmigo de becario en Sony (ay, aquellos tiempos en que me aburría y me dio por hacerme un blog…), de hecho cuando yo volví de Aachen él llevaba ya un año y fue quien me dijo que buscaban a alguien, y yo, por no entrar en el mundo de la consultoría, pues probé. En marzo de 2005 empezó a trabajar en DMR, luego ha tenido otros trabajos… y hace un mes que vuelve a estar en Sony, esta vez como trabajador (han contratado a varios ex-becarios de su departamento… yo estaba en otro :P).

El caso es que ayer llega, le pregunto qué tal por Sony, y me dice que le han dado recuerdos para mí. La conversación fue talqueasín:

[Jordi] Me han dado recuerdos para ti.
[Cris] Ah, sí? Quién? [pensando que será mi ex-jefe]
– Raúl.
[El becario que le sustituyó, con quien yo coincidí un par de meses, y que ahora también trabaja en Sony, se llama Raúl] El becario?
– Raúl D. [apellido]
[Searching database… item found: trabajador de Philips Aachen!] Jorl!

Qué gracia me hacen estas coincidencias, y es que siempre lo digo, el mundo es un pañuelo y te vas reencontrando a la gente en diferentes sitios. A Raúl, además, ya lo reencontré hace año y pico. Pero recapitulemos. Raúl trabajaba en Philips en la época que yo hice el proyecto. A diferencia de la mayoría de españoles (trabajadores y proyectistas), que estaban en el departamento de Connectivity Systems, él estaba en Electronic Module, como yo. Cuando empecé en Sony, iba hasta allí con Jordi en su coche, pero cuando él se fue a DMR, me tocaba pillar el tren (uno cada dos horas, viva Renfe!). Y un día, volviendo de allí, en la estación donde me bajaba, veo en el andén un tío abriendo una bicicleta plegable, era Raúl. Yo no sabía que había vuelto, así que me sorprendió mucho. Él trabajaba en Terrassa, así que nos volvimos a encontrar algunas veces más (Sony está un poco más lejos que Terrassa).

Pues por lo visto, ahora Raúl y Jordi comparten coche (viven relativamente cerca), y ún día volviendo, tuvieron la siguiente conversación (esto es como el juego del teléfono, Jordi me lo explicó a mí de una manera y yo lo explico como lo recuerdo… así que no es literal):

[Jordi] Y dónde trabajabas antes?
[Raúl] En Alemania.
– Dónde, de Alemania?
– Cerca de Colonia.
– Aachen?
– Sí, cómo lo sabes?
– Tengo una amiga que hizo el proyecto allí.
– Cómo se llama?
– Cristina.
– Ostia, la novia de Salva!

No es la única casualidad que se ha dado respecto a antiguos compañeros de Kartoffelnlandia. Una relativamente normal es que otro de los trabajadores de Philips, que también ha vuelto, ha acabado trabajando en la universidad, en el departamento donde está Duke. Pero hay otra que tiene algo más de extraordinario. Hace unos años que Silvia (una amiga mía, la única que vino a visitarme cuando estuve en Aachen, por lo que conoce a algunos de mis compañeros aachenianos) toma clases de alemán en la Escuela Oficial (me avergüenza decir que sabe más que yo), y un día, también me vino con recuerdos de alguien… Por lo visto en clase les habían preguntado si habían estado en Alemania, Silvia contestó que sí, que en un pueblecito de la Nordrhein-Westfalen… y un compañero dijo que qué casualidad, que él estuvo trabajando allí. Precisamente ellos dos no se conocían, aunque por los pelos. Normalmente no salíamos con los trabajadores de Philips, pero en la semana que estuvo Silvia allí, se celebró la fiesta de despedida de Salva, y se apuntaron muchos de ellos… pero el que va a alemán con ella, no.

Actualizado 24.11.06, 0:19h: me voy a dar una vuelta por Alesti antes de irme a dormir y veo que Salva también se ha puesto nostálgico. Qué casualidad! (yo también tengo un momento duda cuando veo un bus 7)

Por otro lado, parece que este año el día de los inocentes se ha adelantado. O no.

Antes que nada, perdóname Salva por estar todo el rato pendiente del móvil, de enseñarte esto y lo otro y darte envidia ;), pero es que mi tochito (manía mía, los móviles tienen que tener apodos: el S55 era el pequeñín, el SL55 el huevito y éste, pequeño precisamente no es) es una pasada!!

Y cuando ya habíamos dejado de hacerle caso al móvil, va y me suena. Lo saco del bolso, y no doy crédito a lo que veo: Celia! La Orejona! Para su cumple (9 de agosto) yo le había enviado un SMS, pero no sé por qué no sabía que había sido yo (aunque suponía que era alguien de Aachen, porque la llamaba Orejona y le preguntaba sobre una cena que había tenido la noche anterior con los amigos de Salva que en su ruta sureña pasaron por Cádiz). Parecía que estábamos destinadas a no encontrarnos a la vez pero esta vez hemos podido hablar un rato.

Me ha explicado que está de animadora en un hotel en Marbella, pero que en octubre se vuelve a ir de Erasmus a Alemania (esta vez a Berlín), a ver si acaba la carrera por fin (ha estudiado Filología Hispánica, no t’ho perdis!). Está muy contenta, me ha dicho que a ver si vamos a verla! “Aunque tú ya has estado en Berlín, no?”, dice. Uy, sí, pero fue toda una odisea! Ojalá podamos hacerle una visitilla 🙂

Me ha preguntado qué tal me iba todo, le he dicho que hace poco he cambiado de trabajo (de hecho hacía tanto que no hablábamos que creo que no sabía nada del trabajo antiguo), le he explicado un poco la historia, pero cuando más ha flipado es cuando le he dicho que trabajaba con Carla. Las casualidades de la vida…

Entonces me ha preguntado si seguía con Salva, yo le he dicho que sí, que lo tenía al lado, y me ha dicho que se lo pasara. Han estado hablando un rato también, y mientras yo me iba emocionando…