Arxius de la categoria 'reflexions'

(hola… sí, han pasado 4 meses)

Es flipante cómo han cambiado las cosas en el último año. Aparte de lo obvio, o quizás por eso (y por otras bodas que han sucedido alrededor), los amigos de Mataró han pasado en un año de ser “los amigos de Salva y sus novias (o mujeres :P)” para ser simplemente los Capgrossos. Y el nombre? Capgrossos (cabezudos) es el nombre de la colla castellera de Mataró… aunque no todos seamos de aquí ni todos hayan sido abducidos por Mataró (de momento hemos caído Oliwia y yo; Barcelona lleva solo una victoria en el juego de adoptar mataronenses), aquí nos hemos conocido todos y ha crecido nuestra amistad (oh qué bonitooo!).

Decía que quizás es por las bodas, porque anda que no lo hemos pasado bien preparando las sorpresas para los Nuvolets y los Muurs… y para la #bodasalvaicris porque yo no estaba en las preparaciones, pero se lo pasaron genial también liándola. Ayer precisamente estuvimos de merendola en Can Muur viendo vídeos, qué divertido :) (sí, cada pareja tiene su mote, os dejo que adivinéis cuál es el nuestro xDDD: Nuvolets, Muurs, The Puppets, FriKris, Panellets, Spatiffy, D&D)

Otro cambio que ha sufrido el grupo (o que va a sufrir :P) es que en breve se nos viene el primer menor de edad, Nuvolet Jr (también conocido como Moniato o probablemente Èric, antes fue Castanyeta :P)… y esto está suscitando algún que otro debate entre los Capgrossos. No por el nombre sino… por los apellidos.

Cuando creíamos que era una Castanyeta, Christian y Laia (Nuvolets) tenían cada uno un nombre preferido. Laia comentó que decidirían el nombre a suertes, y el primer apellido sería el del padre al que no le tocara el nombre (es decir, que si salía el nombre elegido por Christian, llevaría primero el apellido de Laia). Ahora que es Moniato los 2 se decantan por el mismo nombre así que no saben cómo se decidirá el apellido. Ayer estuvimos planeando opciones de lo más surrealistas (pero divertidas!): una gymcana chicos contra chicas, una de las pruebas sería un Dance Central (están todas locas con el juego… ellos no tanto, que no coordinan xD); lanzar un chorizo y ver cuál de los dos perros de los Muurs (uno hembra y otro macho) lo pilla; un sorteo con todos nosotros delante, con redobles de tambor, “and the winner is” y tal… vamos, las posibilidades son infinitas! xD

Pero los debates vienen por lo que imagináis: “por qué cambiar algo que siempre ha sido así” (y en el propio enunciado está la respuesta :P). Los chicos, no sé hasta qué punto en serio y hasta qué punto trolleándonos, saltan con argumentos como “para qué complicarse la vida” (ui, qué complicado lanzar una moneda al aire), “qué más dará una cosa que otra?” (si tan igual da, pongamos el de ella primero, no?), “siempre ha sido así” (la Tradición, gran argumento para cualquier debate)… y no entremos en parejas del mismo sexo, que el debate ya pierde todo sentido que pudiera tener. De hecho la primera vez que se generó el debate lo trasladamos a la familia de Salva y su padre empezó así, pero al ir contestándole a cada prejuicio (porque no son más que eso, prejuicios) acabó dándonos la razón a la suegri, el cuñao y a mí (sí, Salva estaba en modo troll :S). Y en realidad no era mi primera vez, la GReaderGang (un año, snif… never forget) ya tuvo un debate similar (uno en el que yo sí tenía ciertos prejuicios de “por defecto”-ilidad). Y vosotros?

Pero lo que me ha hecho escribir el post, aparte de compartir las idas de olla de los Capgrossos, es la aparente incoherencia de las leyes (digo aparente porque igual me equivoco muy mucho interpretándolas, IANAL y tal :P), aquí es donde invoco a mi picapleitos favorito, sí, . Si no lo tengo mal entendido:

  • Puedes elegir el orden de los apellidos de tu primogénito, pero a los siguientes hijos les tienes que poner los mismos apellidos (en el mismo orden, vamos).
  • Como adulto puedes cambiarte el orden de los apellidos si quieres.

Qué sentido tiene obligar a que todos los hermanos tengan los mismos apellidos si luego de mayores se los pueden cambiar?

No soy muy fan de la típica frase “si me dieran un euro por cada vez que X, sería millonaria”, pero si me dieran un euro por cada vez que me preguntan qué tal la vida de casada… ya sabéis 😉 Y es que la vida sigue exactamente igual, Salva y yo llevamos 8 años como pareja, 5 años viviendo juntos, un papel y una alianza no cambian nada… o sí, porque por tonto que parezca, vuelves a la etapa del principio cuando todo son cariñitus y tonterías, lo de la alianza es una novedad (sobre todo para él, jamás ha llevado anillo… le hace gracia recordarme que la lleva, y las chocamos como si brindáramos xDD), me encanta soltarle un “meeeeec” cuando se refiere a mí como su novia (y todavía lo hace!)… que estamos como dos tortolitos, vamos :D Pero por más tontos que estemos, en la práctica no ha cambiado nada. Lo cual no significa que si volviéramos atrás no lo celebráramos… pero si nos lo pasamos de coña!!! Si no fuera tan caro, lo celebraría mil veces xD La semana pasada los fotógrafos nos dieron el vídeo (y las fotos, pero con ellas nos queda un montón de trabajo de selección y edición, puesto que hemos preferido retocarlas y preparar el álbum nosotros mismos) y no puedo dejar de verlo, nos lo pasamos taaan bieeen… :D

En el trabajo también ha habido algo de cambio. Empecé a ver cosas raras con la maquera antes de la boda (no la veía por la oficina, cuando le preguntaba me decía que tenía muchas cosas que hacer en el Cliente, cuando le pedía detalles me decía tareas que poco o nada tenían que ver con las telecomunicaciones – SAP, por Jobs, SAP!), lo comenté con el gerente y me dijo que el Cliente había pedido más dedicación (mi reacción fue “para SAP?!?!”, y él “para lo que RC quiera”), y recuerdo que esa tarde (2 o 3 días antes de la boda, no más) me rallé mucho con el tema, incluso lo comenté con Salva porque nada tenía sentido.

Llegeix la resta del post »

Por si no lo sabíais, hace un mes que Salva cambió de aires laborales (ahora creo que ya se puede decir que trabaja en Volotea, es el responsable de que en breve esa web no sea solo un logo :P). El viernes pasado le dieron su nuevo móvil de empresa, un iPhone 4S (y después de una semana lo veo demasiado enganchado a Siri, espero que no se enamore de ella :P), y como es un poco absurdo ir con 2 iPhones prácticamente iguales por la vida (su 4 y el 4S de empresa) y él es un solete, me propuso intercambiar nuestros iPhones.

Mi iPhone 3GS ya era libre, pero el iPhone 4 de Salva no. Lo primero, el sábado, fue llamar a Movistar, a probar suerte. Todavía tiene permanencia (hasta el verano), pero mi 3GS me lo liberaron en 2010 cuando todavía me faltaban 6 meses, y no es el único caso de teléfono con permanencia que han liberado en Movistar, en eso son bastante más flexibles que Vodafone. Pero al final es cuestión de suerte, igual te topas con un operador al que no convences de ninguna manera. La cosa empezó como suele hacerlo, con la teleoperadora diciendo que todavía tenía permanencia en la línea y por lo tanto no podía liberarlo, Salva argumentó que su iPhone 3G se lo liberaron aún teniendo permanencia (cierto, aunque aquella vez le quedaban días :P) y la chica le mantuvo en espera un buen rato (tanto que decidimos salir de casa o no nos daba tiempo a hacer la compra :P) hasta que al final le dijo que ya estaba.

Lo siguiente fue caer en la problemática SIM vs. microSIM: meter mi SIM en el iPhone 4 era relativamente sencillo (nunca había buscado cómo pero sabía que se podía recortar y funcionaría perfectamente), usar la microSIM de Salva en el iPhone 3GS no tanto (tenemos por casa un adaptador de microSIM a SIM de los de dealextreme, pero lo usamos una vez y nos costó bastante volver a sacar la SIM del teléfono, nunca máis). Lo más cómodo era pedir un duplicado de SIM para Salva y listo, así que fuimos a una tienda Movistar y pagamos los 6€ que clavaban por el duplicado.

Al llegar a casa, después de restaurar los 2 iPhones e intercambiar las copias de seguridad (una jodida maravilla), busqué cómo recortar la SIM y al principio me asusté, pero ahí mismo en los artículos relacionados vi otro método mucho más sencillo, con una plantilla. Y en 5min tenía mi “microSIM” funcionando en mi nuevo iPhone 4 :)

Llegeix la resta del post »

En un primer momento todo es felicidad: tu pareja te lo pide y dices que sí; se lo pides tú y dice que sí; lo decidís los dos con mucha ilusión… hasta que te topas con la burocracia.

Lo peor es que la burocracia es diferente dependiendo de dónde vivas, y de si pretendes casarte por lo civil y por la iglesia. Que por si no lo sabíais, “por la iglesia” implica también casarse por lo civil (es el único matrimonio válido a efectos legales, el otro es únicamente ante un dios), aunque te ahorras los trámites civiles (te los gestiona la iglesia) y tampoco es necesario celebrar 2 ceremonias (al final de la propia ceremonia religiosa ya firmas los papeles de lo civil).

Así que desde mi humilde experiencia (es de los pocos casos en los que esperas no ganar más experiencia con los años xDD), y viendo que por internet hay información pero como en cada sitio es diferente tampoco ayuda mucho, pretendo explicar los pasos a seguir para casarse por lo civil y siempre que uno de los dos esté empadronado en Barcelona, todo ello aderezado con mi historia 😛

Llegeix la resta del post »

En diciembre pasado se me acabó la permanencia con Movistar. Después de pelearme con Atención al Cliente para conseguir una rebaja en la factura y solo conseguir que me dejaran la tarifa de datos al 50% (el mínimo de voz lo seguía pagando), aguanté un mes hasta irme a un OMV. Primero a Simyo, pero a pesar de que me cayeron muy bien y de que era el que me salía más barato, la cobertura (especialmente por donde yo me muevo, Maresme y Vallès) dejaba mucho que desear (en los FGC era horrible, medio trayecto sin cobertura y el otro medio con GPRS a lo sumo), así que después de otro mes me pasé a Pepephone.

La cobertura de Pepephone (Vodafone) es bastante mejor que la de Simyo (Orange), pero no tan buena como la de Movistar. Pero teniendo iPad 3G (con Movistar, Salva sigue con ellos y contratamos el servicio MultiSIM) no me preocupa no tener cobertura en sitios concretos (cuando tuve Simyo todavía no tenía el iPad 2, pero igualmente era mucho más molesto).

Y Pepephone como empresa también me cae muy bien. Pero no solo a mí, es el OMV buenrollero por excelencia. Son cachondos, quizás algo arrogantes pero lo que dicen en esa carta de valores es verdad. El 25 de agosto hubo un corte de 65 minutos en la red 3G (yo ni me enteré porque estaba en London :P), 4 días más tarde enviaron una carta a todos los clientes informando de un descuento (al que no estarían obligados por la duración del corte) en la factura de septiembre (no les daba tiempo a hacerlo en agosto :P).

Personalmente, en su twitter me han ayudado un par de veces. La última vez fue cuando volví de London, al aterrizar metí mi SIM de Pepephone (en UK estuve usando una de Three para tener datos) pero al intentar conectarme a internet me decía que no tenía ninguna tarifa contratada. Desde el iPhone de Salva les envíe un par de DMs con la información de mi línea para ver si pasaba algo raro, esperando que me respondieran por la mañana (esto era a las 22h o así)… y en 20min no solo tenía respuesta, sino que mi problema estaba solucionado (resulta que soy un poco tonta y no caí en que a diferencia de UK, donde la configuración de la conexión se actualiza automáticamente vía OTA, aquí no es así, al menos con los OMV y los iPhone :P). Así que si hablo bien de ellos no es porque me paguen, sino porque molan. Pero cuando no molan también hay que decirlo 😛

Al volver a trabajar después de las vacaciones noté que el iPhone se quedaba tonto en el trayecto desde la estación de FGC hasta mi oficina. Ahí siempre había tenido GPRS, pero ahora no tenía nada de datos, y a veces incluso me quedaba sin cobertura de voz. El display del iPhone iba a su bola, a veces mostraba el circulito de GPRS o unas cuantas rayas de voz, pero era mentira, a la que ponías y quitabas el modo avión se quedaba sin servicio. Lo comenté en twitter como una curiosidad (no es un problema grave, son 10 minutos de trayecto en los que no puedo twittear… peor fue este martes que me dejé el iPhone y el iPad en casa y no pude twittear en todo el día… monooo!!! :P), y @pepephone, atentos como siempre, me pidieron más información para consultar con Vodafone si había una incidencia en la zona.

La semana pasada recibí un correo de Atención al Cliente de Pepephone solicitando prácticamente la misma información que había dado a la gente de twitter. Una vez más, respondí con todo el detalle que pude dar. Ayer recibí una llamada de Atención al Cliente, y me decepcionó un poco, no por la no-solución (con asterisco, more on that later) sino porque el que me llamó era un lorito que no razonaba.

Empezó con un “lamentablemente, Vodafone no ofrece 3G en la zona”. Le expliqué que mi problema no era con el 3G, sino con no tener ni siquiera 2G, ni voz, cuando antes tenía voz y GPRS. Volvió a repetir “lamentablemente, Vodafone no ofrece 3G en la zona”, añadiendo “entendemos perfectamente si desea marcharse”. Después de reírme por eso (no me voy a ir de Pepephone porque 20 minutos al día no tenga cobertura :P), insistí en que el problema NO era de 3G, y él cambió ligeramente el discurso, diciendo que era una zona de baja cobertura. Entonces volví sobre el dato de que era un problema reciente, que yo siempre había tenido cobertura de voz, hasta hace 2 semanas. Vuelta al principio, “lamentablemente, Vodafone no ofrece 3G en la zona”.

Conversación de besugos. Hice un último intento, preguntando directamente si Vodafone les había dicho que hubiera una incidencia en la zona… me dijo que sí, pero creo que fue más por quitárseme de encima que por convencimiento. Y ahí lo dejé por imposible. Eso sí, el chico muy amable, con muchas disculpas y lamentamos las molestias.

En definitiva, una incidencia que habían abierto ellos proactivamente (positivo) acabó de la manera más tonta, con una pequeña decepción por una llamada de alguien que no sabe razonar (negativo).

La guinda final es muy irónica, y recupero el asterisco que puse hace unos cuantos párrafos: precisamente ayer no solo recuperé la conexión de datos, sino que empecé a tener 3G. Sé que fue ayer, porque desde que lo detecté, voy siempre con el iPhone en la mano poniendo y quitando el modo avión para forzar la búsqueda de red.

Actualizado 16:50h: ni dos horas han tardado desde Pepephone en decirme algo por twitter 🙂 La información de que disponían era concretamente: “VF argumenta que no tiene cobertura en esa zona (lo hemos preguntado 2 veces)”. A mí el chico de Atención al Cliente me dijo 3G, imagino que fue un error, y en todo caso mi problema fue que no razonara. Pero vamos, si Vodafone no colabora ellos poco pueden hacer en temas de cobertura. Vodafone tampoco les ha avisado de que ya volvía a funcionar…

Este fin de semana estuvimos en Calella, celebrando el cumple de Salva en Can Xixarel·lo (un apartamento que han alquilado unos amigos cerca de la playa). Como no cabíamos todos en el apartamento (lo han alquilado entre 5 para todo el verano, y tiene las camas justas para ellos), Salva y yo dormimos en Palafrugell con otra pareja (Christian y Laia).

El sábado cenamos todos juntos en Can Xixarel·lo, a Salva le dieron su regalo (un fisheye, Samyang 8mm… muy chulo) y las parejas nos retiramos al hostal mientras que los habitantes de Can Xixarel·lo se iban de fiesta. El domingo por la mañana se fueron a la playa a pasar la resaca, mientras que los de Palafrugell nos dedicamos a hacer un poco de turismo/paseo. Primero fuimos al far de Sant Sebastià a hacer fotos, y luego dimos un paseo por Calella. Christian quería comprar un periódico deportivo (El Mundo Deportivo, creo) para reírse un rato mientras tomábamos el vermut, así que paramos en la típica tienda de pueblo turístico donde venden desde souvenirs hasta periódicos, pasando por cosas para la playa.

Antes de ir a pagar, Christian llamó la atención de Salva sobre la portada del Marca. Los dos (culés de pro) estaban indignados porque salía Clemente, y no recuerdo el titular pero le daba ánimos para esa noche. Yo (en mi absoluta ignorancia sobre temas futbolísticos) pregunté inocentemente “Clemente es el nuevo entrenador del Madrid?” (todo mi conocimiento alcanzaba a saber que esa noche uno u otro equipo ganaría la liga, ni sabía con quién se enfrentaba cada uno ni de qué dependía la victoria de ninguno). Pues me indigné yo más que ellos cuando me dijeron que Clemente era el entrenador del último rival del Barça en la liga (el Valladolid, que no se me olvide! :P).

Que un periódico deportivo tenga una línea editorial simpatizante con un equipo, vale. Lo tenemos ya asumido, también con los periódicos generalistas, siempre cojean de un pie. Pero me parece estúpido e infantiloide que en lugar de animar a su equipo, se dedique a animar al rival de su rival (valga la redundancia), haciendo honor a la frase “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”.

Pero esto me hizo pensar en la cantidad de gente que en lugar de preocuparse por lo que le gusta, tiene esa necesidad de reafirmarse mediante el odio al contrario (ya hablé de algo parecido hace tiempo): si soy de Apple todo lo que hace Microsoft es malo, si soy linuxero Apple es el demonio cerrado, si soy del Madrid los del Barça son unos separatistas asquerosos, si soy del Barça los del Madrid son unos fachas, si no me gusta el fútbol todos sus seguidores son unos fanáticos descerebrados, si me gusta Alonso todos los antialonsistas son unos antiespañoles, si no me gusta Alonso todos los alonsistas son unos lameculos… lo peor es que lucen su odio con orgullo.

Pues que les vaya bonito.

Hoy es mi fake-cumple. Y como siempre desde hace 3 años, Salva me ha adelantado uno de sus regalos de cumpleaños (aunque para mi cumple aún falten 10 días): una taza termo de Starbucks. Mola! :)

Cuando Aitor y Leire estuvieron en Barcelona en febrero, el Comando Catalán (Toni, Cris, Salva y yo) ya empezamos a pensar fechas para devolverles la visita (y celebrar la segunda edición de la Bilbo Wasabi). La primera que nos cuadró a todos fue el fin de semana del 23 de abril, así que a finales de febrero compramos los billetes.

Por otro lado, en un Friday&Sushi (tengo que hablar de esto algún día… en resumen, el Comando Catalán pretendemos visitar todos los japos de Barcelona, uno por semana) a principios de abril, Toni cometió el error de traerse el MacBook. Después del japo, fuimos al Starbucks, empezamos a hablar del iPad (que saldría a finales de abril), de lo guay que sería comprarlo en una Apple Store, recordamos que Samuel estaría en París a principios de mayo por trabajo… y sin darnos cuenta Toni ya había sacado el MB y estaba mirando vuelos a París. Nos engañó, nosotros no queríamos! 😛

Y así quedó todo, iríamos a Bilbao en abril, a París dos semanas más tarde, veríamos a Samuel (que para vivir a 300km de nosotros, últimamente quedamos en el extranjero: Londres en fin de año, París en mayo… dónde será la próxima?), tacharíamos una nueva Apple Store de nuestra lista y nos traeríamos un iPad bajo el brazo. Un plan perfecto.

Pero no tardaría en desmoronarse todo.

Llegeix la resta del post »

Buenas, y feliz año. Todo bien? A ver si conseguimos hacer un post sin que se note que llevo dos meses sin escribir…

Iré directa al grano: no entiendo por qué la gente se empeña en poner de vuelta y media cosas que ni conoce, ni ha usado ni piensa tener en la vida. Desde el caso hablar sin tener ni puñetera idea, hasta el me he atrincherado en un “bando” y de ahí no salgo, porque he ido tan lejos que quedaría mal echarme atrás. Yo creo haber estado cerca de ambos extremos con Twitter (creía que era una cosa sin tener ni puñetera idea porque no lo había probado, y llegó un punto en que no tener Twitter era casi más una cuestión de honor, de mantener mi postura, que de falta de interés), aunque creo que de manera no enfermiza (no iba pregonando por ahí la mierda que era Twitter) y llegado el momento supe abrazar a Twitter. Y ahí estoy, pero eso es otro borrador pendiente otra historia.

Lo que pretendía decir es que entiendo lo que se siente yendo a contracorriente, que en un mundo donde todo el mundo alaba a X, si a ti no te entusiasma es fácil caer en la exageración y, en lugar de simplemente decir que no te gusta, criticarlo como si el consumo de X fuera obligatorio y a ti te estuvieran haciendo una gran putada. Pero uno tiene que darse cuenta de que está asumiendo que su opinión es universal, y rectificar. Otro ejemplo es Lost, a mí no me gusta (vi la primera temporada completa, luego no he seguido) pero no voy por ahí diciendo a la gente que Lost es una mierda. Simplemente a mí no me va, pero el mundo no sería un lugar mejor ni peor si no existiera Lost (esto lo comprobaremos en unos meses, cuando acabe :P), y afortunadamente tampoco me obligan a verlo, ignorarlo es taaan fácil (incluso ahora que hay tanto hype).

Un compañero de la oficina es un friki de los ordenadores, sabe un montón de componentes porque se monta sus propios PCs, y le encanta, disfruta con ello. Un día, hace ya mucho, salió en la sobremesa el tema de los Macs, él no sabía nada del tema y se puso a preguntarnos a otra compañera maquera y a mí, que si existen versiones de los programas típicos para Mac, que si hay suficiente oferta de programas, que qué componentes llevan las máquinas (nuestra respuesta era básicamente “ni lo sé ni me importa”), que si puedes actualizar los componentes (ambas tenemos un iMac, el suyo blanquito y el mío Alu… se quedó flipando con el concepto “ordenador en pantalla”)… todo esto, desde el desconocimiento y la curiosidad sincera (cosa que no es muy común, normalmente la gente asume tópicos y los repite como loros). Ante el tema de la actualización de componentes, ya le quedó claro que un Mac no es para él, porque Apple es una compañía cerrada que fabrica un hardware cerrado al que no permite acceso (más que para ampliar memoria y alguna otra cosa en algunos casos). Por supuesto, puedes abrirlo y hacer lo que quieras con él (que para eso es tuyo), pero te cargas la garantía. Esto no es útil para él, porque se pierde la parte divertida que es montar el PC. Pero para mí la parte divertida es usarlo, sin tener que configurarlo en exceso, así que un Mac es perfecto (no porque no se pueda abrir, sino porque no lo necesito, it just works). Yo no digo que los PCs clónicos sean una mierda, él no dijo que los Macs fueran una mierda, simplemente a mí no me va montarme mi propio PC (aunque lo he hecho, todos tenemos un pasado :P) y a él no le van los PCs herméticos. Cada producto tiene su target.

Llegeix la resta del post »

Mi madre es una estupenda cocinera, creo que ya lo he dicho alguna vez por aquí. Con la comida del día a día, supongo que cada uno prefiere las cosas de la manera que siempre las ha comido en su casa, pero mi madre es un as de los postres. En mi casa nunca se ha comprado helado en el súper, los hacía ella. Y pasteles de cumpleaños, y pasteles con cualquier otra excusa, y galletas, y magdalenas, y croissants, y…

Yo pensaba que no había heredado esa afición, en parte porque como ella los hace tan bien, parecía difícil superarla, y en parte porque como a ella le encanta cocinar, yo me ahorraba el trabajo (aunque más de una vez le hecho de pinche, eh?). Pero cuando invité a mis amigos de la Universidad a cenar a casa, se me ocurrió preparar un pastel, para no ofrecer el típico postre comprado, así que le pedí a mi madre una receta facilita, y salió el pastel de queso (con su momento de pánico incluido porque mi horno es una mierda y la masa tardó en subir tres veces más de lo indicado en la receta… luego he descubierto que le pasa sólo con ese pastel, que no lleva apenas harina, con el resto respeta los tiempos).

Desde entonces, de vez en cuando cuando voy a casa de mis padres le pido a mi madre alguna receta facilita, para ocasiones especiales (por ejemplo cuando vinieron mis padres y los de Salva a cenar a casa les hice el bizcocho de plátano). Mi madre saca una de sus libretas de recetas (la que pone “Bizcochos y galletas”), con su letra ilegible y su total ausencia de signos de puntuación (es entrañable), buscamos algo que me llame y yo me apunto la receta a mi manera.

Pero últimamente no necesito ocasiones especiales, hay días en que simplemente me apetece preparar algo. Es más, cocinar me relaja porque hace que durante un rato me olvide de otras cosas y me concentre en que aquello me salga bien.

El martes mis padres estuvieron en Barcelona (de momento siguen viviendo en Cunit, creo que la semana que viene ya volverán a establecerse en Barna) y aproveché para ir a verles, yo estaba agobiadísima por el trabajo (principalmente por esto, pero el martes se juntaron otras cosas) y me desahogué cuanto pude, ellos aguantaron el chaparrón e intentaron animarme, y cuando estaba a punto de irme, me acordé de la libreta y pensé que me iría bien preparar un pastel para relajarme (como ayer era festivo en Barcelona tendría tiempo de prepararlo). Mi madre me sugirió un pastel de manzana y yo todavía no entiendo cómo, con lo que me gustan las manzanas, todavía no había preparado ninguno, así que lo apunté rapidito, y ale, ayer tocaba fotoreceta nueva.

Pastel de manzaaaaana!

Aitor, no sufras, que Eva Arguiñano siempre dice que los postres caseros no engordan 😉

En este piso no porque como decía, el horno es una mierda (venía en el paquete), pero en nuestro futuro piso 2.0 (tranquilos, de momento ni existe :P) pienso poner una cocina como Jobs manda, con su buen horno (cómo me pone la pirólisis! :P), su vitrocerámica decente, su gran encimera… y pienso volver a hacer galletas y atreverme con más cosas… Por cierto, de la cocina diaria se encarga el vecino, que es un artista! (en el trabajo todos me envidian porque aunque me he independizado, me siguen preparando la comida del tupper… ains, qué mono es mi niño!)

Este agosto ha hecho 10 años que no me hablo con mi hermana. No recuerdo el día exacto, pero fue el último verano que pasamos en el camping de Cubelles (al año siguiente mis padres compraron la casa de Cunit, el pueblo de al lado… les gustó la zona). Tampoco recuerdo el por qué de la discusión que acabó con todo (lo poco que había), no era nada fuera de lo normal (unas trampas a las cartas o al parchís, seguramente), sólo que esta vez no hubo reconciliación (entre muchísimas comillas, porque lo que había normalmente era un sometimiento por mi parte para poder jugar a ser hermanas), la cosa se quedó así… y han pasado ya 10 años.

Alguna vez he comentado el tema por aquí, de pasada, y la gente no suele entenderlo (desde pequeña me habían dicho que “de mayores, ya os arreglaréis”, pero ese momento no ha llegado nunca), muchos te dicen que “al fin y al cabo, es tu hermana”… pero como le dije a auster hace un tiempo, en este caso es la hermana menor la que siente odio, celos o lo que quiera que sea… Mi madre me ha explicado muchas veces que cuando yo iba al cole y ella todavía no (tiene 3 años menos), cuando tocaba venirme a buscar después de estar de paseo con ella, pataleaba para evitar que viniera.

Llegeix la resta del post »