Hace 10 años (oh my gods) escribí la historia de El 35. Está en medio del post, así que quoteo:

[flashback]
Séptimo de EGB. Yo me siento con Silvia, y delante tenemos a Mery y a Albert (un chico con el que tenía una gran rivalidad, era superdotado y le pasaron un curso, pero al final me cayó bien). A mí me gusta César, un chico que siempre va recogiendo cosas por el suelo y nunca hace caso en clase, es un caos. Silvia y Mery lo saben, pero no queremos que Albert se entere, por lo que Silvia inventa un código para que nos podamos referir a él sin que Albert sepa de quién hablamos. Codificamos su nombre en función del orden de las letras en el abecedario, así César quedaría 3520119, pero para abreviar nos quedamos con las dos primeras cifras: 35. Silvia sin saberlo había descubierto la criptografía!
[/flashback]

El número 35 me ha perseguido más allá de César. Supongo que también era porque me fijaba, pero veía treintaycincos por todas partes. Daba la casualidad de que delante del instituto paraba un autobús de ese número, así que también era normal. Ahora ya forma parte de mi vida, cuando me registro en algún sitio y no está disponible mi nick (Lady Madonna o alguna de sus variantes: sin espacios, con guiones…), le añado el 35 al final.

El 35 sigue persiguiéndome. Y en los próximos 365 días va a ser mi edad. 😱

Os dejo, que tengo una película por ver (este año ya la he visto una vez, cuando estuve enferma…).

Estoy dividida. Por un lado 34 es un número par bastante feo. Por otro, solo es divisible por 2 números, y uno de ellos acaba en 7. Además, 34 es mi random number, ese que usas cuando cuantificas algo sin medirlo realmente: “te lo he dicho 34 veces”, “llevo esperando 34mil horas”.

El año pasado #ClientisHorribilis arruinó mi cumple, este año mi relación con ellos sigue siendo una montaña rusa, pero aunque muy poquito a poco, creo que estamos remontando el cliente… pero enfins, no recordemos pesadillas pasadas.

Este año voy a faltar a una tradición que llevo celebrando al menos 10 años, y es ver The Princess Bride el día de mi cumple. Por una simple razón: el domingo la vi. En el cine. Otra vez. Regalito de fake-cumple de Salva :)

Estuvo muy bien, en una sala Phenomena muy cómoda y muy bien ambientada, con mucha gente (y muchos niños)… y de nuevo, lagrimones con el As You Wish final del abuelo Colombo, ains… y no se lo digáis a Salva, pero aunque le pidiera que se callara porque se estaba enterando todo el cine, en realidad me hace ilusión que se sepa tanto la peli como para recitarla en voz alta a la vez que los personajes :)

Si pudiera hablar con mi yo de 10 años, ella no se creería que hemos visto LA película 3 veces en el cine :)

He dicho que hoy no voy a ver la peli, pero nadie ha dicho nada de no ver escenas sueltas… qué os pensabais? :P

Actualizado 20:30h: esta mañana me he ido a poner una escena y no he sido capaz de elegir una, así que me he puesto la peli entera. Estoy fatal.

Capicúa, impar y divisible por 11. Nostamal, para no ser primo…

Hoy cumplo 33 años, y me temo que lo único bueno que va a tener el día es el visionado de rigor de ya-sabéis-qué-película, espero que con Salva al lado. Porque ambos llevamos una época algo complicada en el trabajo, este 2014 está costando :(

Estoy en modo depre, y es que si el año pasado me alegraba de tener una reunión en #ClientisHorribilis, este año vuelvo a celebrar mi cumple con ellos, estoy aterrada y ni siquiera podré comer con Salva. Porque lo que estoy sufriendo este año con #ClientisHorribilis no está escrito. Porque no se trata del proyecto de migración que llevaba hace un año, un tipo de proyecto que ya tenía más que dominado, ahora estoy llevando al cliente desde otro departamento, algo nuevo para mí y del que no conozco los procesos internos, un departamento que no siempre funciona como debe… en concreto en este caso, hace casi un año que se quejan de mal funcionamiento y hasta ahora parece que nadie ha hecho nada… hasta que me cae el marrón a mí, y por supuesto las broncas del cliente también. Y no puedo arreglar las cosas en un día (y mucho menos sin el soporte de gente que sabe más que yo, y sé que por arriba ganas hay, pero tiempo no mucho :S), pero el cliente no lleva un día esperando, lleva mucho más.

Ayer exploté. Odio explotar, pero a veces la impotencia me puede. Y hoy a enfrentarnos a un nuevo día de problemas. A nadie le importa que sea mi cumpleaños. La verdad es que este año mi día ha llegado sin apenas enterarme, no me gusta eso, me gusta hacer mis cuentas atrás, disfrutarlo… pero este año no :(

Acabo con algo positivo, y es que Salva sigue acordándose de mi fakecumple. Este año me regaló una lira (nada musical, un cacharro para nivelar pasteles :P) y una biblia (del pan, para ser más exactos :P)… incluso como me veía tan mustia, quería darme más regalos a lo largo de estos 10 días, pero le dije que no, no hace falta sentar más precedentes… pero <3

Hoy cumplo 20 añitos… hexadecimales. O lo que es lo mismo, 100000… binarios. Bueno, va: en decimal cumplo 32. No solo es uno de los números más sosos del mundo (no se conforma con ser par sino que tiene que ser potencia de 2!!! Según la esperanza de vida, la penúltima que cumpliré :P), sino que ya no tengo la edad de Inigo Montoya :(

Lo peor de no caer en festivo ha sido tener que trabajar; lo mejor ha sido que gracias a que tenía reunión en #ClientisHorribilis (ya voy explicando sus aventuras en Twitter :P), cuyas oficinas están bastante cerca de las de Volotea, he podido celebrarlo comiendo con Salva :) Pero no hemos faltado a las tradiciones: el 17 fue mi fakecumple y me regaló un libro de recetas de postres (de Jordi Roca, de los hermanos Roca… los del Celler :P)… ahora a ver si encuentro alguna que no sea demasiado rara y la hago :P; y ayer por la noche justo a las 0h me felicitó y me dio mis regalos… el bol de cristal de la Kitchen Aid (naaaaadie se lo esperaba! Pero me hace ilusión igual, carinyu!!!) y el accesorio exprimidor, también para la Kitchen Aid (Naranjita estará contenta, regalos para ella! :P)… así probamos también otro tipo de accesorios, a ver qué tal va (le he dicho que me tiene que regalar también las naranjas :P).

Por cierto, el regalo de fakecumple no es casual: su cumpleaños lo celebramos en el Celler de Can Roca, donde comimos espectacularmente bien… hice fotos a (casi) todo el menú (Salva hizo foto también a los aperitivos, pero con la réflex así que a saber cuándo las sube :P), si me conocéis igual no os lo creéis pero lo que más me gustó fue… el pescado :O

Llenguado cuit a baixa temperatura i acabat a la brasa…

La cena en el Celler fue el regalo de cumple de los Capgrossos el año pasado. Cuando llamamos (a mediados de mayo) para reservar, nos dijeron que si queríamos entre semana podía ser a partir de noviembre, y en fin de semana a partir de mayo de este año, pero teníamos que llamar a partir de junio que abrían la agenda. Flipamos tanto que decidimos aprovechar que su cumple era viernes y celebrarlo allí. La casualidad quiso que fuéramos en la misma semana que lo coronaron Mejor Restaurante del Mundo… y el ambiente era genial :D

Y volviendo a mi cumple, esta noche pienso celebrarlo preparándome nata montada en mi bol de cristal (me encaaaanta hacer nata montada con Naranjita, es taaan rápido, y queda taaan rica!!! :D), con un poco de suerte con zumo de naranja… y viendo La Princesa Prometida, cómo no.

Hace 2 años titulaba el post de mi cumpleaños con un “29 is a prime number”, hoy mi amigo Prati me felicita por mail diciéndome que 31 es un primo gemelo… es verdad, no había caído! Y precisamente es gemelo de esos 29. Sabéis que me gustan más los impares que los pares, mucho más los primos que los impares a secas, pero primos gemelos? Eso mola más! (Prati también me ha dicho que será la aproximación a Pi más cercana que cumpliré, esto ya es un poco más pillado pero mola xD)

Primer cumple como mujer casada (estoy subiendo el contenido multimedia, si me seguís en Twitter habréis visto links… haré un post recopilatorio cuando esté todo, tranquilos), primer cumple en unos cuantos años que cae en fin de semana… de un puente nada menos! (mañana es fiesta en bastantes municipios de Catalunya, la segunda pascua) Y en un rato vienen @malegrya, @tonimaquero y @redwingscat a jugar a la Xbox… les dije que los juegos (excepto el Just Dance 3 que también nos lo regalaron en la boda) los tendrían que traer ellos, pero Salva me ha regalado el Dance Central 2 así que para bailar tenemos material :)

Hace 10 días fue mi fakecumple, Salva estuvo en el concierto de Bruce Springsteen pero se acordó de mí y me regaló un muñequito de Batman (esos días estaba muy enganchada al Batman Arkham Asylum… como ahora lo estaré al Arkham City, que también es un regalo de boda pero que se quedó en London, me lo dio Toni esta semana), no es mono? :)

[Actualizado 30/05/2012]: no dije nada, pero por supuesto, el día finalizó viendo La Princesa Prometida (por cuarta vez este año… Pere también se quedó, era su tercera vez! xD)… y dándome cuenta de que tengo la misma edad que Inigo Montoya :)

Post rápido para decir que por fin estamos de vuelta de Los Angeles, y que aunque la vuelta haya sido muy accidentada (hemos llegado un día y pico más tarde, a ver si algún día lo explico detenidamente, de momento y hasta que se borre de la caché de búsquedas de Twitter tenéis la explicación en directo en el hashtag #IberiaFAIL) ha tenido dos puntos positivos:

  • Cambiar el vuelo de Iberia LAX-MAD-BCN por un British Airways LAX-LHR-BCN nos ha permitido hacerle una visita relámpago a Samuel. Nos ha hecho mucha ilusión verle (guapo!) y charlar tomando un café delicioso (en una cafetería, sí… una cafetería es un sitio donde se hace café! :P). Y me ha encantado su regalo de cumpleaños, mi zumo favorito del Marks&Spencer (manzanaaa!) que me prometió que me compraría en agosto (cuando el Comando Barcelona le visitemos) pero al vernos antes me lo ha adelantado 🙂
  • Llegar a Barcelona y encontrarse esto no tiene precio. A Pere le esperábamos (muchísimas gracias por venirnos a buscar!), pero el comité de bienvenida de Cris y Toni ha sido una sorpresa totalmente genial.

    Bienvenidos!, by Malegrya on Flickr

Love you bros! 🙂

Y me voy a dormir 😛

Hace un año no pude escribir el día de mi cumpleaños, porque Blackbird acababa de llegar y estaba emocionadísima. Este año Blackbird ha pasado a mejor vida (con Pere, el cuñao, a quien lo regalamos por su cumple) pero tengo a Starbuck, mi iPad 2 con el que estoy aún más encantada si cabe… pero vamos, que lo que no quería es dejar pasar el día 27 sin post, porque salvo el año pasado ha sido una tradición en el blog… y porque cambio de década!

No me gusta nada el 30, pero no por hacerme mayor (me encanta cumplir años, creo que tardaré en no querer cumplirlos :P) sino porque es un número de lo más soso: ni es primo (ni siquiera es impar!) ni tiene una descomposición interesante (un simple 2x3x5, los tres primeros primos :S). Solo he encontrado una manera más o menos interesante de expresarlo, y es la del título (3 al cubo más 3), que aunque 3 no es mi número favorito (ese puesto está reservado para el 7) no está mal expresarlo todo con un único número 🙂

Escribo este post deprisa y corriendo, porque a partir de mañana y hasta el domingo siguiente andaré bastante menos conectada: Salva y yo nos vamos a Los Angeles y San Diego!!! Le han vuelto a invitar al Uplinq (en San Diego, del 31 de mayo al 2 de junio) como corresponsal (jurjur, alguno me entenderá :P) de Xataka, y se le ha presentado la ocasión perfecta para hacerme un graaan regalo de cumpleaños: me voy con él, y aprovecharemos los días adicionales (día y medio antes y día y medio después del Uplinq) para visitar Los Angeles.

Y cuando tu novio te hace el regalo del siglo antes de que llegue el día de tu cumple (aunque la compra de billetes fue un poco odisea, ya lo explicaré con calma en otro post… o no :P), piensas que ya no habrá nada más… eso sí, mi fake-cumple fue hace 10 días y desde que hace 4 años sentó precedente haciéndome un regalo en mi fake-cumple, el regalo chorra el día 17 es impepinable. Solo que este año Salva decidió que regalo chorra significa Smart Cover roja para Starbuck (chulísima, aunque lamentablemente no acabo de pillarle la utilidad 🙁 ) y cargador Mobee para el Magic Mouse (carga por inducción, mola!).

Mis padres también me hicieron el regalo por adelantado, un tratamiento completo de estética (limpieza de cara, depilación y tal :P) en el sitio donde voy normalmente (aprovecharé para ir antes de la boda que tenemos en junio, la primera de las 4 de este año :S) y algo de dinerillo, y ayer vinieron mis suegris a casa y me regalaron más money y un calientatazas USB (que igual tardo en probar, porque ahora con el verano apetecen poco cosas calientes, pero me encanta lo friki del regalo!). Y hoy Cris y Toni me han sorprendido con 3 regalazos: 3 episodios del juego de Back to the Future para el iPad (me encanta, porque tengo bajado el primer episodio del de Mac desde que salió gratis pero todavía no lo he estrenado, y es que en el iMac pocas ganas/tiempo tengo de jugas… pero en el iPad mola mil!).

Y después del viajazo, vendrá la celebración oficial con una chuchiparty casera con amigos, qué ganas tengo también…

A ver si hoy Salva llega pronto a casa y podemos cumplir con mi celebración ideal: visionado de La Princesa Prometida mientras comemos comida japonesa a domicilio, jijijiji! De lo que estoy segura, es de que mis padres me llamarán a las 20:30h, cuando hará exactamente 30 años que nací… me encanta que hagan eso 😀

En los más de 5 años que tiene este blog nunca he dejado de escribir un post en mi cumpleaños. En 2010 no he podido, pero tengo excusa: llegó Blackbird a casa, y había que hacerle caso.

Blackbird es el nombre de nuestro iPad (de Salva y mío). Es nuestro regalo de aniversario de este año, y pensábamos traérnoslo de París, pero la malvada Apple truncó nuestros planes. Pero por fin el 10 de mayo salió en preorder, y tardamos nada y menos en comprarlo. Fecha de entrega: 28 de mayo. Pero durante casi 2 semanas no pudimos acceder al estado del pedido en la web de la Apple Store. Horrible para alguien que lo mira compulsivamente, como yo. El 22 de mayo el correo de “su iPad ha sido enviado” nos pilla en Tarragona (TWN2). El 26 de mayo algunos iPads empiezan a llegar a sus dueños. El nuestro, según la web de UPS, sigue en Holanda. Frak. Pero el 27 de mayo me levanto y veo que está en Barcelona. Mi primera alegría cumpleañera. Toda la mañana actualizando el estado del paquete en UPS, cuando a las 13h… DELIVERED!! (aunque como dije luego, el mejor regalo de cumpleaños sigue siendo la aparición por sorpresa de Salva en Aachen en 2004… què fas aquí?)

Blackbird estaba en casa de mis suegros, así que al volver de trabajar enseguida fuimos a recogerlo. Y después de hacer el unboxing de rigor y enseñárselo por encima (ya que al día siguiente ya habíamos quedado en ir a cenar y enseñárselo bien), nos fuimos a cenar al Esto es México, un mexicano del pueblo donde hacen unos nachos de muerrrte! Y al volver a casa tocaba frikear. Total, que llegaron las 0h y no hubo post.

De Blackbird ya haré una review, pero para el que no se quiera leer el tronchopost que imagino me saldrá, aquí tenéis la versión corta: es una pasada.

Aparte del regalo virtual que fue recibir el iPad el día de mi cumpleaños, Salva me regaló un reloj Swatch precioso y una tostadora (la nuestra funcionaba bastante mal, y yo siempre estaba insistiendo en cambiarla, pero él no quería, por lo que es un gran regalo aunque sea para el hogar :P). El sábado fui a comer con mis amigas al chiringuito pijo de la playa (el año pasado también fuimos allí, se va a convertir en tradición), donde Blackbird causó sensación (lo llevé porque una de ellas se había planteado comprárselo a su novio por su cumple): los camareros se paraban y preguntaban “es el iPad?”, “hiciste mucha cola?”, “está bien?”, “pesa mucho?”, y yo flipando porque conocieran el bluf del año.

Total, que ya tengo 29 años. Un número primo, me gusta. El año que viene llega el temido 3, pero me preocupa más que sea un número par 😛

Este año también he hecho una imagen con las felicitaciones de Twitter… son muchas! 🙂

Este fin de semana estuvimos en Calella, celebrando el cumple de Salva en Can Xixarel·lo (un apartamento que han alquilado unos amigos cerca de la playa). Como no cabíamos todos en el apartamento (lo han alquilado entre 5 para todo el verano, y tiene las camas justas para ellos), Salva y yo dormimos en Palafrugell con otra pareja (Christian y Laia).

El sábado cenamos todos juntos en Can Xixarel·lo, a Salva le dieron su regalo (un fisheye, Samyang 8mm… muy chulo) y las parejas nos retiramos al hostal mientras que los habitantes de Can Xixarel·lo se iban de fiesta. El domingo por la mañana se fueron a la playa a pasar la resaca, mientras que los de Palafrugell nos dedicamos a hacer un poco de turismo/paseo. Primero fuimos al far de Sant Sebastià a hacer fotos, y luego dimos un paseo por Calella. Christian quería comprar un periódico deportivo (El Mundo Deportivo, creo) para reírse un rato mientras tomábamos el vermut, así que paramos en la típica tienda de pueblo turístico donde venden desde souvenirs hasta periódicos, pasando por cosas para la playa.

Antes de ir a pagar, Christian llamó la atención de Salva sobre la portada del Marca. Los dos (culés de pro) estaban indignados porque salía Clemente, y no recuerdo el titular pero le daba ánimos para esa noche. Yo (en mi absoluta ignorancia sobre temas futbolísticos) pregunté inocentemente “Clemente es el nuevo entrenador del Madrid?” (todo mi conocimiento alcanzaba a saber que esa noche uno u otro equipo ganaría la liga, ni sabía con quién se enfrentaba cada uno ni de qué dependía la victoria de ninguno). Pues me indigné yo más que ellos cuando me dijeron que Clemente era el entrenador del último rival del Barça en la liga (el Valladolid, que no se me olvide! :P).

Que un periódico deportivo tenga una línea editorial simpatizante con un equipo, vale. Lo tenemos ya asumido, también con los periódicos generalistas, siempre cojean de un pie. Pero me parece estúpido e infantiloide que en lugar de animar a su equipo, se dedique a animar al rival de su rival (valga la redundancia), haciendo honor a la frase “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”.

Pero esto me hizo pensar en la cantidad de gente que en lugar de preocuparse por lo que le gusta, tiene esa necesidad de reafirmarse mediante el odio al contrario (ya hablé de algo parecido hace tiempo): si soy de Apple todo lo que hace Microsoft es malo, si soy linuxero Apple es el demonio cerrado, si soy del Madrid los del Barça son unos separatistas asquerosos, si soy del Barça los del Madrid son unos fachas, si no me gusta el fútbol todos sus seguidores son unos fanáticos descerebrados, si me gusta Alonso todos los antialonsistas son unos antiespañoles, si no me gusta Alonso todos los alonsistas son unos lameculos… lo peor es que lucen su odio con orgullo.

Pues que les vaya bonito.

Hoy es mi fake-cumple. Y como siempre desde hace 3 años, Salva me ha adelantado uno de sus regalos de cumpleaños (aunque para mi cumple aún falten 10 días): una taza termo de Starbucks. Mola! :)

Llegó el día de abandonar los 3^3 y recibir a los 2^2*7. 28 no es un mal número, pese a ser par tiene al 7 como divisor. Lo realmente malo del 28 es que está más cerca de los 30, pero qué se le va a hacer, el tiempo pasa hagas lo que hagas.

Este año tenía la esperanza de no tener que pasar mi cumple sola como el año pasado… pero el fúngol y la Champinyons se cruzaron en mi camino cuando programaron la final para el día de mi cumpleaños. Teniendo un novio fungolero, la cosa no pintaba bien. Y aunque yo suelo ser bastante zen con el tema del fúngol (a mí no me gusta, pero no me molesta que cada uno muestre su afición como la sienta), que me toquen mi día provoca que me acerque al radicalismo de Lord Zoltan.

Primero, Salva no quería perderse la final por ir a cenar conmigo. Después de arduas negociaciones, hace un par de semanas llegamos a un acuerdo satisfactorio para ambas partes: él iría al bar con los amigos, vería la primera y la segunda parte del partido y se iría a las 23h hacia un restaurante de Mataró para cenar conmigo. Si el partido se resuelve en los 90 minutos reglamentarios, kein problem; si hay prórroga, tendría que perdérsela. En todo caso, en la cena no se habla de fúngol (el resultado lo sabré por los pitidos o no de los coches :P).

El siguiente tema a tratar era el lugar donde celebrar nuestra cena tardía. Tenía que ser un sitio céntrico, un punto medio entre nuestro piso y el bar donde van con los colegas a ver los partidos. Tenía que ser un sitio que nos gustara, que fuera especial (no quería ir al japo cutre) pero no muy caro (que seguimos en economía pre-Japón)… al final acordamos ir a L’únic, un restaurante que han abierto hace poco al que fuimos para el cumple de Christian y que nos gustó bastante.

El domingo pasado llamé a L’únic… sin respuesta. El lunes lo volví a intentar… sin respuesta. Ayer lo intenté al mediodía:

[Cris] Hola, quería hacer una reserva para 2 personas, para mañana miércoles a las 23h.
[L’únic] A ver… pero… mañana… es 27… es la Champinyons!
– Sí, y?
– Es que mañana cerramos, por la Champinyons. A partir del jueves ya abrimos normalmente. [y a mí qué, yo quería mañana!]

Quizás soy muy inocente, pero nunca pensé que el país se paralizaría por un maldito partido de fúngol. Me puse histérica, se lo comenté a Salva por twitter, él me propuso otro sitio bastante chulo, llamé y me saltó el contestador diciendo que cerraban martes y domingos todo el día. Pasaba de esperar a hoy para saber si también eran fungoleros y seguimos buscando opciones.

La siguiente opción fue el Caminetto, un italiano al que sólo hemos ido una vez pero que nos gustó:

[Cris] Hola, quería hacer una reserva para 2 personas, para mañana miércoles a las 23h.
[Caminetto] A ver… mañana… podríais venir antes?
– No, no podemos. A qué hora cerráis?
– Cerramos a las 23h, pero es que… mañana… es la Champinyons, a lo mejor cerramos antes, no creo que se queden para esperar a 2 personas.

Mi ira crecía por momentos. A la mierda! Llamé a una opción que había descartado previamente por no ser especial (está todo muy rico, pero es en plan torrades, quesos y embutidos, quería algo más pijo :P), La Lluna:

[Cris] Hola, quería hacer una reserva para 2 personas, para mañana miércoles a las 23h.
[La Lluna] A ver… mañana a las 23h, 2 personas. Ei, mañana es la final de la Champinyons!
– Sí… estaréis abiertos?
– Sí, sí… tendremos el partido puesto, claro.
– Bueno, a las 23h esperemos que ya haya acabado!
– Sí, esperemos que el Barça ya haya ganado, no?
– Jeje, sí. [yo lo que quiero es cenar, el resultado me da igual!]

En fin, ha costado pero al final tendremos una velada especial, tal como yo quería (espero que no se tuerza nada más!). Salva ya me hizo su regalo anoche, un EyeTV Diversity que viene a sustituir a nuestro malogrado Hauppauge (el truco de la conexión en caliente dejó de funcionar en Semana Santa: cada vez que se enfriaba necesitaba más calor para arrancar, y esta vez no revivió ni dejándolo entre 2 discos encendidos más de 24 horas). Lo malo es que no funciona del todo bien, no sabemos si por defecto del aparato o por la última versión del EyeTV (aunque la del DVD es más antigua y tampoco funciona, y creo recordar que con el Hauppage sí funcionaba), el caso es que en algunos canales, la “calidad de la señal” se pone a oscilar (más bien saltar) entre 0 y 40%, y no reproduce el canal (aunque sintonizarlo, lo sintoniza perfectamente). Pero bueno, lo que mola es la intención, si no funciona se cambia, y… welcome back, TeleMonegal! I missed you 😉

Este viernes lo celebraré con mis amigas (tengo que reservar en un chiringuito del Paseo Marítimo de Mataró, espero no tener tantos problemas!), y el domingo vienen mis padres a comer a casa.

Actualizado 30.05.2009: gracias a todos por las felicitaciones (copiándole la idea a Pepe Ortuño he recogido las de twitter en una imagen). La celebración del miércoles estuvo bien, aunque me sentía un poco observada en el restaurante (estábamos completamente solos xD). La de ayer también, mis amigas me regalaron un neceser y un minilibro de japonés, mooola! Esta noche lo celebramos con los amigos de Salva, y mañana como decía el otro día con mis padres.