Cuando estábamos en Aachen, el regalo de despedida de los estudiantes en Philips era una camiseta, con fotos de gente que el homenajeado había conocido allí, el logo de Philips y una frase representativa de su estancia. La de Christian fue Don’t imitate, implementate, parecida al logo de Hugo Boss pero con el verbo (inexistente) que se había empeñado en utilizar durante toda su presentación (junto con otros verbos inexistentes acabados en -ate). Y al querer poner un título al día de ayer (improvisación) me ha venido a la mente el lema de Christian…

Ayer, como últimamente hacemos los viernes si yo no tengo guardia (es decir si hago intensiva), Salva y yo fuimos a comer al Starbucks (es lo que tiene trabajar cerca el uno del otro, que en 5 minutos le voy a buscar y vamos donde queramos 🙂 ). Los bocadillos están bastante buenos (yo me suelo comer un bocadillo a media mañana para aguantar hasta las 15h así que luego no tengo demasiada hambre, y a Salva por lo visto también le vale comer sólo un bocadillo :P), nos tomamos un frappuccino (pedir el mío este verano es todo un show: banana mocha sin mocha… es decir, frappuccino de banana con base de café pero sin nada de chocolate :P), nos sentamos en nuestro sofá (ayer estaba ocupado cuando llegamos, pero en cuanto quedó libre nos trasladamos)… y después el postre (yo soy animal de costumbres, el dulce de leche cheesecake es delicioso).

Salva cogió un periódico y empezó a buscar una crítica a una película que dijo que me gustaría. Le pregunté: va de frikis? Sip. Ya había visto en alguno de los gratuitos un artículo sobre Promedio Rojo, así que acerté rápido :P. Por lo visto en Barcelona sólo la proyectan en los AMC Diagonal Mar, y Salva me retó a ir a verla (una tarde, también en el Starbucks, me propuso ir al cine, pero al final lo desestimamos porque llegaríamos muy tarde a casa… sobre todo él). Yo tomé el reto y volví a coger el periódico para mirar los horarios. A las 18:35h había un pase (eran las 16h más o menos), así que podíamos acabar de comer tranquilamente, ir a Diagonal Mar a dar una vuelta (ninguno de los dos habíamos estado nunca en el centro comercial, aunque Salva pasa por delante cuando coge el Tram para ir al trabajo) y ver la película.

El centro comercial está bastante bien, aunque me lo imaginaba más grande (como decía la Ampariues en Oh! Europa :P). Lo primero que hice nada más llegar fue gastarme dinero :S, me compré una camiseta en la Promod (es curioso porque esta semana estuve pensando en pasarme algún día por la Promod de La Maquinista a mirar camisetas). Luego estuvimos mirando más tiendas pero no compramos nada más. En el cine, compramos las bebidas y las palomitas. En principio queríamos una de palomitas grande (no el bucket), pero con los menús nos salía más barato pillar el bucket. Inconceivable!

La película me gustó bastante. El punto de partida es como la típica película de instituto americana: están los pringaos y los populares, y estos últimos suelen hacerles la vida imposible a los pringaos. Llega una chica nueva de la que se enamora el héroe (un pringao)… pero ella empieza a salir con un popular. Pero si lo de héroe es literal, porque nuestro pringao es un friki fan de los cómics, que dibuja su propia vida en cómic en la que él es el héroe, y le añadimos muchas referencias a otros cómics y a Star Wars… tenemos una película muy divertida.

Actualizado 12:55h: si vas a ver la película, no te vayas hasta que acaben los créditos 😉

Al salir del cine cogimos el Tram y luego el tren hacia Mataró (es la primera vez que hacemos juntos ese trayecto en tren). Teníamos una reserva a las 22h y no valía la pena ir a casa, así que fuimos directamente. Fuimos a un restaurante de Cabrils, el mismo donde celebramos el cumple de Christian, la Pizzeria de l’Hort. Cenar gratis siempre viene bien!! Y por qué cenamos gratis? En este restaurante hacen un concurso, la foto del mes. Cuando estuvimos en el cumple de Christian nos hicieron una foto, nos pidieron nuestros e-mails, y pocos días después nos la enviaron, junto con las instrucciones para el concurso. El 10 de mayo teníamos que mirar el apartado correspondiente de la web para ver si nuestra foto había sido seleccionada, y si era así enviar un e-mail. El primero que lo enviara conseguiría una cena gratis para dos personas. Salva y yo, como buenos frikis, nos pusimos nuestras alarmas para no olvidarnos de la cita con intenné… Y el día 10, no apareció nuestra foto. Yo, como soy más friki, lo había estado mirando de vez en cuando, y me di cuenta de que esa foto llevaba tiempo colgada (o sea que podía ser que todavía no la hubieran cambiado), así que durante unos días lo estuve monitorizando. Pero la foto no cambiaba, así que lo dejé por imposible. El 19 de mayo, no sé por qué, me dio por volver a mirarlo y… voilà! Allí estábamos! (ahora no vayáis a mirarlo que ya la han cambiado :P) Así que rauda y veloz envié el mail. Tardaron una semana en contestar, pero me confirmaron que había sido la primera. Y ayer nos cobramos nuestro premio :).

Lo raro fue al final de la cena. Tomamos los postres, nos preguntaron si queríamos cafés y dijimos que no, estuvimos hablando un rato, pero no sabíamos si nos podíamos ir por las buenas, si teníamos que firmar algo conforme ya habíamos disfrutado de la cena gratis, o qué… Como los camareros no nos decían nada, al final le preguntamos a una camarera, que fue a preguntar y nos confirmó que nos podíamos ir… Al salir nos encontramos con la chica que lleva todo esto de la foto del mes (con la que yo había hablado por teléfono y nos habíamos intercambiado mails), que nos saludó y nos preguntó qué tal había ido todo. Muy simpática.

Acabamos en el bar de las caipirinhas, que ha cambiado de nombre (antes creo que se llamaba Continental y el nombre nuevo no lo recuerdo pero suena a tropical, aunque para nosotros siempre será el bar de las caipirinhas) y de decoración (me gustaba más antes), pero donde siguen haciendo caipirinhas buenas (no como las caipirinhas a la Peratallada, que consisten en hielo picado, lima y ron a saco :S). Y luego a casa, llegamos a Barcelona a la 1:30h (y a Salva todavía le quedaba volver a Mataró!).

Ayer me lo pasé genial, haciendo algo que no teníamos previsto pero que cumple a la perfección el objetivo de todo el fin de semana: pasar el menor tiempo en casa posible (mi hermana está de exámenes, lo que por lo visto significa que ocupe el comedor con su música a tope… la explicación de mi madre sobre por qué ocupa la mesa del comedor es que tiene el escritorio muy desordenado… no comments). Los planes para hoy para cumplir el objetivo son ir a La Roca a gastarnos más dinero, pasaremos la tarde allí. Y mañana, a las 16h me planto en casa de Salva para una maratón de House 😛

Lo más irónico es que hace 5 minutos que la música de mi hermana ha dejado de molestarme. Por qué? Porque hay otro vecino que la ha puesto más alta, y lo oigo por la ventana (que da al patio interior). Ahora me retiro a decidir si prefiero asarme de calor (o sea cerrar la ventana, aunque seguiría oyendo algo de música) o escuchar música que no es mía (al menos no es lolailo!).

Digues la teva!

XHTML: Podeu fer servir les següents etiquetes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>