Hace 10 años (oh my gods) escribí la historia de El 35. Está en medio del post, así que quoteo:

[flashback]
Séptimo de EGB. Yo me siento con Silvia, y delante tenemos a Mery y a Albert (un chico con el que tenía una gran rivalidad, era superdotado y le pasaron un curso, pero al final me cayó bien). A mí me gusta César, un chico que siempre va recogiendo cosas por el suelo y nunca hace caso en clase, es un caos. Silvia y Mery lo saben, pero no queremos que Albert se entere, por lo que Silvia inventa un código para que nos podamos referir a él sin que Albert sepa de quién hablamos. Codificamos su nombre en función del orden de las letras en el abecedario, así César quedaría 3520119, pero para abreviar nos quedamos con las dos primeras cifras: 35. Silvia sin saberlo había descubierto la criptografía!
[/flashback]

El número 35 me ha perseguido más allá de César. Supongo que también era porque me fijaba, pero veía treintaycincos por todas partes. Daba la casualidad de que delante del instituto paraba un autobús de ese número, así que también era normal. Ahora ya forma parte de mi vida, cuando me registro en algún sitio y no está disponible mi nick (Lady Madonna o alguna de sus variantes: sin espacios, con guiones…), le añado el 35 al final.

El 35 sigue persiguiéndome. Y en los próximos 365 días va a ser mi edad. 😱

Os dejo, que tengo una película por ver (este año ya la he visto una vez, cuando estuve enferma…).

2 comentaris a “35”

  1. Children at your Feet » Arxius » meet crocky… and (her) little sis va dir...

    […] 35 […]

  2. Children at your Feet » Arxius » 2016 va dir...

    […] 35 […]

Digues la teva!

XHTML: Podeu fer servir les següents etiquetes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>