Arxius de la categoria 'i’m blogging this!'

Este año hemos tenido cuatro bodas. La edad no perdona, y cuando llegas a los 30 todos los amigos empiezan a casarse. Anteriormente, Salva y yo habíamos estado en 2 bodas: la primera en 2006, de un compañero suyo de trabajo, y la segunda en 2009, una amiga mía que se adelantó a esta edad media de casarse.

La primera en conocer y ser invitados fue la de Alchapar y María, hace ya más de un año, con ese “Una boda y un A que no hay huevos a…“… nos hizo mucha ilusión, los primeros amigos 2.0 en casarse. Y nos lo pasamos genial el 20 de agosto en la #bodalchapidal (y el día antes y después con otros grandes amigos), fue una gran edición especial de Frappuccinos&Blogs (sin frappuccinos, ejem xD).

Las dos siguientes vinieron juntas: dos amigos de Salva de la universidad (a los que yo había visto una vez, y a las novias ninguna), curiosamente los dos de Girona. Uno se casaba en junio y el otro en septiembre. Para mí estas dos fueron más de compromiso, ya que como digo no conocía ni a los novios ni a ninguno de nuestros compañeros de mesa, aunque no me lo pasé mal.

La última en anunciarse, y en celebrarse, fue la de Christian y Laia. Christian es un amigo de toda la vida de Salva, pero también es amigo mío ya que coincidimos en Aachen (los dos fuimos a hacer el PFC a la Philips). De hecho, conocí antes a Christian que a Salva, que era el amigo de Christian que también estaba haciendo el PFC en Philips. Así que podéis imaginar la ilusión que nos hacía. Además, eran los primeros del grupo de amigos de Salva, por lo que la ilusión ha sido colectiva. Y de hecho ha sido la boda más espectacular, por las ganas que hemos puesto en hacer cosas divertidas tanto los novios, como sus familias y los amigos de ambos. Nos lo dijeron en marzo, y se casaron el 23-24 de septiembre (si hubieran tenido twitter entonces – se lo han hecho justo después de casarse, @christian_fobu y @laia_rf -, el hashtag habría sido #bodagitana :P). El 23 fue la previa, en petit comité (unas 40 personas) y vestidos de calle, asistimos a la ceremonia civil en el Juzgado y luego nos invitaron a comer. Y el 24, la festa grossa, con mucha más gente y ya de gala, cena pica-pica y sin esa cosa tan horrorosa que son las ceremonias paripé que se hacen en muchas bodas (un actor oficia la ceremonia civil como si estuvieras en el Juzgado, pero de mentira… los papeles los firmas antes o después en el Juzgado de verdad), sino unas palabras de los novios, familiares y amigos. Muy bonito.

Y también muy divertido, sobre todo por las sorpresas que preparamos entre todos (familia y amigos), meses preparándolas pero quedaron genial: un Què Tenim ambientado en la pareja (primero vimos el vídeo, acabamos llorando de la emoción… y luego las tomas falsas, para seguir llorando de la risa), y especialmente, el flashmob, con el que los novios fliparon. Una mano inocente (Laia) sacó una papeleta de una bolsa (100 papeletas con el nombre “Koko”), y a Koko le tocó “hacer un baile para los novios”. Empezó a sonar Firework, y Koko empezó a bailar, como vergonzoso, hasta que en la segunda estrofa se unieron los hermanos de los novios (la cara de Christian y Laia, impagable), con una coreografía perfectamente estudiada (y ensayada!), y luego cada vez se iba añadiendo más gente (éramos unos 40!)… y lo mejor, cuando ya estábamos todo el mogollón y ellos pensaban que ya estaba, se unieron los padres. Quedó genial… lástima que a alguien se le olvidó de dar al REC y no hay vídeo de esa primera vez 😛 Menos mal que hubo una segunda (para grabarlo en vídeo), una tercera (cuando el DJ la pinchó en medio del baile… aquí ya bailando todos desde el principio, y los novios también), y una cuarta (cuando el DJ ya se había marchado, pegamos el iPhone de Salva al micro y bailamos y cantamos todos). Brutal, lo mejor de toda la boda. Lástima que no esté colgado en ningún sitio, quedó bastante bien.

Llegeix la resta del post »

En diciembre pasado se me acabó la permanencia con Movistar. Después de pelearme con Atención al Cliente para conseguir una rebaja en la factura y solo conseguir que me dejaran la tarifa de datos al 50% (el mínimo de voz lo seguía pagando), aguanté un mes hasta irme a un OMV. Primero a Simyo, pero a pesar de que me cayeron muy bien y de que era el que me salía más barato, la cobertura (especialmente por donde yo me muevo, Maresme y Vallès) dejaba mucho que desear (en los FGC era horrible, medio trayecto sin cobertura y el otro medio con GPRS a lo sumo), así que después de otro mes me pasé a Pepephone.

La cobertura de Pepephone (Vodafone) es bastante mejor que la de Simyo (Orange), pero no tan buena como la de Movistar. Pero teniendo iPad 3G (con Movistar, Salva sigue con ellos y contratamos el servicio MultiSIM) no me preocupa no tener cobertura en sitios concretos (cuando tuve Simyo todavía no tenía el iPad 2, pero igualmente era mucho más molesto).

Y Pepephone como empresa también me cae muy bien. Pero no solo a mí, es el OMV buenrollero por excelencia. Son cachondos, quizás algo arrogantes pero lo que dicen en esa carta de valores es verdad. El 25 de agosto hubo un corte de 65 minutos en la red 3G (yo ni me enteré porque estaba en London :P), 4 días más tarde enviaron una carta a todos los clientes informando de un descuento (al que no estarían obligados por la duración del corte) en la factura de septiembre (no les daba tiempo a hacerlo en agosto :P).

Personalmente, en su twitter me han ayudado un par de veces. La última vez fue cuando volví de London, al aterrizar metí mi SIM de Pepephone (en UK estuve usando una de Three para tener datos) pero al intentar conectarme a internet me decía que no tenía ninguna tarifa contratada. Desde el iPhone de Salva les envíe un par de DMs con la información de mi línea para ver si pasaba algo raro, esperando que me respondieran por la mañana (esto era a las 22h o así)… y en 20min no solo tenía respuesta, sino que mi problema estaba solucionado (resulta que soy un poco tonta y no caí en que a diferencia de UK, donde la configuración de la conexión se actualiza automáticamente vía OTA, aquí no es así, al menos con los OMV y los iPhone :P). Así que si hablo bien de ellos no es porque me paguen, sino porque molan. Pero cuando no molan también hay que decirlo 😛

Al volver a trabajar después de las vacaciones noté que el iPhone se quedaba tonto en el trayecto desde la estación de FGC hasta mi oficina. Ahí siempre había tenido GPRS, pero ahora no tenía nada de datos, y a veces incluso me quedaba sin cobertura de voz. El display del iPhone iba a su bola, a veces mostraba el circulito de GPRS o unas cuantas rayas de voz, pero era mentira, a la que ponías y quitabas el modo avión se quedaba sin servicio. Lo comenté en twitter como una curiosidad (no es un problema grave, son 10 minutos de trayecto en los que no puedo twittear… peor fue este martes que me dejé el iPhone y el iPad en casa y no pude twittear en todo el día… monooo!!! :P), y @pepephone, atentos como siempre, me pidieron más información para consultar con Vodafone si había una incidencia en la zona.

La semana pasada recibí un correo de Atención al Cliente de Pepephone solicitando prácticamente la misma información que había dado a la gente de twitter. Una vez más, respondí con todo el detalle que pude dar. Ayer recibí una llamada de Atención al Cliente, y me decepcionó un poco, no por la no-solución (con asterisco, more on that later) sino porque el que me llamó era un lorito que no razonaba.

Empezó con un “lamentablemente, Vodafone no ofrece 3G en la zona”. Le expliqué que mi problema no era con el 3G, sino con no tener ni siquiera 2G, ni voz, cuando antes tenía voz y GPRS. Volvió a repetir “lamentablemente, Vodafone no ofrece 3G en la zona”, añadiendo “entendemos perfectamente si desea marcharse”. Después de reírme por eso (no me voy a ir de Pepephone porque 20 minutos al día no tenga cobertura :P), insistí en que el problema NO era de 3G, y él cambió ligeramente el discurso, diciendo que era una zona de baja cobertura. Entonces volví sobre el dato de que era un problema reciente, que yo siempre había tenido cobertura de voz, hasta hace 2 semanas. Vuelta al principio, “lamentablemente, Vodafone no ofrece 3G en la zona”.

Conversación de besugos. Hice un último intento, preguntando directamente si Vodafone les había dicho que hubiera una incidencia en la zona… me dijo que sí, pero creo que fue más por quitárseme de encima que por convencimiento. Y ahí lo dejé por imposible. Eso sí, el chico muy amable, con muchas disculpas y lamentamos las molestias.

En definitiva, una incidencia que habían abierto ellos proactivamente (positivo) acabó de la manera más tonta, con una pequeña decepción por una llamada de alguien que no sabe razonar (negativo).

La guinda final es muy irónica, y recupero el asterisco que puse hace unos cuantos párrafos: precisamente ayer no solo recuperé la conexión de datos, sino que empecé a tener 3G. Sé que fue ayer, porque desde que lo detecté, voy siempre con el iPhone en la mano poniendo y quitando el modo avión para forzar la búsqueda de red.

Actualizado 16:50h: ni dos horas han tardado desde Pepephone en decirme algo por twitter 🙂 La información de que disponían era concretamente: “VF argumenta que no tiene cobertura en esa zona (lo hemos preguntado 2 veces)”. A mí el chico de Atención al Cliente me dijo 3G, imagino que fue un error, y en todo caso mi problema fue que no razonara. Pero vamos, si Vodafone no colabora ellos poco pueden hacer en temas de cobertura. Vodafone tampoco les ha avisado de que ya volvía a funcionar…

Post rápido para decir que por fin estamos de vuelta de Los Angeles, y que aunque la vuelta haya sido muy accidentada (hemos llegado un día y pico más tarde, a ver si algún día lo explico detenidamente, de momento y hasta que se borre de la caché de búsquedas de Twitter tenéis la explicación en directo en el hashtag #IberiaFAIL) ha tenido dos puntos positivos:

  • Cambiar el vuelo de Iberia LAX-MAD-BCN por un British Airways LAX-LHR-BCN nos ha permitido hacerle una visita relámpago a Samuel. Nos ha hecho mucha ilusión verle (guapo!) y charlar tomando un café delicioso (en una cafetería, sí… una cafetería es un sitio donde se hace café! :P). Y me ha encantado su regalo de cumpleaños, mi zumo favorito del Marks&Spencer (manzanaaa!) que me prometió que me compraría en agosto (cuando el Comando Barcelona le visitemos) pero al vernos antes me lo ha adelantado 🙂
  • Llegar a Barcelona y encontrarse esto no tiene precio. A Pere le esperábamos (muchísimas gracias por venirnos a buscar!), pero el comité de bienvenida de Cris y Toni ha sido una sorpresa totalmente genial.

    Bienvenidos!, by Malegrya on Flickr

Love you bros! 🙂

Y me voy a dormir 😛

Lo diré claramente: hasta hace un par de meses, no conocía The Rocky Horror Picture Show (para abreviar, RHPS). El nombre me sonaba, pero por el nombre lo asociaba a peli de terror y como no soy nada fan de este tipo de peli (salvo parodias), no me atraía nada.

En esto que llegan los de Glee (serie infravalorada por muchos e idolatrada por otros; yo me lo paso teta viéndola: las canciones molan y no es una serie de instituto, es una parodia retorcida y sarcástica de los tópicos de las series de instituto) y se marcan un capítulo homenaje a RHPS en Halloween. No esperaba mucho del capítulo, pero de repente:

  • Emma explica que fue a un pase de medianoche de RHPS y en el flashback se ven pistolas de agua y objetos volando por la sala de cine.
  • Las canciones son muy rockandrolleras (I love Rock&Roll), muy pegadizas y con letras hilarantes.
  • Meat Loaf (cantante fetiche de Salva) hace un cameo.
  • En el musical que preparan (Rocky Horror, por supuesto) hay un nerd, un travestido (grande Mercedes), un jorobado de Notre Dame (Kurt sin falsete!), unas criadas con peinados imposibles, un tío rubio con calzoncillos dorados (solo calzoncillos) y un motero que sale a escena rompiendo una pared (tío Jesse!).

Me quedé flipando con el capítulo. Tanto, que ese fin de semana (y con la excusa del cameo de Meat Loaf) volví a verlo con Salva. Y empecé a buscar vídeos de YouTube de la peli original, y buscar información… y descubrí que no solo RHPS no es una peli de terror, sino que el flashback de Emma es lo más light que sucede en una proyección de RHPS.

La curiosidad me dominó y me la bajé enseguida, y ese mismo fin de semana (el lunes, que era finde largo) la vimos. Ele O Ele. Resumen básico del argumento: Brad y Janet se prometen justo después de una boda, van a visitar a un antiguo profesor, pinchan la rueda en el camino y acaban en una mansión con una especie de Dr. Frankenstein y unos tipos muy raros. Y más cosas, que no digo porque ya entran en el terreno de los spoilers. Es todo muy surrealista (empezando porque Tim Curry se tira media peli de esta guisa, y Brad y Janet en ropa interior), hay que verla con el ánimo adecuado porque si te esperas algo medianamente serio o con un argumento coherente, mejor no la veas. Pero yo disfruté como una enana, es tan delirante… y las canciones son brutales.

Llegeix la resta del post »

Agosto 2010. Anuncian la apertura de una nueva Apple Store en London, una ciudad que me encanta (he ido ya 6 veces, la última el fin de año pasado, y al aterrizar en Barcelona lo primero que pregunté fue “cuándo volvemos?”). Es más, esa Apple Store está en Covent Garden, uno de mis rincones favoritos, es la más grande de Europa y por las fotos y vídeos parece de las más bonitas que he visto. Sin pensármelo mucho, como un acto mecánico, abro Trabber y busco vuelos, por ejemplo, para el puente de diciembre. Por curiosidad, como he hecho otras veces (Trabber es mi página de cabecera, cuando se me ocurre una idea loca entro enseguida).

Al día siguiente, comento en una cena familiar la apertura de la Apple Store (el cuñao es maquero, y un poco fanboy :P), y que hay vuelos no excesivamente caros para ir a visitarla. Inmediatamente tengo al cuñao y a la suegri interesándose por el tema. Y es que hace años que los suegris tienen ilusión por hacer un viaje familiar a London, pero por circunstancias familiares siempre se acababa posponiendo 🙁

Dos semanas después, ya tenemos los billetes (somos 6: suegris, cuñaos y nosotros). Bien, esta vez sí. Buscamos hotel, inicialmente reservamos uno en Booking (el Trabber de los hoteles :P) pero luego encontramos otro más barato. El único problema es que no está en Booking: hay que reservarlo en Atrápalo, pagando un 10% ahora y el resto un par de semanas antes del viaje. Es decir, prepago. “Venga, va, si vamos a ir seguro, pillemos ese!” Lo reservamos.

También quieren ir a un musical, y como los suegris no saben mucho inglés, nos decidimos por Grease, que ya han visto la peli y saben de qué va. Prefieren comprar las entradas desde casa, ya que no se fían de que vayamos a encontrar entradas en los puestecitos de Leicester Square con tan poca antelación. Las compramos. Y también los tickets del Gatwick Express para ir del aeropuerto a Londres, ya que hay un descuento 3×2.

Fast forward, 1 de diciembre (día D-3). La nieve colapsa UK, y cierran Gatwick durante unas horas. Algunos se empiezan a preocupar, para mí no tiene sentido porque aún faltan 3 días y las condiciones meteorológicas pueden variar muchísimo (o no, pero no se puede saber). Día 2 (D-2), Gatwick no abre. Se suspenden todos los vuelos hasta, al menos, el día 3 (D-1) a las 6h. PÁNICO.

Llegeix la resta del post »

Desde que vivo en Mataró, tengo por costumbre pasar por el Starbucks los viernes a pillar la comida (normalmente un sandwich y una ensalada), así llego a casa y no tengo que ponerme a cocinar. Hace unos meses, cambié esta rutina por la de comer en un japo con Toni Maquero y Malegrya (esto luego derivó en Friday&Sushi :P), y desde que @malegrya ya no puede quedar para comer, solemos quedar @tonimaquero y yo en el Starbucks. Así que en cierto modo he vuelto a comer de Starbucks los viernes, aunque en lugar de llevármelo a casa me quedo allí.

Y mola, porque a veces nos encontramos a @jorx, o a @unamito, o luego vienen Malegrya o Salva… y alguna vez nos hemos tirado ahí toda la tarde. El día que estrenábamos iPad, acabamos en Gran Vía 2 tomando un helado en la Farggi… empezamos Toni y yo buscando funda para nuestros iPads: nada en la Fnac, nada en El Corte Inglés… y si vamos a Microgestió? Pues para allá que nos fuimos, y al final nos compramos la misma funda, sin mucho convencimiento (un mes después, sigue sin convencernos a ambos, pero seguimos sin encontrar una mejor :S). Y llamaron Malegrya y @savior1980, y quedamos en Gran Vía 2… fue una tarde genial.

Este viernes pintaba diferente. Tenía que ir al dentista, y no sabía lo que me haría así que pasar por el Starbucks parecía poco factible (por otro lado, Toni está en New York, por lo que quedar con él para comer estaba descartadísimo :P). Llevaba muchísimos años sin visitar al dentista (pánico es poco), pero hace una semana me empezó a doler una muela del juicio y mi suegro (médico de cabecera) me dijo que debía visitarlo. El horror.

Salva me acompañó (aprovechó para hacerse una revisión general), y cuando estábamos en la sala de espera aparecieron… su madre y su hermano. Que al cuñao también le había empezado a doler una muela, y como el dentista es amigo de la familia, se habían apuntado a nuestra cita. Entró primero Salva (que no tenía nada), luego me llamaron a mí (Salva se quedó conmigo)… yo nerviosísima (temblaba sólo de sentarme en la silla), me hicieron una radiografía y nada, que la muela está un poco torcida, que ya no saldrá más pero que me dolerá de vez en cuando, y que quitarla o no es decisión mía (obviamente, mi decisión es no; si me duele cada poco ya veremos, si es cada mucho ni me lo planteo). Como curiosidad, al dentista le hizo gracia que tanto Salva como yo conservamos un par de muelas de leche (porque no tenemos las definitivas… algo que por lo visto es genético, así que nuestros futuros hijos tienen un 100% de posibilidades de que les pase lo mismo :P). El que no tuvo tanta suerte es el cuñao… a él sí le tienen que quitar la muela del juicio 🙁

Total, que entre unos y otros, al salir del dentista ya no me daba tiempo a volver a la oficina, así que mi suegra me dijo que me llevaba a casa (Salva sí tenía que volver al trabajo, tenía una reunión). Saliendo del parking, el cuñao dijo que podríamos ir a comer a un japonés… y a mi suegra y a mí nos faltó tiempo para decir que sí. Fuimos a uno cerca de casa al que Salva y yo somos bastante aficionados, pero del que nunca había probado el menú de mediodía… y está bastante bien, la verdad.

Luego, el cuñao tenía que ir a buscar a los abuelos a Manresa (esa noche celebrábamos su santo, que fue la semana pasada – Sant Pere – pero Salva estaba en San Diego), y me ofrecí a acompañarle. Así que fuimos a casa de los suegros, cogimos el coche del cuñao y cap a Manresa. Pere me decía que como recompensa, me invitaría a un Starbucks (sabe que me encanta, aunque él no acaba de entenderlo… no lo ha probado nunca)… y yo dije “el de La Roca?” Dicho y hecho, paramos en el Starbucks de La Roca (está de camino), él probó el dulce de leche cheesecake (best cake ever!), y yo disfruté de un frappuccino de caramelo. Nyam! La tarta le encantó, lástima que no quiso probar el frappucino (la muela le dolía mucho con lo frío).

Después llegamos a Manresa, recogimos a los abuelos, nos chupamos un caravanón de vuelta (viernes, verano, dirección a la Costa Brava… mala combinación :P), llegamos a Mataró y Pere nos dejó a los tres (los abuelos tienen un piso en Mataró, muy cerca de donde vivimos Salva y yo). Y por la noche, Salva y yo les llevamos a casa de los suegros, donde celebramos Sant Cuñao con toda la familia. Yo acabé molida, pero me lo pasé genial.

Total, que empecé el día con pánico y acabé en Manresa, pasando por un Starbucks… me encantan los viernes imprevisibles! Me acordé mucho de otro viernes que también acabé haciendo tonterías con Salva (hace ya 4 años de eso? :S).

Cuando Aitor y Leire estuvieron en Barcelona en febrero, el Comando Catalán (Toni, Cris, Salva y yo) ya empezamos a pensar fechas para devolverles la visita (y celebrar la segunda edición de la Bilbo Wasabi). La primera que nos cuadró a todos fue el fin de semana del 23 de abril, así que a finales de febrero compramos los billetes.

Por otro lado, en un Friday&Sushi (tengo que hablar de esto algún día… en resumen, el Comando Catalán pretendemos visitar todos los japos de Barcelona, uno por semana) a principios de abril, Toni cometió el error de traerse el MacBook. Después del japo, fuimos al Starbucks, empezamos a hablar del iPad (que saldría a finales de abril), de lo guay que sería comprarlo en una Apple Store, recordamos que Samuel estaría en París a principios de mayo por trabajo… y sin darnos cuenta Toni ya había sacado el MB y estaba mirando vuelos a París. Nos engañó, nosotros no queríamos! 😛

Y así quedó todo, iríamos a Bilbao en abril, a París dos semanas más tarde, veríamos a Samuel (que para vivir a 300km de nosotros, últimamente quedamos en el extranjero: Londres en fin de año, París en mayo… dónde será la próxima?), tacharíamos una nueva Apple Store de nuestra lista y nos traeríamos un iPad bajo el brazo. Un plan perfecto.

Pero no tardaría en desmoronarse todo.

Llegeix la resta del post »

Hace ya casi 2 años que uso Google Reader (GReader para los amigos), y aunque sigo pensando que no funciona del todo bien y que le faltan cosas, el aspecto social se ha vuelto todo un divertimento (os preguntabais dónde me meto para tener tan abandonado mi blog? He aquí la respuesta :P), gracias a los compartidos y, sobre todo, a los comentarios.

Alguno podría decir que le robamos los comentarios al post original, ya que en lugar de aumentar el ego del autor con un comentario en su post nos montamos nuestro corrillo particular, pero la gracia es precisamente que acabamos comentando cualquier cosa menos el post original, que queda en una mera excusa para hablar de otro tema. GReader es un offtopic en toda regla.

Y para muestra, un botón:

Google Reader

A veces se nos va demasiado la pinza. Fue divertido mientras duró, pero luego se descubrió que la noticia era falsa y en lugar de seguir rapeando se pusieron a comentar sobre la noticia en sí (habrase visto!!).

Lo único malo de todo esto es la volatilidad de esta información, ya que los compartidos no tienen permalinks y la búsqueda no incluye los comentarios (las notas sí), por lo que si recuerdas una conversación por algo que se dijo en los comentarios pero no tiene nada que ver con lo que decía el post original (algo que como decía antes, pasa más veces de las que os podéis imaginar), ya puedes ir olvidándote de recuperarla (es uno de los fallos de GReader que comentaba). Así es como se pierden fantásticos tochos como el de la multitarea y los sistemas de archivos (afortunadamente, @eduo lo resumió en su blog) o el de los pisos (en este caso se perdió en la inmensidad de GReader, pero me queda lo que aprendí con @eduo y @alexvega).

Larga vida a GReader!

p.s. Feliz Sant Jordi a todos. Esta tarde partimos hacia Bilbao para celebrar el segundo Bilbo Wasabi, yay!

Meteosat 09.03.2010 (Gran Nevada Barcelona 2010)

Desde casa, con la calefacción a tope, no puedo dejar de explicar mi batallita de ayer, como ya han hecho otros.

La mañana empezó como cualquier otra. Con lluvia, pero nada raro. Salva había decidido ir en tren (trabaja en un polígono industrial de El Prat, y el transporte público hasta allí es engorroso, así que muchos días va en coche), así que nos despedimos en Plaça Catalunya, yo salí de la Renfe y cogí el FGC hacia el Cliente (en un polígono industrial de Sant Cugat… por suerte, las oficinas del Cliente están al lado de la estación de FGC). Como siempre, escuchando algún podcast y jugando a algún juego… hasta que a la altura de La Floresta me dio por levantar la vista del iPhone, y vi que nevaba. Qué ilusión!

Al llegar al Cliente seguía nevando, y los jardines del recinto del Cliente tenían una fina capa de nieve, que aún dejaba entrever el verde de la hierba. Bonito. En la sala donde trabajo (que hasta el lunes pasado compartíamos con el CallCenter principal de la compañía, unas 40 personas, pero que fue trasladado a otro edificio y ahora sólo ocupamos 9 personas de informática y telefonía, con lo que cualquier conversación entre dos personas se convierte en comunitaria a los 2 segundos) las actitudes eran diversas: desde la completa ilusión de uno de los de telefonía (que lamentaba que las chicas del CallCenter estuvieran tan lejos porque si no saldría con ellas a tirarles bolas de nieve), hasta la negatividad de una de las de informática (que no vino, siempre que nieva o amenaza con nevar se niega a salir de casa), pasando por la impuntualidad (debida a los problemas en la carretera), la neutralidad (mira cómo llueve! A ver si para un poco!) y el cachondeo (vamos reservando habitación en el Novotel de aquí al lado?) de otros.

Llegeix la resta del post »

Llevamos ya 2 añitos en nuestro pisito, pero hoy hemos sufrido lo que siempre habíamos temido pero no nos había pasado hasta ahora: dejarnos las llaves dentro de casa. Para evitar que esto se convierta en un drama, mi suegra tiene una copia de las llaves… pero esto no ayuda si donde has dejado las llaves es en la cerradura. Por dentro.

La cosa ha sido así: me levanto, me ducho, despierto a Salva, se ducha, desayunamos, cojo mis llaves, abro la puerta, salgo, llamo al ascensor, Salva cierra la puerta…

Mierda! Me he olvidado las llaves!

Mientras caminaba de nuevo hacia la puerta y metía la llave en la cerradura, ha pasado por mi cabeza a cámara lenta la imagen de mí misma saliendo por la puerta 2 minutos antes… viendo las llaves de Salva en la cerradura. Obviamente, mi llave no entraba completamente ni podía girarla. Desesperación. Qué hacemos?

Íbamos justos de tiempo para llegar al trabajo, así que hemos decidido irnos y ya tendríamos todo el día para pensar soluciones. La obvia, llamar a un cerrajero. Pero a cuál? Cómo buscar uno en Mataró desde Barcelona/Sant Cugat? Por internet? Estaba muuuy cabreada, porque además había quedado para comer con una amiga a la que hacía un montón que no veía y no quería cancelarlo, y Salva no sabía a qué hora podría escaparse del curro, y no me hacía gracia tener la puerta así todo el día… al fin y al cabo, no estaba cerrada con llave, y oyes muchas historias sobre ladrones que te entran en casa por la noche si no has echado la llave y te lo roban todo mientras duermes.

Cuando nos hemos separado (yo iba a los FGC y Salva seguía en Renfe hasta Sants), se me había pasado un poco el cabreo y lo he twitteado. Enseguida varios usuarios me han sugerido que antes de llamar al cerrajero, probáramos nosotros mismos a abrir la puerta. Sí, amigos, lo de abrir puertas con una tarjeta de crédito no es sólo de película. Después me han dicho que era más fácil con una radiografía que con una tarjeta de crédito, he googleado y he leído un montón de historias de gente que se ha dejado las llaves dentro y viene el conserje o un vecino y abre la puerta con una radiografía. Amazing.

Llegeix la resta del post »